Sé Un Amigo De Trinchera Para Otro

Sé Un Amigo De Trinchera – Vida Cristiana

“MEJOR SON DOS QUE UNO…” (Eclesiastés 4:9)

Dicen que enseñan a los soldados de la marina a cavar una trinchera lo suficientemente grande para que quepa un amigo también. ¡Un consejo muy bueno! Todos afrontamos batallas en la vida, y nuestras “trincheras” vienen de muchas formas y tamaños. Así que, entendamos tres cosas:

(1) Una “trinchera” es para ti y para tu amigo no sólo para tu amigo. Puedes pedirle que luche contigo pero nunca deberías mandar a alguien para que pelee tus batallas por ti.

(2) Antes de la batalla debes haber desarrollado una amistad. No se trata de tener “trincheras” para utilizar a las personas: antes de pedirle ayuda, debes ser su amigo.

(3) Tienes que querer estar en la “trinchera” de tu amigo. Deberías estar listo por cualquier amigo cuya ayuda podrías necesitar. Eso es lo que los amigos hacen. El Dr. Martin Luther King junior dijo: “Al final no recordaremos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos….” Que nunca digan de ti que fuiste un amigo silencioso… Aquí tienes dos verdades importantes acerca de las “trincheras”:

(a) No es aconsejable estar en una “trinchera” sin que haya un amigo contigo. Tratar de afrontar el mundo a solas es peligroso y no “…es bueno que el hombre esté solo…” (Génesis 2:18).

(b) Las “trincheras” demuestran las verdaderas amistades. En los momentos difíciles descubres quiénes son tus verdaderos amigos. Cuando Pepper Rodgers entrenó en el UCLA, su equipo pasaba por un tiempo muy difícil. Recordando una de esas malas rachas, Rodgers le dijo a un reportero: “Mi perro fue más o menos el único amigo que tenía y le dije a mi esposa que un hombre necesita tener dos amigos por lo menos. Así que, ella me compró otro perro….” Como dice el viejo refrán: “En la prosperidad nuestros amigos nos conocen y en la adversidad nosotros los conocemos a ellos….”

MEJOR SON DOS QUE UNO… (Eclesiastés 4:9)

Antes de que te metas con alguien en una trinchera debes comprender que:

(1) Hay pocos “amigos de trinchera”.

Cierto día durante la Guerra Civil americana, Abraham Lincoln recibió una petición para perdonar a un soldado que fue sentenciado a ser fusilado por desertar. El hombre no tenía ninguna carta de apoyo que le avalara. A la mañana siguiente, el oficial se asombró al oír a Lincoln decir que el testimonio de un amigo le hizo decidir perdonar al hombre. Cuando el oficial le recordó al presidente que la petición había venido sin carta de referencia, Lincoln simplemente indicó: ?Yo seré su amigo?, y luego firmó su absolución. Si tienes tales personas en tu vida, valóralos mucho porque ciertamente son fuera de lo común.

(2) Los “amigos de trinchera” proveen fuerza antes y durante la batalla.

Aun antes de la batalla, simplemente el saber que alguien cree en ti y luchará por ti, es edificante. Alguien dijo: “No es tanto el apoyo de nuestros amigos lo que nos ayuda, si no más bien el íntimo conocimiento de que nos quieren ayudar”.

(3) Los “amigos de trinchera” ven las cosas desde la misma perspectiva.

Tracey, de cinco años de edad, le preguntó a su padre si podía jugar en la casa de una amiga. Él le dijo que sí, con la condición que estuviera en casa para cenar a las seis en punto. Cuando llegó la hora, no encontraron a Tracey por ninguna parte. Después de unos veinticinco minutos, ella abrió la puerta principal. Su padre, esforzándose por controlar su impaciencia, le preguntó dónde había estado. “Justo cuando tenía que volver a casa, la muñeca de mi amiga se rompió”. Él le dijo: “Y, ¿supongo que la ayudaste a arreglarla?”. A lo que Tracey contestó: “No, la ayudaba a llorar”. ¿Qué es lo que fue Tracey? ¡Una amiga de trinchera! ¿Y tú?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. Buenos dias,me podrán ayudar por favor,enviandome, como debo hacer ;deseo ser un amigo de trinchera. Bendiciones

    MARY

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

424 Compartir
Comparte398
WhatsApp
Tweet17
+18
Pin1
Email