¿Debemos Orar A Jesús? Respuesta A Los Testigos De Jehová

¿Debemos Orar A Jesús?

El día de hoy me encontré en la web con un articulo de los Testigos de Jehová acerca de este asunto, es increíble la falta de luz que estos tienen con respecto a la persona de Jesús. Según ellos no podemos y no debemos orar a Jesús; solamente a Dios. Nosotros como Cristianos nacidos de nuevo podemos entender, pero ellos no aceptan que Jesús es Dios por esta razón cometen este gran error en sus publicaciones.

Como sabemos toda secta omite una parte del evangelio y se concentra en la “otra parte”, es claro como dicen los Testigos de Jehová que debemos orar a Dios (El Padre); pero es un error grande omitir y declarar que no podemos orar al Hijo también. Aquí dejo 2 principios que se encuentran en la Biblia seguidos de muchos ejemplos con respecto a esta verdad.

Dos principios claros que se nos muestran en la Biblia:

1. LA ORACIÓN ES NORMALMENTE DIRIGIDA AL PADRE.

Jesús nos enseña a orar al Padre

Cuando sus discípulos le pidieron a Jesús que les enseñara a orar, así es como se los instruyó: “Cuando oréis, decid:” Padre … “(Lucas 11: 1-2). En la oración, debemos de dirigirnos a Dios el Padre. Esto debe ser la norma; es el patrón que Jesús nos da para seguir. Al dar esta instrucción Jesús no está prohibiendo la oración dirigida a otras personas de la deidad (Triunidad), nos está mostrando que la oración normalmente debe ser dirigida a Dios Padre.

Este es el sentimiento reflejado por el apóstol Pablo. Él escribe a los cristianos de Éfeso de cómo, “A través de [Jesús] … tenemos acceso al Padre por un mismo Espíritu.” (Efesios 2:18). Esta es la postura de toda la vida cristiana, y el patrón de nuestra oración: por el Espíritu, por medio del Hijo y al Padre.

El Espíritu nos mueve a orar al Padre

Pablo explica el papel del Espíritu Santo en la vida del creyente, una de las cosas que destaca es la forma en que el Espíritu nos da confianza y seguridad para acercarnos a Dios en oración. De hecho, es por el Espíritu que nosotros clamamos: “Abba, Padre” (Gálatas 4:6; Romanos 8:15). Esto no es casual. Jesús mismo dijo estas mismas palabras en su propia oración (Marcos 14:36). El Espíritu mueve a los cristianos a orar al Padre, esto está en el mismo lenguaje que Dios el Hijo utiliza. La oración es una forma de expresar la unidad que tenemos a través de Jesús.

Esta es la forma normativa de la oración y refleja la forma de las relaciones dentro de la Tri-unidad: el Hijo vive por el Espíritu para El Padre. Cuando oramos, nos encontramos en medio de Jesús en esta dinámica eterna y feliz.

2. LA ORACIÓN TAMBIÉN DEBE DIRIGIRSE AL HIJO.

A pesar de todo esto, el Nuevo Testamento no prohíbe la oración dirigida a Jesús (o al Espíritu). De hecho, hay una serie de ejemplos de personas que oraron directamente a Jesús.

En Hechos, antes de Esteban ser asesinado él oro: “Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Hechos 7:59).
El penúltimo versículo en la Biblia es una oración a Jesús: “Amén. Ven, Señor Jesús “(Ap 22:20).
El mismo apóstol Pablo oró al “Señor” en una ocasión (ver 2 Corintios 12: 8, “Señor” un título aplicado con frecuencia a Jesús). Pablo dice: respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí”.                                                   1 Tesalonisenses 5:17-18 “Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”.

Jesús aceptó la oración de alabanza y súplica

Algunos podrían decir que las oraciones de alabanza a Jesús son legítimas, mientras que las oraciones de petición no lo son. Voy a argumentar que Jesús aceptó y todavía acepta ambos tipos de oración. Tome nota de ambos en los ejemplos que se muestran a continuación.

Los Cristianos del Nuevo Testamento Oraron a Jesús en todo  lugar

Según el apóstol Pablo, los cristianos del Nuevo Testamento fueron a todas partes orando a Jesús. “Pablo. . . a la iglesia de Dios en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, junto con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y  nuestro (1 Corintios 1: 1-2)”. Parece que Pablo se incluye a sí mismo entre los que invocó el nombre de Jesús. Estas oraciones dirigidas a Jesús eran universales. Y el tiempo presente de “invocan” sugiere que las oraciones están en curso hasta el día de hoy.

Ejemplos como éste nos dan un precedente para hacer lo mismo – es bueno, justo y adecuado a orar a Jesús. (No hay ejemplos de orar directamente al Espíritu, pero podemos “suponer” que esto tampoco está prohibido.)

Otras Oraciones de Pablo

En 2 Tesalonicenses 2: 16-17, Pablo bendijo a los Tesalonicenses con estas palabras: “Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia,conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra”. A pesar de que esta oración de bendición está en una forma diferente de las otras oraciones, implica una petición a Jesús (y al Padre), esto sugiere la legitimidad de la oración a Jesús. Pablo esperaba que Jesús respondiera a esta petición. Una oración de bendición similar (invocando el nombre de Jesús) se encuentra en 1 Tesalonicenses 3:11-14.

La adoración a Jesús

En los Evangelios, Jesús fue adorado, y él lo aceptó (Juan 9:38). Sin duda, esto implicó la comunicación verbal de Jesús o la oración. Los Evangelios no son el único lugar donde se produce la adoración a Jesús. A los ángeles se les dice a adorar Jesús. Hay adoración a Jesús (el Cordero) en Apocalipsis por los ángeles y los seres humanos (Apocalipsis 5: 8-13).

Considerando que los tres miembros de la Tri-unidad son Dios, entonces la adoración se debe a cada uno de ellos, colectiva e individualmente, debido a la naturaleza de la Tri-unidad. Esto implica la alabanza y adoración. Sería un error que la gente deje de hacer esto frente a cada persona de la Tri-unidad en la alabanza y la adoración. Dios espera que nosotros adoramos a Jesús. Los Testigos de Jehová no oran a Jesús porque piensan que Él no es digno de adoración. Oramos a Jesús porque sabemos que Él es digno de adoración, y que incluso exige adoración. Jesús nos mandó a honrar al Hijo como se honra al Padre (Juan 5:23). Si no somos capaces de alabar al Hijo en nuestras oraciones, como nosotros daríamos alabanza al Padre, ¿Podríamos realmente honrar al Hijo como lo hacemos al Padre?

La iglesia primitiva reconoció la importancia de adorar a Jesús a través de la oración. De hecho, cuando Atanasio hizo su acusación contra el arrianismo en el siglo 300, señaló que los cristianos habían orado a Jesús desde el principio. Atanasio sostenía que si Jesús no era de la misma sustancia que el Padre (homoousios) y era más que una criatura en lugar de ser la misma sustancia con el Padre, entonces los cristianos desde el principio habrían cometido idolatría orando a Jesús.

Teniendo en cuenta el precedente bíblico de la oración a Jesús, y teniendo en cuenta todo lo que Jesús significa para sus seguidores, sería extraño para un cristiano nunca a orar a Jesús. En este sentido debemos orar a él; lo que debería ser natural clamar a él en adoración por todo lo que ha hecho, esto nos ayuda a seguir sus pasos. Pero también podemos ver que la oración no debe siempre dirigirse a él. El mismo Jesús nos enseña a orar al Padre.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. DEMETRIO WARNEROS

    DONDE HAYA DOS O MAS REUNIDOS EN MI NOMBRE AHI ESTARE YO EN MEDIO DE USTEDES, Y TODO LO QUE LE PIDAN ALMPADRE EN MI NOMBRE DENLO POR HECHO QUE YA SE LES HA CONCEDIDO. EN LA TRANSFIGURACION DICE EL PADR: ESTE ES MI HIJO AMADO EN EL UE TENGO TODAS MIS COMPLACENCIAS, A EL ESCUCHENLO

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

292 Compartir
Comparte281
WhatsApp
Tweet
+110
Pin1
Email