¿Podríamos Nosotros Decir Lo Mismo?

¿Podríamos nosotros decir lo mismo?

“…yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20b)

Su cuerpo está enterrado en la Abadía de Westminster pero su corazón se quedó literalmente en África. Cuando David Livingstone, el médico misionero, murió, los africanos extrajeron su corazón y lo enterraron en la tierra que él amó. En el momento de su muerte lo encontraron orando y con su Biblia abierta en Mateo, capítulo 28. Al lado del versículo 20 había una anotación: “La Palabra de todo un Caballero”. Livingstone podría haber vivido cómodamente en su patria, Escocia. ¿Qué fue lo que lo retuvo en África? Tenía un brazo inmovilizado debido al ataque de un león, había sufrido veintisiete ataques de malaria y estaba agotado por luchar contra los traficantes de esclavos. Dirigiéndose a la audiencia en la Universidad de Glasgow, Livingstone dijo: “Lo que me sostuvo en medio de las pruebas, dificultades y la soledad de mi destierro fue la promesa de un caballero de la más sagrada honra; y era ésta: “…Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20b). La gente habla del sacrificio que he hecho. ¿Pero se puede llamar a esto “sacrificio” cuando se trata simplemente de devolver una pequeña parte de la gran deuda que tengo con Diosí Un pago que trae consigo tranquilidad mental y la esperanza de un destino glorioso no es ni mucho menos un sacrificio sino ¡un privilegio!”. Cuando un hombre se puso a llorar abiertamente en su funeral, un amigo suyo le preguntó si había conocido personalmente a Livingstone. Él le contestó: “Yo no lloro por Livingstone, lloro por mí mismo. Él vivió y murió por algo, y yo he vivido para nada”.

David Livingstone photo.jpg

“No doy valor a nada a no ser que tenga relación con el Reino de Dios”

 

El lema de Livingstone era: “No doy valor a nada a no ser que tenga relación con el Reino de Dios”. ¿Podríamos nosotros decir lo mismo?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. Amén, nos alegra que te haya servido. Mil Bendiciones!

  2. Mujeres Migarem Internacional

    ¡Excelente artículo!
    Un gran desafio en
    Cuánto a establecer
    Prioridades.
    Muchas gracias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

87 Compartir
Comparte76
WhatsApp
Tweet
+110
Pin1
Email