Cuando Lo Que Dios Me Pide, No Me Agrada

Cuando lo que Dios me pide, no me agrada

-La Historia del Profeta Jonás-

Y dijo Jehová: tuviste tu mas lastima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. Jonás 4:10

Creo que todos los cristianos hemos escuchado la historia del profeta Jonás, recuerdo que cuando mi abuela nos llevaba a la escuela dominical, era sin dudas una de mis favoritas, cantábamos, dramatizábamos representando cuando el gran pez se lo trago. Después era yo quien lo enseñaba a mis alumnos de la escuela dominical, y la escuela cristiana donde enseñaba.
Al leer la historia de este profeta, podemos ver su reacción ante la petición de Jehová su Dios, El era un profeta, se suponía que debía obedecer los mandatos que Dios le daba, pero vemos en los primeros capítulos cual fue su reacción, definitivamente el no estaba de acuerdo para nada en la encomienda que El Señor le daba, ir a predicar al pueblo de Nínive.
Es posible que muchas veces hallamos criticado este comportamiento poco digno de un hijo de Dios, pero si reflexionamos, nos veremos reflejados en el. Cuantas veces Dios nos envía por medio de Su palabra, hacer ciertas cosas, y reaccionamos de igual forma.

Cuantas veces somos confrontados con la predicación, al leer la biblia, al ser exhortados por los hermanos, al ser reprendidos por El Espíritu Santo de Dios, y nos alejamos de Su presencia, para no obedecerle!

jonas y el pez BibliaQuiero compartirles algunas de las muchas enseñanzas que encontré en el libro de Jonás:

1. Dios nos da instrucciones claras a través de Su palabra de la obra que El desea que hagamos. Toda la biblia está llena de la voluntad de Dios y nos insta a obedecerle. (Jonás 1;1)

2. Dios nos mostrara a través de las personas que nos rodean nuestra condición de desobediencia. (Jonás 1:8)

3. El no obedecer al Señor traerá consecuencias a nuestras vidas, las cuales impactara a las personas que nos rodean (Jonás 1:9-12)

4. Nuestra desobediencia repercute en un mal testimonio para nuestro entorno (Jonás 1.10)

5. El arrepentimiento y la confesión de nuestro pecado es el primer paso de la obediencia. (Jonás 2.1-9)

6. Muchas veces vemos que la tarea que vamos a realizar no es justa, o las personas a las que vamos a servir no lo merecen, hacemos un juicio y esto nos impide obedecer a Dios. (Jonás 1:3)

7. Al obedecer a Dios a pesar de nuestras ideas preconcebidas, El nos da Su ayuda, abre nuestro entendimiento y hace crecer el amor en nosotros. (Jonás 3:3)

8. Dios pone en nosotros Su gracia, El hace la obra y nos usa como instrumentos de Su gloria, enseñándonos que solamente somos instrumentos para hacer la obra, donde al hacerlo recibimos gran bendición.(Jonás 3:4-10)

9. Nuestra actitud en todo tiempo debe ser la de un siervo, no la de un abogado que cuestiona los mandatos. Dios es nuestro Señor y a Él le debemos obediencia.

10. Al realizar estas tareas vemos la soberanía de Dios, El hace como le parece, El es Dios y nos está bajo nuestro escrutinio.

A pesar de quienes eran las personas en Nínive, Dios quiso tener de ellos misericordia, sin importar el prejuicio del profeta, Dios le encomendó y la respuesta debía ser, ¡Si Señor!

¿Cuál es nuestra respuesta a Diosí ¿Qué pensamos cuando tenemos que amar a nuestros enemigosí ¿Debemos predicar aquellos que nos van acorde con mis principiosí

La Salvación es de Jehová

Escrito por Ruth Mota Bodden para: www.DevocionalesCristianos.org

Libros Ebooks Cristianos

Un comentario

  1. Muchas nos es tan fácil encontrar pretestos para no hacer la voluntad de Dios

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

407 Compartir
Comparte376
WhatsApp
Tweet19
+111
Pin1
Email