El Alma Versus El Espíritu, Diferencias Que No Olvidaras

El Alma Versus El Espíritu Diferencias Que No Olvidaras

A muchos les resulta difícil de creer que un creyente nacido de nuevo puede tener un espíritu demoníaco oprimiendo su vida, simplemente no entienden la diferencia entre el alma y el espíritu de un hombre. Ellos creen que todo fue hecho de nuevo en el momento en que una persona acepta a Jesús (que es cierto para el espíritu del hombre), pero, naturalmente, no aceptan el hecho de que una persona nacida de nuevo, todavía pueda estar en la esclavitud del pecado (oscuridad o maldad).

El alma y el espíritu no son lo mismo

A pesar de que nuestra Biblia usa la palabra alma y espíritu de una manera intercambiable, hay una diferencia muy clara que no podemos ignorar. Estos 2 pasajes de la Palabra de Dios hacen una distinción muy clara entre el alma y el espíritu:

Hebreos 4:12, “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón “.

1 Tesalonicenses 5:23, “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo, y le pido a Dios todo tu espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre el alma y el espíritu?

Somos seres espirituales, vivimos en un cuerpo y poseemos un alma. La persona real dentro de nosotros es nuestro espíritu. Nuestra alma se compone de nuestra mente, voluntad y emociones. Nuestros cuerpos son, evidentemente, en lugar que en el que vivimos mientras estamos aquí en la tierra. ¿Cómo los espíritus demoníacos afligieron y controlaron personas en la Biblia? Fue a través de su alma (mente, como en la enfermedad mental y la locura), y sus cuerpos (como en la mujer que tenía el espíritu de enfermedad).

Ejemplo de aflicción demoníaca física (corporal):

Lucas 13:11, “Y he aquí, había una mujer que tenía un espíritu de enfermedad dieciocho años y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.”

Ejemplo de aflicción demoníaca en la salud mental (alma):

Mateo 17: 15,18: “Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua … Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió de él, y éste quedó sano desde aquella hora “.

alma versus espiritu Biblia.jpg

El Alma Y Espíritu Diferencias

Nuestros espíritus han nacido de nuevo!

En el momento en que aceptamos a Cristo, nuestro espíritu se convierten en un espíritu completamente nuevo. Somos totalmente una nueva criatura, nacemos de Dios, y somos hechos vivos para Dios:

2 Corintios 5:17, “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.”

Esto está hablando de nuestro espíritu, que es hecho nuevo en el momento en que aceptamos a Cristo.

La Biblia incluso nos dice que el viejo hombre en nosotros ha muerto con Cristo, y que somos resucitados a una nueva vida a través de la resurrección de Cristo:

Romanos 6: 2-6, “Dios no lo quiera ¿Cómo nosotros, que hemos muerto al pecado, viviendo en él ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte lo tanto estamos.?? sepultados con él por el bautismo en la muerte:. fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la semejanza de su resurrección: Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él (nuestros espíritus que estaban vivos al pecado), que el cuerpo del pecado sea destruido (hablando de la maldad en el alma), que en adelante no debemos servir al pecado “.

A pesar de que hemos muerto al pecado, y  resucitados a una nueva vida en Cristo Jesús, todavía necesitamos ser transformados y limpios por el lavamiento de la Palabra en nuestras almas (es decir, nuestra mente):

Efesios 5:26, “para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.”

Nuestras almas no han nacido de nuevo!

La Biblia es clara en que a pesar de que nuestros espíritus nacen de una semilla incorruptible, nuestras mentes (almas) todavía necesitan ser “purificados”, es decir, limpiados;

1 Pedro 1: 22-23, “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros con un corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre “.

Nuestro espíritu renace y es inmediatamente hecho nuevo en el momento en que aceptamos a Cristo, pero el alma no nace de nuevo. Nuestras almas son transformados por la renovación de nuestras mentes:

Romanos 12: 2, “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.”

Algunas reflexiones finales

Nuestros espíritus son hechos justos para con Dios, y se levantan para una nueva vida el momento en que aceptamos a Jesús, pero nuestras almas (mentes) pueden llevar mucha suciedad espiritual y esa suciedad viene de nuestros estilos de vida pasados. Nuestras almas son transformados por la renovación de nuestras mentes y por el lavamiento de la Palabra, como la Biblia lo deja en claro. Esto es por qué tantos creyentes pueden seguir luchando con el pecado, incluso después de aceptar a Cristo. Sus almas todavía contienen suciedad y esta suciedad debe ser removida y limpiada.

Los espíritus demoníacos también pueden oprimir el alma de un cristiano, si abrimos puertas al pecado por medio de la desobediencia. Por lo tanto, no debemos dar lugar al diablo. En la Biblia no existen relatos de demonios siendo expulsados de cristianos, pero si de impíos. Por esta razón debemos tener mucho cuidado en confundir la cosas.

Una cosa son los espíritus demoníacos y otra cosa son las obras de la carne. Por favor lee lo que Pablo dice en el libro de Galatas 5:19-26:

19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, 20 Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es: caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, 23 Mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley. 24 Porque los que son de Cristo, han crucificado la carne con los afectos y concupiscencias. 25 Si vivimos en el Espíritu, andemos también en el Espíritu. 26 No seamos codiciosos de vana gloria, irritando los unos á los otros, envidiándose los unos á los otros.

la Biblia dice que ciertos pecados NO SON DEMONIOS, y si OBRAS DE LA CARNE!! Pero cuidado, las obras de la carne pueden abrir las puertas a espíritus malignos para destruir nuestras vidas. Este tema lo tocaremos con más profundidad en algunos días. Espero que hayas entendido un poco más, la diferencia del Alma y el Espíritu.

Bendiciones!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

10 comentarios

  1. MUY BUEN ESTUDIO,GRACIAS POR COMPARTIR PASTOR

    • Muchas gracias por comentar Olga, y es una bendición siempre compartir con los hermanos en nuestro portal. Nosotros sabemos que la palabra no regresa vacía, por esta razón es un privilegio compartirla. Mil Bendiciones y gracias por comentar.

  2. Fernando Soto Hernandez

    Hermano….muy interesante. De alguna manera ya lo sabìa, pero me gustò su forma de exponer el tema. Si el espiritu es el que nace al recibir a Cristo, se hace nuevo etc…usted dice que esas fallas que cometemos son consecuencia de que nuestra alma, aun esta sucia. Yo tambien lo creo. Pero tambien se podrìa decir lo mismo de esas obras malas que resultan de nuestro cuerpo o de nuestra carne….¡tambien debemos de limpiarlo! o no? Y no precizamente con agua y con jabòn, sino tambièn con acciones que vayan alineadas ala Palabra, simplemente para que se vaya acostumbrando a una forma diferente de actuar…¿no cree? Saludos

    • Fernando el cuerpo sin espíritu y alma esta muerto. El orden puesto por Dios para un vida cristiana victoriosa es que nuestro espíritu domine sobre nuestra alma y cuerpo. Si esto es hecho, entonces lo demás esta demás. Entiendo lo que quieres decir y es un nivel de comprensión aceptable, pero Dios desea más de nosotros. La Biblia habla de cristianos carnales, estos son los que ponen su alma primero que lo demás. Mil Bendiciones y gracias por comentar.

  3. Buenísimo, me gustó! Que Dios te guíe y no suelte tu mano.

  4. excelente estudio bendiciones

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

223 Compartir
Comparte176
WhatsApp
Tweet36
+110
Pin1
Email