Jóvenes La Responsabilidad Y Autoridad Van De La Mano

Jóvenes La Responsabilidad Y Autoridad Van De La Mano

“En mi casa mando yo”, frase utilizada normalmente por hombres para hacer ver que en su casa ellos tienen la autoridad y no su esposa, o bien por las mujeres cuando quieren dejar claro en especial a los hijos que ellas son las que tienen la autoridad o incluso que están por encima de su esposo.

Sea cual sea la intención al decirla es una frase que encierra algo interesante, dice “en mi casa”, cuando nosotros hablamos de casa regularmente nos referimos al edificio en el cual vivimos y en este enunciado pareciera que eso indica.

Pero ¿qué hay de cuando estamos fuera de ese espacio?, si pensamos en la autoridad de los padres sobre los hijos, ¿acaso se reduce a cuando se encuentran al interior de los linderos del inmueble?

Lo cierto es que no deberíamos verlo de esa manera, la autoridad no se encuentra encerrada en esas cuatro paredes para ser aplicada solo allí, situación que muchas veces se confunde y es por ello que hay quienes fuera de casa no toman mucho aprecio a lo que papá o mamá digan, se sienten libres de hacer lo que bien les parezca.

Pero ¿qué pasa cuando esas acciones que no permitiría la autoridad de los padres llevan a sufrir consecuenciasí, regularmente son los padres los que llegan al rescate, y lo que normalmente se dice es que es su responsabilidad.

jovenes cristianos autoridad responsabilidad.jpg

Responsabilidad Y Autoridad

Lo cierto es que responsabilidad y autoridad van siempre de la mano y nos debe quedar muy claro, en la medida que exijamos que alguien se haga responsable por o de nosotros le estamos concediendo autoridad directamente proporcional.

Si yo como hijo digo que mis padres son responsables de velar por mí, darme techo, alimento, salud, atención, educación, etc., también debo aceptar que tienen autoridad sobre mí y mis acciones, debo rendirles cuentas y acatar sus reglas, escuchar sus opiniones, etc.

Además dicha autoridad se extiende también a lo largo y ancho de todo lugar donde nos encontremos porque la responsabilidad se extiende de la misma forma.

Por ejemplo si yo tengo un accidente y vivo con mis padres, no importa donde ocurra ese accidente espero que ellos acudan para ayudarme, porque es su responsabilidad hacerlo, aún cuando ese accidente haya sido provocado por mí por encontrarme en estado de ebriedad o drogado.

Pero entonces si yo provoqué el accidente haciendo algo que no agradaría a mis padres, esto es pasando por alto su autoridad ¿porqué espero que su responsabilidad quede intacta?, en su derecho estarían de no hacer nada al ver violada su autoridad, pero si no lo hacen incluso son juzgados.

No olvidemos esto responsabilidad y autoridad deben ir de la mano, nos ahorrará muchos pesares, evitará consecuencias y sufrimientos, recordemos también:

Proverbios 1:8-9 “8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre; 9 porque adorno de gracia serán a tu cabeza, y collares a tu cuello.”

Dios les bendiga.

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Antonio Morales Anell

Líder de Varones, Responsable del Área Educativa y Relaciones Públicas en la Agrupación Religiosa Iglesias Cristianas de Restauración y Vida en México. En el último año he trabajado con mucha dedicación en la serie “Aprendiendo Buenas Características”, el cual a esta fecha consta de 170 devocionales relacionados precisamente con buenas características que como cristianos debemos aprender. Esposo de la Presbitera Isabel Cristina Hernández García.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

96 Compartir
Comparte86
WhatsApp
Tweet
+19
Pin1
Email