Aprende A trabajar Con Los Demás Según La Biblia

Aprende A trabajar Con Los Demás Según La Biblia

“…ES UNA CARGA DEMASIADO PESADA PARA MÍ” (Números 11:14b)

Sólo puedes hacer todas las cosas tú mismo hasta que alcances una cierta amplitud, y después necesitas a otras personas. Es un momento muy decisivo; también es un examen que muchos no pasamos y dejamos de crecer. Escucha a Moisés: “…es una carga demasiado pesada para mí” (Números 11:14), y Dios le dijo: “Reúneme a setenta… de los que tú sabes que son… principales,… tomaré del espíritu que está en ti y lo pondré en ellos, para que lleven contigo la carga…” (Números 11:16,17b). Se necesita madurez para reclutar a las personas que puedan hacer ciertas cosas mejor que tú, permitirles que destaquen en su trabajo y que reciban el mérito mientras te alegras sabiendo que el trabajo se está realizando muy bien. En resumidas cuentas: tienes que ser claro en tus objetivos y sentirte seguro en ti mismo para poder triunfar y seguir haciéndolo.

En su libro Good to Great (De lo bueno hacia lo excelente), Jim Collins resaltó que los líderes de las mejores organizaciones tienen la tendencia a evitar de estar en el centro de la atención. Ray Gilmartin de Merck: “Si tuviera que poner a alguien en la portada de la revista “Business Week” (Semana de negocios), pondría a… nuestro equipo”. Lou Gerstner de IBM: “Yo no he provocado la mejora de la compañía, han sido los doscientos ochenta mil empleados los que lo han hecho posible. Hicimos un cambio en nuestro enfoque, escogimos un grupo de personas preparadas y cambiamos la compañía para bien”. Dan Tully de Merrill Lynch [importante firma de servicios financieros]: “Es increíble lo que puedes hacer cuando no buscas todo el mérito. Creo que no hay ninguna idea que provenga de una sola persona”. Aquí tienes una anotación: Si prefieres ser un pez gordo en un estanque pequeño”, allá tú. Pero si quieres ser bendecido y vivir en el “océano”, aprende a trabajar con los demás.

“HASTA AQUÍ NOS AYUDÓ EL SEÑOR” (1 Samuel 7:12b)

Era un sueño hecho realidad. El Arca de la Alianza, el símbolo supremo de Dios operando en medio de su pueblo, había sido recuperada del cautiverio, y los filisteos que la habían robado, habían sido derrotados en una batalla; era un momento para celebrar. De manera que Samuel puso un monumento al que llamó Eben-ezer (lee 1 Samuel 7:12), lo que significa: “Hasta aquí nos ayudó el Señor”. Fíjate en la palabra nos; Samuel reconoció que para poder cumplir los sueños, se necesita un equipo.

En su libro Jesus on Leadership (Jesús y el liderazgo), C. Gene Wilkes explicó por qué el trabajo en equipo es superior al esfuerzo individual:

(a) Un equipo implica más personas, y por lo tanto, más recursos, ideas y energía que cualquier persona posee individualmente.

(b) Un equipo maximiza el potencial de su líder y minimiza sus debilidades. En un individuo se nota más las virtudes y los defectos.

(c) Un equipo proporciona numerosas perspectivas de cómo satisfacer una necesidad o alcanzar un objetivo, ofreciendo así varias alternativas para una misma situación.

El entendimiento individual raramente es tan amplio y profundo como el de un grupo de personas cuando se trata de resolver un problema.

(d) Un equipo comparte el mérito de una victoria y la culpa de un estrago, lo que promueve una autentica humildad y una unión muy fuerte.

Cuando un individuo asume el mérito o el estrago por sí solo, existe la tendencia a fomentar el orgullo y, a veces, un sentimiento de fracaso.

(e) Un equipo exige de su líder que asuma la responsabilidad.

Un individuo sin estar relacionado con nadie, puede poner en peligro o alterar un objetivo sin asumir la responsabilidad por ello. Así que, ¿por qué nos cuesta involucrarnos en trabajar en equipo? Porque construir un equipo es muy duro, y cuanto más preparados estén los miembros del equipo, más difícil es. El verdadero desafío de un líder no está en poner la gente a trabajar, ni hacer que trabaje de una manera dura. El verdadero desafío de un líder consiste en poner juntas a personas diferentes para que trabajen incansablemente como si fueran una piña [con los ojos puestos en Jesús].

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

352 Compartir
Comparte343
WhatsApp
Tweet
+18
Pin1
Email