El Ministerio Del Pastor: Fortalecer a Las Ovejas En Debilidad

El Ministerio del pastor: en la debilidad, fortalecer

El Ministerio de un pastor; lectura recomendada Ezequiel 34

La escritura revela el corazón del Padre Celestial por los débiles. Él manda un cuidado especial para aquellos que son pobres, enfermos, viudas, o angustiados. De hecho, el libro de Santiago dice que la definición de la religión pura y sin mácula comienza con la visita a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones. La preocupación de Dios también se ve en las Escrituras por los débiles. Esto se refleja en las instrucciones dadas a los pastores en Ezequiel 34.

Tal vez este aspecto de la atención a los débiles no es la tarea más obvia a la que nuestra mente nos llevarían al considerar, dentro de las jerarquía de las responsabilidades del pastor. Sin embargo, es significativo que, inmediatamente después del tema de alimentar de las ovejas, la atención del Señor se vuelta hacia el fortalecimiento de las débiles.

Por desgracia, con demasiada frecuencia, los pastores pasan una cantidad excesiva de tiempo acariciando a la oveja fuerte en lugar de fortalecer a los débiles. Pero la Biblia nos recuerda que las ovejas son propensas a debilidades. Considere el ejemplo en los deportes. Los equipos con nombres de animales siempre se nombran como los fuertes. Por ejemplo, tenemos tigres, osos, carneros, potros, etc. Lo que no se ve en esa lista son ovejas. Las ovejas no asustan o intimidan a nadie. Tienden a ser indefensas, lentas, poco inteligentes, y propensas a las enfermedades.

Es, de hecho, debido a la debilidad de las ovejas que el Señor castiga a los pastores, en Ezequiel 34: 4, Por no fortalecerlas. La palabra no implica que uno es débil, enfermo, exhausto, afligido, dolido, o flaco. La palabra aparece 84 veces en el Antiguo Testamento, tres veces en este capítulo, y dos veces en este versículo. Los pastores son responsables de estar siempre alerta a los signos que indican que una oveja está en problemas. Cualquier cosa mejor que esta se convierte en nada más que “digna hipocresía”. No podemos estar tan preocupados con los asuntos de nuestra propia elección, mientras que las ovejas languidecen debilitadas y sin fuerzas.

No podemos estar tan preocupados con asuntos de nuestra propia elección, mientras que las ovejas languidecen debilitadas y sin fuerzas.

ministerio pastor ovejas.jpg

El Ministerio del Pastor

Curiosamente, hay nueve palabras hebreas diferentes para definir “débil” en el Antiguo Testamento. Las debilidades en la Escritura pueden ser emocionales, como en Isaías 35: 3 (también citado en Hebreos 12:12), donde las personas son débiles y temerosas a causa de una pérdida de la esperanza; intelectuales, como en Job 4: 3 donde Elifaz implica que Job necesita tomar de su propia medicina porque antes el  “fortaleció las manos débiles” con su enseñanza; física, como en Nehemías 6: 9, donde las personas se describen como “debilitados en el trabajo”, o espirituales, como el salmista se ve a sí mismo en el Salmo. 6: 2.

Independientemente de las causas, Dios instruye a los pastores para fortalecer a los que son débiles. En consecuencia, tres implicaciones de esa norma son significativas. En primer lugar, la instrucción de Dios a los pastores para fortalecer a la oveja débil implica que la débil puede hacerse fuerte si alguien haría el esfuerzo para fortalecerlas. ¿Cuántas ovejas hay en el redil (iglesia) que son débiles, simplemente porque alguien no se ha importado lo suficiente con ellos para fortalecerlasí Por lo tanto, su condición se convierte en la responsabilidad de los que podrían aliviarla. ¿No es esta, al menos, parte de la aplicación de la parábola del Buen Samaritano de Jesúsí

Por otra parte, la instrucción de Dios a los pastores para fortalecer a la oveja débil implica también la capacidad de los pastores para fortalecer. Si Dios te ha llamado a una tarea, Él te dota de aquello a lo que Él te ha llamado hacer. La declaración de Dios es una afirmación para los pastores, y también es una acusación a su inactividad. Usted tiene la capacidad para hacerlos fuertes. No vuelvas a abaratar el llamado de Dios al cuestionar su capacidad para equiparlo para ello.

Si Dios te ha llamado a una tarea, Él te ha dado todo, para lo que Él te ha llamado hacer.

Pero una intervención final de este pasaje es significativo. La instrucción del Señor a los pastores para fortalecer a los débiles requiere la voluntad por parte del pastor para hacerlo. El fortalecimiento de los débiles puede ser un trabajo duro. Sin duda, hay un costo para dar fuerza a los demás; gastar la energía de uno para re-energizar a otros. Pero, Pastor, Dios te ha hecho fuerte “para un tiempo como este” por lo que podrías hacerte débil para fortalecer a tus ovejas. Podemos fortalecer al débil, debilitando al fuerte, porque la palabra dice: ¡Mi poder se perfecciona en la debilidad! (2 Co 12:9).

Si una oveja es débil, probablemente no es el momento para dar una conferencia sobre como tener una casa propia; cuando hay un incendio en el hogar no es el tiempo para investigar donde comenzó el fuego. En vez de esto, los pastores deben FORTALECER a las ovejas. Tal vez entonces ellos serán  más capaces de entender la provisión de Aquel de quien en Su Palabra promete que “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas” (Isaias 40:29).

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

135 Compartir
Comparte127
WhatsApp
Tweet
+16
Pin2
Email