5 Diferencias Entre Caminar En La Carne y Andar En El Espíritu

5 diferencias entre caminar en la carne y Andar en el Espíritu

¿Qué significa caminar en la carne y andar en el Espíritu? ¿Qué dice la Biblia acerca de las diferencias entre los dosí

Andar en el Espíritu

Pablo escribe caminar en el Espíritu con una “E” mayúscula lo que significa que la palabra Espíritu tiene un significado de sustantivo propio que es de Dios el Espíritu Santo del que se habla en Colosenses 1: 9-10 “Y así, desde el día que lo oímos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para caminar de una manera digna del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios. “Si un creyente está caminando” de una manera digna del Señor “y es” totalmente agradable a Él “, entonces estará “llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios” por lo que alguien que está caminando en el Espíritu de Dios estará produciendo buenos frutos que demuestran que él o ella está caminando en el Espíritu y que también está “creciendo en el conocimiento de Dios.” Esto significa que ellos tendrán necesariamente una sed y un hambre de la Palabra de Dios y estarán leyendo su Biblia, estudiando la Palabra, escuchando las enseñanzas bíblicas, y como consecuencia, creciendo en el conocimiento de Dios. David tuvo esta hambre y sed también, por lo cual escribió en el Salmo 42: 1-2 que “Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira mi alma por ti, oh Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo.” Esto nos da una imagen de un ciervo que ha estado caminando hacia las corrientes de agua, lo cual es indicativo de tener una sed no sólo por la Palabra de Dios, sino por justicia. Esto se une con un hambre de Dios y cualquier persona que tiene hambre de Dios está devorando la Palabra de Dios, que es el pan de cada día que todos necesitamos para sostenernos en nuestro caminar diario con Dios. Charles Spurgeon dijo que “No somos justificados por la manera de nuestro caminar, sino por estar en Cristo Jesús.”

Caminar En La Carne

Pablo le dice a los Gálatas de la que “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,  5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.  5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. 5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. (Gl 5, 22-25). Lo mismo que vivir por el Espíritu o mantenerse “en andar con el Espíritu” es caminar en el Espíritu o ser controlado por el Espíritu de Dios por no ceder nuestros cuerpos a “la carne con sus pasiones y deseos.” Pablo revela que la evidencia de un creyente es la fidelidad, mansedumbre, dominio de sí mismo y otros frutos y que “los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.” Si no lo han hecho, entonces no crucifican la carne, sino caminan en la carne. Al caminar “por el Espíritu” no vamos a “satisfacer los deseos de la carne” (Gálatas 5:16). Cuando no estamos caminando en el Espíritu de Dios, vamos a gratificar los deseos de la carne así que esa es la diferencia entre caminar en el Espíritu y caminar en la carne. Los frutos u obras que producimos dan evidencia de que estamos caminando en el Espíritu, o caminado en la carne. Así es como podemos saber si estamos o no estamos caminando en el Espíritu. Es por eso que Pablo escribió “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne” (2 Co 10, 3), porque (2 Co 10: 4).

diferencias-caminar-carne-andar-espiritu.jpg

Andar En Espíritu y Caminar En La Carne

Consecuencias de Caminar en la Carne

Pablo tenía gran preocupación por todas las iglesias para que no caminaran en la carne, porque las consecuencias son muy graves y el costo muy alto a ser pagado, la muerte (Romanos 6:23). Él continúa en Romanos 8: 4-8 diciendo que Jesús “condenó al pecado en la carne” (Ro 8, 3) por lo que no debemos “caminar según la carne, sino conforme al Espíritu. Porque los que viven conforme a la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu piensan en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. La mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujetan a la ley de Dios; de hecho, no puede. Por esto los que viven según la carne no pueden agradar a Dios “.

Por la muerte de Jesús por nosotros “somos deudores, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne. Porque si vivís conforme a la carne, moriréis, mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios “(Rm 8, 12-14) el que vive en la carne recibirá la muerte como paga, pero si vas a caminar “por el Espíritu “usted” tendrá que hacer morir las obras de la carne “y vivirá. Pablo estaba persuadido de mejores cosas acerca de los cristianos en Roma, porque dijo “Ustedes, sin embargo, no estáis bajo la carne sino bajo el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios habita en vosotros”, sin embargo “El que no tiene el Espíritu de Cristo no es de él “(Ro 8, 9).

¿Andar en el Espíritu o la carne?

Volviendo a la carta de Pablo a los gálatas les dice “andar en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y los deseos del Espíritu es contra la carne, y éstos se oponen entre sí, para que no hagais las cosas que quieres hacer. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley “(Gl 5, 16-18). Si estamos caminando en el Espíritu o como Pablo manda la iglesia “según el Espíritu”, que es lo mismo, no vamos a “satisfacer los deseos de la carne.” Lo contrario es cierto … si no estamos caminando en el Espíritu, entonces estaremos caminando en la carne y el fruto de “las obras de la carne [que] son evidentes: inmoralidad sexual, impureza, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, divisiones , envidias, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas “(Gl 5: 19-21).. Nuestras obras muestran en que espíritu estamos caminando … ya sea en las obras del Espíritu o en las obras de la carne.

Cinco Diferencias entre caminar en la carne y andar en el Espíritu

Para resumir, podemos ver la evidencia de si estamos caminando en la carne o en el espíritu de la siguiente manera:

  1. Aquellos que tienen el Espíritu de Dios producen frutos que revelan si son hijos de Dios o no. Si no hay frutos espirituales, entonces Dios no es su Padre.
  2. Los que andan en el Espíritu, han crucificado la carne y no se someten a los deseos de la carne, pero los que no andan en el Espíritu entristecen al Espíritu y las obras que producen tienen el pago respectivo y es la muerte (Romanos 6:23).
  3. Los que andan en la carne viven según la carne demostrando lo que hacen sus obras, los que tienen el Espíritu de Dios demuestran que son de Cristo, mediante la evidencia de una vida como la de Cristo.
  4. Los que andan en la carne producen los frutos de la carne como la fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, divisiones, envidias, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas “(Gl 5: 20-21a) pero los que andan en el Espíritu” no van a satisfacer los deseos de la carne “(Gálatas 5:16).
  5. Los que “hacen morir las obras de la carne” (Rom 8:13) están realmente caminando en el Espíritu, pero los que no tienen el Espíritu de Cristo, no lo hacen “por que no son de él” (Romanos 8: 9).

Conclusión

Si nunca has nacido de nuevo (Juan 3: 3), entonces la ira de Dios esta sobre su vida (Juan 3:18, 3: 36) y todo lo que haga nunca podrá agradar a Dios, porque “Los que andan en el carne no pueden agradar a Dios” (Ro 8, 8). Si usted rechaza a Cristo, ha rechazado su única esperanza de vida eterna y la paga por esa elección es la muerte eterna (Romanos 6:23). Porque todos han pecado (Romanos 3:23) Jesús vino a la tierra y nació de una virgen, vivió una vida sin pecado, pero se hizo pecado por nosotros, por eso cuando Dios el Padre nos mira, Él no ve nuestro pecado, pero Él ve la justicia de Cristo y Él imputa su justicia a nosotros (2 Co 5:21). Hoy, si usted ha oído su voz, arrepiéntase y confié en Él, porque hoy puede ser su día de salvación (2 Co 6, 2). Si no lo hace, y Jesús regresa antes, se enfrentará a una eternidad sin Cristo y a la ira eterna de Dios (Apocalipsis 20: 11-15).

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

8 comentarios

  1. Yolanda Anzola Real

    EXCELENTE TEMA VIVIR EN LA CARNE O VIVIR EN EL ESPÍRITU ME HA HECHO REFLEXIONAR EN MUCHAS ACTITUDES DIARIAS DE MI VIDA, DOY GRACIAS A DIOS POR SU VIDA Y POR PERMITIRME HOY LEER ESTE DEVOCIONAL Y PODER CAMBIAR MUCHAS ACTITUDES EN MI QUE NO SON DEL ESPÍRITU SOLO CON LA AYUDA DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS LO PODRE LOGRAR, POR QUE LA LUCHA NO ES CONTRA CARNE Y SANGRE, DEBO ESTAR ATENTA A LAS ACECHANZAS DEL ENEMIGO Y PONER MI MIRADA EN CRISTO Y ACTUANDO COMO UN SOLDADO DEL EJERCITO DE DIOS. ESTE ES MI GRAN PROPOSITO PARA EL AÑO 2015. QUE MI VIDA DIARIA REFLEJE A CRISTO VIVIR CON LOS FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO DE DIOS

  2. Buenisimo el articulo, Me ha sido de gran ayuda, que EL SEÑOR, te bendiga pastor y su ESPIRITU te siga regalando estas interpretaciones tan claras y practicas!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

558 Compartir
Comparte498
WhatsApp
Tweet15
+143
Pin2
Email