Amor o Juicio, No Puedes Escoger Tener Ambos

Amor o Juicio, No Debes Elegir Ambos

No podemos juzgar a los demás, porque no es nuestra función como seres humanos hacerlo, no somos jueces, solo Dios es Juez-que juzgará a las personas al final de sus vidas. Además, no podemos juzgar a los demás o a nosotros mismos por que antes de recibir a Cristo eramos pecadores que merecíamos el juicio de Dios. Si no queremos ser juzgados, dice Jesús, no debemos juzgar. La medida con la que juzgamos es la medida con la cual seremos juzgados.

Es por esto que los juicios humanos son siempre hipócritas y muchas veces incorrectos. El acto de juzgar a los demás nos somete  a la misma sentencia que aplicamos. La hipocresía de nuestro juicio se manifiesta en el hecho de que es siempre selectivo e interesado. Debido a que estamos tratando de llenar el vacío en nuestro espíritu con nuestros juicios, amplificando los pecados de los demás al momento que minimizamos nuestros propios pecados.

Jesús enseña exactamente lo contrario (Mateo 7). Debemos considerar nuestros propios pecados como troncos y los pecados de otras personas como paja. La imagen de una persona con un tronco de árbol que salen de sus ojos en busca de partículas de polvo en los ojos de otras personas es absolutamente ridícula, y este es el punto. Somos seres humanos finitos y con errores, y como tal, no tenemos que ser la policía moral de otros, actuando como si supiéramos el estado de los corazones de la gente y con la conclusión de que somos de algún modo superiores a ellos.

juzgar-otros-biblia.jpg

El Juzgar A Los Demás

Si bien podemos discernir el impacto del comportamiento, la única conclusión que se nos permite saber sobre el corazón de una persona es que él o ella tiene un valor infinito para Dios.

En Mateo 7, Jesús está haciendo nada menos que contrastar dos maneras totalmente opuestas de la vida. O bien vivimos en el amor, o vivimos en el juicio. En la medida en que hagamos una dejaremos de hacer la otra. Si nos mantenemos en el juicio y no perdonamos, nosotros mismos seremos juzgados y no seremos perdonados (Mateo 6: 14-15). Si no mostramos misericordia, no recibiremos misericordia (Santiago 2:13). Si condenamos a los demás, quedaremos condenados igualmente (Lucas 6:37).

Por el contrario, si morimos a nosotros mismos y morimos a ser jueces, recibiremos la vida de uno que nunca será juzgado (Cristo). Si aceptamos el acto reconciliador de Cristo y tenemos fe en que Dios es quien dice que estamos en Cristo, que somos lo que Dios dice que somos en Cristo, y que todos los demás son lo que Dios dice que son en Cristo, en otras palabras, si simplemente permanecemos en el amor, entonces, de hecho, todo lo que somos se resume en Cristo. En Cristo no hay juicio (Romanos 8:1), porque hemos escogido a Cristo y estamos fuera del juicio que fue creado en el jardín del Edén.

Reconociendo que sólo erramos cuando juzgamos, ya que somos nosotros sujetos a fallar, y no tratamos de vivir por evaluar críticamente a nosotros o a los demás antes que Dios. Simplemente recibiremos, viviremos y daremos el amor y la misericordia de Dios que ha triunfado sobre el juicio.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. Mi iglesia donde axito necesita musico estamos orando para ellos pero no se amanifectado sera que Dios sabe que no estamos preparados porque oramos osera que no hay suficiente Fe en nuestros hermanos oh en nuestra pastora oh sera que nolo nesecitamos me pregunto tantas cosas que ustedes me podrandecir a esto …Dios les bendiga

  2. Buen día, estimado Pastor, primero saludarlo en el nombre de nuestro amado Cristo y deseando muchas bendiciones en el miniterio que Dios le dió, quisiera hacer una consulta, es cierto no somos quien para juzgar a los demás solo Dios, pero que ocurre cuando un hermanos en la fe, tiene una responsabilidad y es notable que se ve que no lo hace como debería hacer uno en su mente concluye que debería hacer bien su trabajo o debería comportarse de otra manera según la biblia, y eso a mi parecer creo que es normal, ¿Ante la situación que le mencioné que debería hacer un hermano en la fe con otro hermano cuando lo ve que no esta haciendo las cosas bien?, creo que yo que hablar personalmente y más que juzgarle preguntarle y consolarlo, alentarlo y edificarlo (seguimiento por hermano mayor en la fe).

    Estimado Pastor quedo ante su pronta respuesta.

    Gracias.

    Miguel

    • Miguel, exhortar es una palabra muy usada pero poco aplicada en nuestras iglesias. Lo mejor sería un líder corregir ese comportamiento, o un hermano hermano más esiritual y maduro en la fe. Este tipo de corrección siempre se hace en privado. Hay un principio que yo uso que puede ayudarte: Corrige en privado, exalta en público. Mil bendiciones!

  3. Fernando Soto Hernandez

    Que quiere decir con eso deque los campos requeridos estàn marcados? Que tengo que hacer para que mis comentarios puedan der publicados?

    • Fernando, los comentarios son publicados conforme son respondidos. El volumen de comentarios que tenemos es grande, por esto razón a veces hay comentarios que tienen hasta 4 meses sin una respuesta. Muchas gracias por tu compresión. Mil bendiciones!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

257 Compartir
Comparte226
WhatsApp
Tweet18
+112
Pin1
Email