¿Cómo Asumir Responsabilidades Bíblicamente?

¿Cómo Asumir Responsabilidades Bíblicamente?

“…A TODO AQUÉL A QUIEN SE HAYA DADO MUCHO, MUCHO SE LE DEMANDARÁ…” (Lucas 12:48b)

La responsabilidad es una “moneda con dos caras”: una es la responsabilidad y la otra es la recompensa. Muchos de nosotros nos centramos sólo en una: en la recompensa. Asumir responsabilidades significa tres cosas:

(1) Reconocer cuál es tu responsabilidad.

(2) Reconocer ante quién eres responsable.

(3) Actuar responsablemente en cada momento.

Todas las excusas que te pongas a ti mismo y a los demás no te dejarán escapar de ello. Jesús dijo: “…a todo aquél a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará…” (Lucas 12:48b). El director de una empresa de comida para perros preguntó a su equipo de vendedores durante el congreso anual de la compañía si les gustaba la nueva publicidad de los productos. ¡Excelente! respondieron, la mejor del sector.¿Y qué pensáis acerca del producto?, preguntó.¡Fantástico! contestaron. ¿Y sobre el equipo de ventas?, preguntó. Ellos mismos lo eran, por lo que, naturalmente, respondieron positivamente diciendo que era el mejor. De acuerdo, dijo el director, “entonces, si tenemos la mejor marca, el mejor empaquetado, la mejor propaganda y el mejor equipo de ventas, ¿cómo es que estamos en el puesto diecisiete en el ranking”. Después de un rotundo silencio, uno de los vendedores exclamó: “La culpa la tienen los perros; sencillamente no se comen eso”.

¿Sabes una cosa? Tu problema no son los “perros”, o el trabajo, o tu cónyuge, o la sociedad en general, o lo que sea. Sé honesto: el mayor desafío de tu vida eres tú. Si tu vida no marcha como a ti te gusta, tú eres el responsable de cambiarla. Dios te va a ayudar si acudes a Él [y haces lo que dice en su Palabra]. Sin embargo, para ello tienes que querer cambiar, decidir cambiar, y trabajar diariamente hacia este objetivo.

…TODO LO QUE EL HOMBRE SIEMBRE, ESO TAMBIÉN SEGARÁ… (Gálatas 6:7b)

Hoy en día, nuestros valores están bastante desordenados. Pasamos por alto las notas bajas y los actos irresponsables de nuestros jóvenes atletas. ¿Y por qué será? Porque ganan torneos y hacen que nos sintamos muy bien. Entonces, ¿cómo se juzga a los famosos? Ellos pueden hacer lo que quieran, mientras los menos afortunados son condenados por los mismos hechos. ¡Eso está muy mal! Debemos enseñar a nuestros hijos que a no ser que acepten ser responsables, la vida no les va a tratar bien: “…todo lo que el hombre siembre, eso también segará…” (Gálatas 6:7b). Padre/madre, asumir responsabilidades significa hacer a tus hijos responsables de sus actos cuando rompen las reglas, se mezclan con la gente inapropiada, prueban sustancias “guays” como el alcohol y las drogas, y fornican, copian en los exámenes o llegan tarde a casa. ¿Suena a puritano? Lo mismo pasa con la ley de la gravedad y la de la cosecha. Tu opinión sincera pero ingenua del tipo quiero que tengan todo lo que yo no tuve cuando era joven convertirá a hijos mimados en adultos mimados. Pon en práctica la prevención: construye una “valla sobre el despeñadero” y ¡no un “hospital en la parte de abajo”! Puede que digas: “Cuando llego a casa por la noche, estoy demasiado cansado para disciplinarles”. Despierta: si son arrestados, el juez no va a tener en cuenta tus sentimientos… Tampoco lo hará el banquero cuando les embargue el coche y la casa por no pagar las deudas. La complacencia es crueldad disfrazada si no está acompañada de responsabilidad.

Elí tuvo el cargo más alto dentro del sacerdocio, es decir, el de sumo sacerdote. Sólo se olvidó de una cosa: no asumió la responsabilidad de su familia y como resultado, él y sus hijos murieron prematuramente. Dios dijo: ...le mostraré que Yo juzgaré su casa… por la iniquidad que él sabe; porque… él no se lo ha impedido (1 Samuel 3:13). Así que, ¡asume la responsabilidad!

AHORA BIEN, LO QUE SE REQUIERE DE LOS ADMINISTRADORES ES QUE CADA UNO SEA HALLADO FIEL (1 Corintios 4:2)

En cualquier nueva proyecto que emprendas, te vas a encontrar con:

(a) Personas que no estén de acuerdo contigo diciéndote que no se puede hacer.

(b) Los que te bloquearán el camino.

(c) una gran probabilidad de que fracases antes de triunfar. ¿Y quién quiere soportar estas cosas? ¡Los ganadores! Se necesita valor para abandonar Egipto, atravesar el desierto pensando: ¿Estoy haciendo algún progreso? y pararte al borde del Mar Rojo sabiendo que sin un milagro te ahogarás pensando: Nunca ha estado alguien en esta situación; ¿y si ahora fallan las cosas?. Asumir responsabilidades significa dar pasos en fe cuando no hay precedentes con los que contar ni lógica a la que “agarrarse” y tus amigos preguntan si estás bien de la cabeza. Continua en la pagina número 2

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

354 Compartir
Comparte348
WhatsApp
Tweet
+14
Pin2
Email