¿Cómo Superar La Culpa Y La Verguenza Según La Biblia?

¿Cómo Superar La Culpa Y La Vergüenza Según La Biblia?

“…NINGUNA CONDENACIÓN HAY PARA LOS QUE ESTÁN EN CRISTO JESÚS…” (Romanos 8:1)

Un autor/escritor muy conocido escribió: “Porque mi padre abusó de mí sexualmente, sentí vergüenza, la cuál escondí muy dentro de mí. Pero en cierto momento hice un cambio no muy saludable en mi manera de pensar y ya no tuve vergüenza de lo que él había hecho; en lugar de eso, me avergoncé de mí mismo… Me sentí como si hubiese algo malo en mí, ya que mi propio padre quiso hacer esas cosas. Durante años, un pensamiento daba muchas vueltas en mi mente diciendo: ‘¿Qué es lo que hay mal en mí?’. Ésa es una de las razones por las que me sentí muy entusiasmado al enterarme de que la salvación me arropa en la justicia de Dios (lee 2 Corintios 5:21). Durante años me sentí mal, y ahora, por fin, ¡me siento estupendamente!”.

La vergüenza y la depresión “van de la mano” y aunque los médicos pueden prescribir medicamentos para la depresión, no hay ningún remedio para la vergüenza, excepto la “medicina” que nos ofrece la Palabra de Dios. Pero si la lees y no la aplicas a tu vida, es como recibir una receta de un especialista y no tomar el medicamento… Santiago dijo: “Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores…” (Santiago 1:22). Esto significa permanecer en lo que dicen las Escrituras a pesar de cómo te sientas. Los sentimientos cambian “cada dos por tres”; no puedes confiar en que te afirman lo que es verídico. Por eso es que la Biblia dice: (a) “…transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios…” (Romanos 12:2b); (b) “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica” (Romanos 8:33). En el nombre de Jesús, levántate, sacúdete de la culpabilidad y de la vergüenza y ¡comienza a vivir!

“¿QUIÉN ACUSARÁ A LOS ESCOGIDOS DE DIOS?” (Romanos 8:33)

Melody Beattie dijo: “La vergüenza nos puede detener, mantenernos sujetos y con los ojos “clavados” al suelo. Muchos sistemas y personas son controlados por ella y quieren que compartamos su ‘juego’. Comportamientos compulsivos y sexualmente adictivos, comer en exceso, abuso de drogas y los juegos compulsivos están basados en la vergüenza… Nuestro pasado y el ‘lavado del cerebro’ que pudimos haber tenido nos cargan con vergüenza. ‘¡No pienses, no sientas, no crezcas o cambies, no vivas; más bien, avergüénzate… ¡Deja de tener vergüenza! ¡Afróntala! ¡‘Declárale la guerra’! Aprende a reconocerla y evítala como si fuera una plaga”.

Tener vergüenza de quién eres es como estar castigado siempre, excepto que te estás maltratando a ti mismo… Aun cuando piensas que has logrado silenciar tus pensamientos, imaginaciones, actitudes y sentimientos, éstos aparecen de otra forma. Por ejemplo, las personas vergonzosas son susceptibles, así que los demás aprenden a “caminar con pies de plomo” cuando están cerca de ellas. A veces son difíciles de enfrentar y de corregir porque se sienten tan mal acerca de ellas mismas que odian tener a alguien que resalte algún área de sus vidas que necesita mejoría. Pero Dios dice que sólo los necios odian la corrección (lee Proverbios 15:5). Cuando tienes una buena relación con el Señor, puedes aceptar enseñanza sin ponerte a la defensiva. Pablo dijo: “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?” (Romanos 8:33). Nota la palabra ‘escogidos’; el Señor te ha elegido. Estás “dentro”, así que, ¿quién te puede expulsar? ¡Nadie! La Palabra de Dios dice que eres perdonado; tu sentido de culpabilidad y vergüenza han desaparecido, y por lo tanto, deja de decir cómo te sientes y empieza a hablar de lo que sabes.

Sobre todo, mantén los ojos puestos en Jesús cuando creas desmayarte (lee Hebreos 12:2,3b), y ¡haz que su opinión invariable de ti sea tu fuente de confianza y autoestima!

“…HA SIDO EXPULSADO EL ACUSADOR…” (Apocalipsis 12:10b)

El autor británico Henry Fielding dijo: “La culpabilidad tiene ‘oídos’ muy rápidos para captar una acusación’. Un hombre que trabajaba en una oficina solía gastar bromas a los nuevos empleados. Tenía la costumbre de acercarse a ellos y les decía en voz baja: ‘Que sepa que ellos saben lo que Ud. ha hecho’, y luego, sonriendo, se alejaba. En primer lugar, la persona en cuestión miraba a su alrededor de manera desconcertada y después se dejaba atormentar por la ansiedad mientras estos pensamientos pasaban rápidamente por su mente: ‘¿Quiénes serán?’, ‘¿Qué es lo que sabrán?’, ‘¿Qué estarán diciendo?’. Salomón dijo: ‘Huye el malvado sin que nadie lo persiga…’ (Proverbios 28:1). Y todos somos vulnerables; incluso las personas más inocentes suelen tener una tendencia a encubrirse y protegerse”.

La Biblia dice: “…el acusador de nuestros hermanos… los acusaba delante de… Dios día y noche” (Apocalipsis 12:10). Y luego sigue diciendo: “Ellos lo han vencido…” ¿Que cómo? “…por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos…” (versículo 11). Es hora de levantar la voz, de dar testimonio acerca del poder de la sangre limpiadora de Cristo. Satanás es un enemigo derrotado; como hijo/a de Dios ya no tienes que vivir bajo la carga de su condenación.

El Señor no es el que te hace sentir culpable; Él quiere que sepas que te ama y que te perdona. Por eso, Pablo escribió: “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Cristo… está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” (Romanos 8:33,34b). Así que, ¡deja de maltratarte! Jesús vino para sacarte del hoyo, para que sepas que el castigo por tus pecados fue quitado y que su poder fue destruido. ¡En los ojos del Señor eres muy amado y aceptado!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. Es la primera vez que visito este sitio web, pude ver con mucho agrado la ayuda que encontré para nuestro espíritu. Por favor les pido me ayuden en oración pues satanás trata de separar mi familia. Ayudenme para que Dios me bendiga y mi familia este solida y unida oren por mi pareja y mi hija. Que Dios los bendiga

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

306 Compartir
Comparte296
WhatsApp
Tweet
+17
Pin3
Email