¿Cómo Pedirle a Dios Un Monte? ¿Piensas Que Estas Viejo?

¿Cómo Pedirle a Dios Un Monte? ¿Piensas que tu ministerio acabo?

“DAME, PUES, AHORA ESTE MONTE…” (Josué 14:12)

¿Por qué alguien le va a pedir a Dios un monte? Porque cuando te enfrentas a algo más grande que tú mismo:

1) creces;
2) aprendes a depender de Dios;
3) consigues grandes victorias. Caleb dijo: “…He aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años. Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; conservo todo mi vigor de entonces, para combatir, y para ir y venir. Dame, pues, ahora este monte, del cual habló el Señor aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Si el Señor está conmigo, los echaré, como me prometió el Señor” (Josué14:10-12 RVR1977).

Cualquiera puede ocupar la llanura pero se necesita fe en Dios para ocupar el monte. Además, ahí es donde vivían los anaceos (los gigantes), quienes eran tan altos que diez de los espías de Moisés dijeron “…comparados con ellos, parecíamos langostas…” (Números 13:33 NVI). Se podría pensar que a los 85 años Caleb hubiera pedido una casita cómoda en el valle. Pero no, quería otra batalla y otra victoria antes de retirarse. Deja de pedir a Dios una vida sin dificultades, o te morirás de aburrimiento. Al resolver problemas y superar pruebas te conviertes en la persona que Dios quiere que seas. Así que pídele una tarea en la que tengas que seguir aprendiendo, creciendo, en la que te sientas incómodo y continúes realizándote. Cuando oras ‘Dios úsame’, prepárate para cuatro cosas: aventura, peligro, riesgo, y recompensa. ¿Estás listo para un poco de emoción?

“TODAVÍA ESTOY TAN FUERTE COMO EL DÍA EN QUE MOISÉS ME ENVIÓ…”(Josué 14:11)

caleb-monte-biblia-hebron-1

Caleb Y El Monte Hebrón

Dios tiene un monte que lleva tu nombre. ¿Sabes por qué? Porque sólo floreces cuando enfrentas dificultades. Josué y Caleb dieron un buen informe de la tierra que habían espiado, pero sólo Josué fue nombrado líder cuando partió Moisés. Caleb podía haberse retirado enojado y resentido, pero en lugar de eso dedicó su vida a los demás. Era un hombre mayor y sus contemporáneos estaban muriendo, por lo que tuvo que crearse un nuevo círculo de amigos. Así lo hizo, convirtiéndose en tutor, guía y animador de una nueva generación. Llevó a cabo esa tarea con tal entusiasmo que todos querían que el Caleb de 85 años les dirigiera cuando iban a tomar posesión de sus montes. Lo que se emprende por el bien común une a la gente, mientras que la búsqueda de la comodidad conduce al aislamiento, y el aislamiento conduce a la muerte.

Quizás digas ‘Soy demasiado viejo para influir en nadie’. Dios no lo cree así “Hasta vuestra vejez… os sostendré… y os guardaré” (Isaías 46:4). Sigue haciendo planes, ¡atrévete a soñar! La vida no es todo comodidad, sino que consiste en decir ‘Dios, dame otro monte’. Alguien comentó que si todo te sale bien es porque vas por el lado equivocado de la calle. Vivir la aventura que Dios dispuso para ti no es una mera tarea más; es la razón por la que naciste. ¿Cómo identificas tu monte? No hay una fórmula exacta, y al igual que las otras áreas de crecimiento personal tu monte será distinto al de los demás. Pero lo reconocerás, porque se encuentra en la confluencia de tus mejores capacidades y tu gran pasión.

“JOSUÉ ENTONCES LO BENDIJO, Y DIO A CALEB… [EL MONTE EN] HEBRÓN…” (Josué 14:13)

Cuando Rich Stearns se comprometió para casarse, su prometida quería comprar una vajilla de porcelana fina. Pero él le dijo: ‘Mientras haya niños que mueren de hambre en el mundo no compraremos porcelana, cristal o plata. Rich tenía dotes extraordinarias para dirigir. Le gustaba crear estrategias, levantar equipos y cumplir misiones. Veinte años más tarde fue nombrado consejero delegado de Lenox, el mayor fabricante de cerámica de los Estados Unidos. Un día recibió una llamada de World Vision (organización misionera) pidiéndole que se planteara trabajar con ellos. Rich se fue a Rakia, Uganda, el área considerada como el epicentro de la epidemia de SIDA. Allí se sentó en una choza para conversar con un joven de 13 años llamado Richard.

Un montón de piedras fuera de la puerta marcaba el lugar donde habían enterrado al padre del muchacho que había muerto de SIDA. Otro montón de piedras marcaba el lugar donde habían enterrado a su madre, que también había muerto de SIDA. Rich habló un buen rato con el joven, quien ahora era el cabeza de familia y tenía que cuidar de sus dos hermanos menores, y le preguntó ‘¿Tienes una Biblia?‘ El joven dijo ‘Sí’ y fue a otra sala y trajo el único libro que había en la casa. ‘¿Sabes leerla?’ Preguntó Rich, y la cara del niño se iluminó. ‘Me encanta leer el evangelio de Juan porque dice que Jesús ama a los niños’ contestó el muchacho. Profundamente conmovido Rich Stearns dejó su trabajo, su casa y su título y pidió a Dios un nuevo monte. Si no lo has hecho todavía, pídele a Dios el tuyo.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. que Dios siempre les este revelando su palabra. bendiciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

321 Compartir
Comparte308
WhatsApp
Tweet
+111
Pin2
Email