Abriendo Camino Por Medio De La Alabanza

Abriendo Camino Por Medio De La Alabanza

“CUANDO COMENZARON A ENTONAR CANTOS DE ALABANZA, EL SEÑOR PUSO EMBOSCADAS CONTRA LOS… QUE VENÍAN CONTRA JUDÁ…” (2 Crónicas 20:22)

No hay ninguna ley que diga que la alabanza está reservada exclusivamente para los domingos y para cuando estemos en la iglesia; todo lo contrario, debería ser un estilo de vida: en el trabajo, en la escuela, en el hogar y e incluso en la ducha. La alabanza atrae la presencia de Dios junto con su intervención inmediata. El salmista dijo: “Bendeciré al Señor en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca…” (Salmo 34:1). Antes de que David fuera soldado, o rey más adelante, él mató a Goliat con una simple honda y una piedra. No necesitas un ejército para derrotar a tus “gigantes”, solamente un versículo certero respaldado por un grito de alabanza, la cuál es una expresión de fe, una aseveración de que Dios está en control. La alabanza no es algo en lo que te involucras sólo cuando te apetece. La Biblia dice que “…ofrezcamos… a Dios… sacrificio de alabanza…” (Hebreos 13:15). ¡Cuanto más cuesta, más beneficios produce!

En el Antiguo Testamento, cuando sus enemigos se pusieron en fila contra Judá (lo que significa alabanza), Josafat, su rey, envió un coro al frente, delante del ejército, para alabar a Dios. ¡Vaya estrategia tan descabellada! ¡Pero funcionó! Según avanzaban en alabanza, “…el Señor puso emboscadas contra los… que venían contra Judá…” (2 Crónicas 20:22) y ellos fueron derrotados. Cualquiera puede alabar a Dios cuando “todo es un camino de rosas”, pero cuando aprendas a alabarle en las “trincheras”, Él te ayudará a triunfar en cualquier batalla que estés peleando después. Un entorno lleno de alabanza parará en seco a Satanás en sus andadas, porque él sabe que Dios “mora” en ese ambiente (lee Salmo 22:3).

“…EL PUEBLO QUE SABE ACLAMARTE… ANDARÁ… A LA LUZ DE TU ROSTRO” (Salmo 89:15)

En los tiempos a los que se refiere la Biblia, las prisiones eran lugares terribles, sin las más mínimas condiciones humanas. En un lugar semejante, “Pablo y Silas… cantaban himnos a Dios… Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron” (Hechos 16:25-26). Tal liberación puede ser una realidad para ti también. Si quieres que las cosas sean zarandeadas, que se abran puertas y se rompan cadenas, empieza a alabar a Dios “a pesar de…”. Si te acercas a Dios sobre las “alas de la alabanza”, encontrarás el secreto de poder estar por encima de tus circunstancias. David dijo: “…el pueblo que sabe aclamarte… andará, Señor, a la luz de tu rostro” (Salmo 89:15). La alabanza no es simplemente una reacción por haber entrado en la presencia de Dios, más bien es un canal por el cuál Él viene para ocuparse de tu problema.

Cuando estás abatido y deprimido, en tu mente natural no existe ningún incentivo para alabar a Dios. De hecho, tiendes a revolcarte en tu miseria y a sentir pena de ti mismo, pero esto es totalmente contrario de lo que deberías estar haciendo: “…el Padre… busca… los que lo adoran… en espíritu y en verdad…” (Juan 4:23b-24b). No es una cuestión de emociones, es una cuestión de fe; no es algo que viene por sí solo, es algo que decides hacer. Tanto si te encuentras en el “desierto” o en la “Tierra Prometida”, cuando te regocijes y cantas al Señor (lee Salmo 98:4), empezarán a suceder muchas cosas; tal y como tus alabanzas suban, las bendiciones de Dios bajarán del Cielo. Nehemías dijo: “…el gozo del Señor es vuestra fuerza” (Nehemías 8:10b). De hecho, la alabanza ayudará a que tus sentimientos sean sanados y que el peso de la negatividad que te oprime sea levantado. ¡Pruébalo!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

3 comentarios

  1. Gracias mis hermanos sus devocionales son muy importantes porque me alientan a seguir… y trae ESPERANZA a mi vid. PAZZZZ

  2. gracias pastor x su enceñanza ahora veo mejor

  3. Zenia Esperanza Pascual Diaz

    La alabanza es una arma poderosa que Dios nos la ha entregado en nuestras más.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

328 Compartir
Comparte321
WhatsApp
Tweet
+15
Pin2
Email