10 Razones Bíblicas Para Memorizar Las Escrituras

Diez razones bíblicas para memorizar las Escrituras

Cada vez que un Año Nuevo comienza, es muy común entre muchos cristianos el deseo y compromiso de memorizar la Palabra de Dios. La gente tiene el deseo de conocer más la Escritura, y cuando llegar el 01 de enero muchos piensan que ha llegado el momento de empezar a memorizar las Escrituras. Pero, como la mayoría de las resoluciones de Año Nuevo, este deseo puede quedarse en el camino sin una motivación adecuada.

Los cristianos tenemos el increible privilegio de conocer el corazón de Dios a través de la Biblia. Somos capaces de ver el poder de Dios, su odio hacia el pecado, y su gracia a través de las Escrituras. La Palabra de Dios es un libro que cambia la vida con un mensaje que transforma vidas. Una forma de estimular esta transformación de Dios a través de Su Palabra es memorizando las Escrituras.

** (Una advertencia: Un mero conocimiento intelectual de la Escritura no conducirá a nuestra transformación, pero la palabra hará toda su obra si colocamos la Escritura en el corazón y caminamos en fe y obediencia.)

Aquí hay 10 razones bíblicas para Memorización de la Escritura:

1. Jesús memorizaba las Escrituras.

Jesús citó el Antiguo Testamento con frecuencia en su vida y ministerio. Él citó de 24 libros diferentes ¡aproximadamente 180 veces! Está claro que creía en las Escrituras como la máxima autoridad en la vida y una manera de entender el corazón y los deseos de Dios. ¿Por qué no habríamos de seguir a Jesús, conociendo y confiando en las Escrituras como lo hizo?

2. Nosotros estamos llamados a memorizar las Escrituras.

Colosenses 3:16 nos dice: “La palabra de Cristo habite en nosotros abundantemente.” Deuteronomio 6: 4-9 nos dice que debemos poner la ley de Dios en nuestras frentes, enseñarla a nuestros hijos, hablar de ello donde quiera que vayamos, y hacerla es una parte integral de nuestras vidas. Debemos conocer las Escrituras primero antes de que podamos enseñarla o aplicarla como Dios desea.

3. Memorizar las Escrituras renueva nuestra mente y transforma nuestra vida.

¿Eres una de esas personas que tiene que escribir todo para que no se le olvide? Dios sabe que no podemos recordar o guardar sus mandamientos sin recordarlos con frecuencia. Esta es una razón por la que nos dijo que debemos renovar nuestras mentes con las Escrituras diariamente. ¡Ya escribió para nosotros lo que necesitamos saber!

Romanos 12: 2 dice: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que por verifiquéis cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecta.” Mantener la verdad de la Escritura fresca en nuestra mente nos ayuda en el proceso de transformación que Dios desea.

4. Memorizar las Escrituras ayuda contra la tentación. Cuando Jesús fue tentado en el desierto, él respondió a las palabras engañosas de Satanás con palabras de verdad que se encuentran en las Escrituras.

A pesar de que Jesús mismo es la Palabra de Dios, Él usó la Palabra escrita de Dios para luchar contra la tentación.

El salmista entiende el poder de la Palabra en la lucha contra la tentación: “He guardado tu palabra en mi corazón, que para no pecar contra ti” (Salmo 119: 11).

La armadura de Dios, como se menciona en Efesios 6: 10-20, sólo menciona un arma ofensiva: “La espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios” Se nos ha dado la poderosa arma ofensiva para reducir las palabras falsas y tentadoras, a muerte con palabras de verdad. Conocer versículos bíblicos acerca de la tentación, el enemigo, y nuestra armadura espiritual es como  empuñar una arma poderosa contra la tentación. ¡La Palabra tiene poder!

¿Cómo se puede luchar contra la mentira, si usted no tiene la Palabra en su corazón y en su mente en todo momento? ¿Se siente como si va a la batalla sin armas? Luchar contra la tentación es sólo otra razón para el estudio de las Escrituras y la memorización de las escrituras.

5. Memorizar las Escrituras mantiene su vida pura, y le ayuda a vivir en obediencia.

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.“(Salmo 119: 9).

Conocer la Palabra de Dios a través de la memorización de versículos de la Biblia es una gran manera de proteger su vida y acciones de acuerdo a la Palabra de Dios. Es un método preventivo para evitar la tentación, porque cuando la Palabra de Dios esta en su mente, usted evitará más fácilmente la tentación.

6. Memorizar las Escrituras nos hace prósperos y exitosos.

Esta promesa se muestra en Josué 1:8, “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

Es vital recordar que la definición de ser próspero y exitoso de Dios es muy diferente a la definición del mundo. Esto no es una garantía de que vamos a tener automáticamente todo lo que queremos, pero promete una bendición espiritual, que es mucho más grande.

Salmo 1 describe a un hombre que se deleita en la ley del Señor meditando en ella. Esto lleva a prosperar y ser comparado con un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da fruto en su tiempo.

7. Memorizar las Escrituras nos permite animar más fácilmente a otros creyentes.

La memorización de las Escritura da a los creyentes una gran oportunidad para compartir con otros creyentes y animarlos a vivir en obediencia, luchar contra la tentación, renovar sus mentes, y crecer a la estatura de Cristo.

Pablo exhorta a los tesalonicenses en 1 Tesalonicenses 4:18 para estar listo para alentar a otros creyentes con la verdad. 2 Timoteo 3:16 dice que toda la Escritura es útil para enseñar, para reprender, corregir, para instruir en justicia. Conocer las Escrituras es una parte vital para ministrar a otros.

8. Memorizar las Escrituras nos permite compartir mejor con los incrédulos.

En 1 Pedro 3:15 se nos insta para estar siempre preparados para presentar defensa de nuestra esperanza en Cristo. Debemos memorizar las Escrituras para que podamos guiar a los incrédulos a través del mensaje de salvación y ayudarles a ver su pecado y la necesidad de un Salvador. Hablando la palabra de Dios en vez de nuestra propia palabra le dará a nuestro mensaje más autoridad y así aprovechar el poder que está en la Palabra de Dios (Isaías 55:11, Hebreos 04:12, Jeremías 23:29).

9. Memorizar las Escrituras nos da una mejor comprensión de Dios y su voluntad.

Cuando conocemos la Palabra de Dios y obedecemos, somos capaces de experimentar a Dios en un nivel más profundo junto con la experiencia de la libertad que viene sólo a través de la obediencia (Juan 8: 31-32; 14:21). Cuanto más profundo conocemos a Dios, más profunda conocemos su voluntad para con nosotros. Romanos 12: 2 dice que cuando renovamos nuestras mentes y las transformamos, vamos a ser capaces de “discernir cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecta.”

10. Memorizar las Escrituras nos hace sabios.

La Biblia es un libro de gran sabiduría, pero sobre todo es la palabra de Dios que puede tener un impacto en todas las áreas de nuestra vida. Al memorizar las Escrituras podemos tener la sabiduría de Dios con nosotros en todo momento. Lucas 2:52 dice que incluso Jesús crecía en sabiduría durante su vida terrenal. ¿Por qué no hacer lo mismo nosotros?

¿Cuáles son sus métodos de memorización Bíblica? Compártalos con nosotros en los comentarios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. yenisel sanchez hernandez

    BENDICIONES Hermanos, gracias por sus enseñanzas.
    yo memorizo las escrituras copiando cada versículo que habla a mi vida o que es necesario para cada día y lo voy anotando y leyendo cada día, memorizándolo y repitiéndolo en todo momento

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

224 Compartir
Comparte217
WhatsApp
Tweet
+15
Pin2
Email