10 Mandamientos Sobre Las Ilustraciones En Los Sermones

10 Mandamientos De Las Ilustraciones En Los Sermones

Alguien dijo una vez que cuando te quedas sin ilustraciones, debes dejar de la predicación. Esta declaración puede ser un poco dramática, pero hay un elemento de verdad en ella. Jesús era un narrador de historias fantástico. Por ejemplo, cuando comunicaba algo sobre el reino  Él hablaba sobre monedas, ovejas y un hijo pródigo como una forma de ilustrar su punto. Si usted examina el Nuevo Testamento, descubrirá rápidamente que Jesús respondió con frecuencia y dedicación a la gente a través de una historia. En pocas palabras: Historias se guardan en su memoria.

Usar sus palabras para crear una ilustración del tema del fin de semana es esencial en cualquier sermón. Ejemplos son memorables, y son capaces de comunicar la verdad mejor que simplemente ofrecer explicaciones con palabras. Con toda certeza usted ha utilizado ilustraciones en sus sermones pasados. Al igual que con cualquier cosa en la vida, si se utiliza de forma incorrecta, las ilustraciones pueden ser más perjudiciales que útiles. Aquí está una lista de 10 “mandamientos” que deberíamos seguir con respecto al tema de ilustraciones en nuestros sermones:

1. No debes exagerar.

Una tendencia común en las iglesias de hoy es que los fieles miran sus smartphones durante el sermón. Leí en alguna parte que alrededor del 38% de los fieles han admitido hacer esto (Por que no llamaron su atención). Asegúrese de tener todas las cosas claras, y se mantenga alejado de la tentación de exagerar en su historia para llamar la atención. Si la gente conoce su historia y no se alinea con lo que dijo, perderá credibilidad ante la gente inmediatamente. No sea como ese hombre cuya historia no es de fiar.

2. Deberás diversificar tus ejemplos.

Recuerdo que una vez que prediqué un sermón con sólo ilustraciones sobre mí. Para empeorar las cosas, todas menos una ilustración me mostró siempre en lo correcto(modestia aparte). Me alejé de la idea del sermón, “Carlos, es probable que sonara tan arrogante.” Las ilustraciones me hicieron quedar como el “Superman de la Fe”. Fallar. Si vas a usar ilustraciones sobre ti mismo, trata de mezclar y mostrar lo bueno, lo malo y los lados feos de ti mismo. Esto te conectará más con la gente, porque es real y relevante.

3. No debes incluirte falsamente a ti mismo en la historia.

He aquí una historia verdadera. Un amigo me habló de una vez cuando la iglesia tenía un predicador invitado. Él utilizó una ilustración muy memorable que lo tenía como protagonista. Un mes más tarde, otro predicador destacado que fue invitado llegó a la iglesia para predicar. Casualmente, utilizó la misma ilustración con él mismo como el ¡personaje principal! . Los líderes de la iglesia todos se miraron entre sí y probablemente pensaban: “¿Quién miente y quién dice la verdad? ¿O es que hay tantos haciendo lo mismo?” Manténgase alejado de la tentación de incluirte falsamente en la historia.

4. No utilizarás polémicas en tus ilustraciones.

El propósito de una ilustración es fortalecer un punto. Si la ilustración incluye polémica, hará que sea menos impactante para los oyentes. Mientras que estés tratando de fundamentar cierto punto con la ilustración, el público no puede dejar de pensar en cómo y por qué no están de acuerdo con un cierto punto en tu ilustración, lo que hace tu ilustración ineficaz.

5. No utilizarás un miembro de la iglesia como ejemplo.

No utilices a un miembro de la iglesia como un ejemplo sin su consentimiento. A veces los pastores cuentan una historia sobre cómo aconsejó “alguien” y luego derraman los detalles. Desde que el pastor no utilice el nombre de la persona, entonces no hay daño, ¿verdad? Error. Si esa persona está sentada en las bancas puede estar pensando, “¡Oh Dios mío, me pregunto si la gente sabe que él está hablando de mí.”

Digamos que esta persona ha compartido su historia con los demás, pero sólo en términos vagos, sin detalles. Si el pastor da toda la historia en detalle, los otros miembros que estén familiarizados con la historia pueden ser capaces de conectar los puntos para la persona de la que se trata la historia. Recuerda, siempre pedir permiso, incluso si estás planeando cosas que decir acerca de ellos. Algunas personas no les gusta ese tipo de atención. Si tienes su permiso, y entonces ¡sigue adelante!

mandamientos ilustraciones sermones.jpg

10 Mandamientos Sobre Las Ilustraciones

6. No debes forzar la historia.

El dicho “no poner el carro delante del caballo” se puede aplicar a los predicadores cuando hablamos de las ilustraciones en un sermón. Digamos que tienes un gran ejemplo y deseas usarlo. El problema es que realmente no encaja en su sermón. Así, en lugar de tu sermón dictar qué tipo de ilustración debes utilizar, es la ilustración que manda como el sermón debe ser predicado. Cuando esto sucede, las personas se sentirán confundidas. Pueden apreciar la historia, pero se sentirán desconectados con ella, ya que no es genuina.

7. Deberás utilizar referencias de la cultura en que vivimos.

Escucha, los días en que la predicación estaba volando alto en las nubes se han terminado. Por favor, relacionese con la gente en su nivel con ilustraciones de actualidad que se entiendan fácilmente y estén familiarizados. Estar en “sintonía con el mundo que te rodea”. Sobre todo si eres un ministro de jóvenes, se consciente de que tus jóvenes escuchan música. Una gran manera de conectarse con ellos sería el uso de uno de los artistas en una ilustración del sermón basado en el último nuevo disco o sencillo.

8. Deberás ser sensible a la audiencia.

Cada congregación es diferente. Diferentes iglesias y culturas responden de manera diferente a ciertos tipos de historias. Ciertas culturas tienden a responder mejor a las historias que son serias y “espirituales”. Existen otros pueblos que se encantan con historias sobre “el servicio y ayudar a los demás”. Mientras tanto, el público americano tienden a “amar el humor”. Cuando vas predicar debes determinará antes el tipo de ilustraciones que vas a usar. Haz tu tarea y conoce a tu “público”.

9. No utilizarás ilustraciones sobre política.

Esto nunca es una buena idea. Nunca debes golpear a un partido político desde el púlpito. Jesús no es republicano ni demócrata, ni de derecha o izquierda, Jesús es del cielo. Predica a Jesús. ¿Por qué iba alguien iba querer usar la política para conseguir ser escuchado y tener una respuesta al evangelio?

10. Deberás ser creativo.

Una historia no es la única forma de utilizar las ilustraciones. Ejemplos o dinámicas pueden ser manifestaciones fantásticas. He visto a pastores que se sientan con la congregación mientras comenzaron su sermón. He visto a pastores utilizan leones y corderos en el escenario como una forma de ilustrar a Jesús. No estoy diciendo que todos ellos son grandes ejemplos, pero me animo a pensar mejor en la predicación.

Un apoyo que una vez use y obtuvo una gran respuesta fue una bolsa de plástico (para cadáveres) y etiquetas para el dedo del pie (que se usa para nombrar cadáveres). Usé la bolsa para cadáveres para ilustrar que los creyentes están muertos al pecado y su poder. Como resultado, desafié a mis jóvenes a escribir en su etiqueta un acto pecaminoso que van a dejar de hacer. Al final del sermón, muchos pasaron al frente y lanzaron sus etiquetas dedo del pie en la bolsa para cadáveres. Esta dinámica fue más memorable que la simple reunión sobre el tema.

¿Qué otros mandamientos sugerirías basado en tu experiencia?

Te animo enormemente a leer los siguientes artículos que te ayudarán con respecto a este tema expuesto:

7 Claves Vitales Para Una Excelente Predicación

7 Maneras Para Evitar Matar Tu Predicación

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

114 Compartir
Comparte104
WhatsApp
Tweet
+19
Pin1
Email