5 Preguntas Que Debes Hacerte Antes De Casarte

5 Preguntas Que Debes Hacerte Antes de Casarte

Hay muchas personas que se han casado por las razones equivocadas, o en el momento equivocado. Algunos han sido capaces de hacer que su matrimonio funcione, pero, por desgracia otros, no lo han conseguido, es más están hoy divorciados o en proceso de divorcio. Tómate tu tiempo para pensar en los planes de tu boda, pero sobre todo tomar las decisiones correctas con respecto a tu compromiso ante Dios.

Por favor entiendan que estas preguntas son para la gente que considera el matrimonio en el futuro. Tal vez has violado algunas de estas cosas en tu propia vida y ahora estás en una relación matrimonial de la cual te arrepientes. No tomes estas preguntas como una condenación. Yo me conmuevo con aquellos que no tienen un matrimonio ideal. Mi corazón se quiebra por ti mi amado hermano. Mi intención aquí no es para desalentar a nadie, sino para animar a los más jóvenes a tomar las decisiones correctas, mientras que todavía se puede.

Debes pasar tanto tiempo juntos como puedas en situaciones que no sean artificiales.

1) ¿Es el compañero(a) de tu futuro comprometido con el Señor como tu?

Nunca se debe considerar casarse con alguien que no posea las mismas creencias religiosas que tú. El choque cultural entre dos personas que vienen de diferentes familias es suficiente. Es aún peor cuando ni siquiera mantienen los mismos puntos de vista religiosos.

Por supuesto, si estás leyendo esta página web, asumo que eres un cristiano que busca servir al Señor. Si no, entonces para de leer ahora y pídele al Señor que te ayude a cuidar de tu relación con Él. Asegúrese de su propia salvación. A continuación, tenga un testimonio de salvación claro del que estás considerando como tu compañero(a) de toda la vida.

No lo tomes a la ligera. La Biblia tiene advertencias claras contra de casarse con alguien que no es cristiano (2 Corintios 6: 14-16). Este es un asunto muy serio. Estoy sorprendido de cómo muchos jóvenes cristianos ignoran esta advertencia y terminan en relaciones horribles, viviendo un infierno en la tierra. Esto no quiere decir que dos cristianos nunca tendrán problemas. Sin embargo, si no haces caso al propio consejo de Dios en este asunto, entonces ¿cómo puedes esperar que Él bendiga algo que él ya ha advertido que será maldición?

2) ¿Es tu relación de amor o lujuria?

Una relación matrimonial debe estar basada en el respeto mutuo. ¿Qué te atrae de tu futuro compañero(a)? ¿Es una o dos características o rasgos físicos? o, ¿esta su relación basada en el amor hacia toda su persona?

Ciertamente no hay nada malo con el atractivo físico. Pero tu atracción y curiosidad acerca de la persona no debe terminar allí. El amor es un compromiso basado en una decisión con compromiso, mientras que la lujuria es una atracción basada en sentimientos o emociones.

Trabajar en pro de amarse el uno al otro. Eso puede significar que en última instancia decida no casarse a causa de un claro entendimiento de que ésta no es la relación que Dios quiere que tengas. Esa es una maravillosa demostración del verdadero amor: sacrificar lo que deseo para lo que es mejor para la otra persona.

3) ¿Hay algo acerca de tu futuro cónyuge que te irrita?

Nadie es perfecto. Pero la gente también no suele mejorar mucho con el tiempo sin ayuda seria e intervención de Dios. ¿Hay cosas en su futuro cónyuge que te irritan y que esperas que cambiarán después de casarse? Si es así, entonces necesitas considerar seriamente posponer la fecha de tu boda hasta que puedas trabajar con esos problemas.

Lo que te molesta ahora después de 1 año de noviazgo seguirá molestándote por los próximos 60 años de vida en común. Y, no te voy a desalentar, pero también probablemente encontrarás una multitud de otras cosas que se obtienen bajo la piel cuanto más tiempo viven juntos. Sean cuales sean los problemas tu relación de noviazgo sólo revela aquellas cosas que tu futuro compañero(a) no puede mantener ocultas. Pero con el tiempo sus otros atributos irritantes van a salir y estarán contigo para el resto de tu vida.

Su inclinación al desorden y mantener un auto sin lavar no van a cambiar con el tiempo. Su compulsión de corregir tu léxico después de cada frase que dices, probablemente no te molestará hoy, pero después de 40 años será diferente con toda certeza.

4) ¿Has pasado suficiente tiempo juntos para entender que es un compromiso de por vida?

Una cosa que te ayudará a saber lo que te irrita de la otra persona es pasar tiempo con ella(El) en una relación de pareja saludable. Debes pasar tanto tiempo juntos como puedas en situaciones que no son artificiales. Eso no quiere decir vivir juntos durante 6 meses para ver si la relación va a funcionar. Eso no es nada bueno para una relación sana y un compromiso de por vida.

De lo que estoy hablando es pasar tiempo juntos lo suficiente para saber cómo el mal humor de su futuro cónyuge puede reaccionar cuando pierda un almuerzo. Esto incluye trabajar estrechamente juntos lo suficiente para saber cómo van a reaccionar bajo estrés. Su tiempo de citas juntos ayudará a mostrar si comparte opiniones similares sobre cómo manejar los problemas.

Incluso si ambos están en el mismo país, experimentarás un poco del mismo tipo de choque cultural que los misioneros enfrentan cuando se van al extranjero. Ambos vienen de diferentes orígenes y experiencias. Cuanto más tiempo se puede pasar juntos antes del matrimonio, más se estará preparado para una vida juntos.

5) ¿De verdad se respetan el uno al otro?

La construcción de una relación es nada menos que el respeto sincero por los demás en un terreno peligroso. Debe respetar a tu compañero(a) y lo debes respetar por lo que eres. Eso significa que ambos necesitan estar creciendo en su relación con Dios y con los demás. También es necesario seguir educándose a sí mismos y trabajar para ser más respetuosos. No puedes quedarte estancado(a) en tu conocimiento del mundo y de tu relación con el Señor.

¿Eres capaz de hablar con tus amigos acerca de tu futuro compañero(a) con alegría y animo? ¿tu futuro compañero siguen sorprenderá con las cosas que son capaces de hacer o cosas que saben? Ese tipo de cosas se acumulan con el respeto. ¿Eres el tipo de persona que tu futuro cónyuge puede respetar? Debes estar siempre trabajando para traer buenas cualidades a tu relación por el bien de ambos.

Pensamientos Finales

Estas son preguntas que debes hacerte antes de casarte. Pero déjame hacerte una pregunta más, y creo que es la más importante: ¿has orado sobre esto? ¿Sientes que puedes hablar con Dios acerca de tu deseo de casarte con esta persona? ¿Son capases de orar juntos? Tal vez la razón por la cual estás leyendo este artículo es porque ya tienes dudas y estás buscando la afirmación de tu relación. Si ese es el caso, entonces sospecho que prefieres no pedir a Dios su opinión de tu relación, o tal vez Él ya te dijo que no. Si tu no puedes orar acerca de tu relación, entonces ahora es el momento de dar un paso atrás y considerar seriamente tu relación. Busca el consejo piadoso de tu pastor y otros cristianos maduros en tu iglesia. Permítales hablar contigo honestamente acerca de tu relación y deja que te guíen para que puedas establecer un matrimonio maravilloso y comprometido con las cosas de Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

536 Compartir
Comparte525
WhatsApp
Tweet
+110
Pin1
Email