Señales Antes Del Fin En La Biblia

Señales Antes Del Fin En La Biblia

“…¿QUÉ SEÑAL HABRÁ DE TU VENIDA…?” (Mateo 24:3)

Cuando los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: “…¿Qué señal habrá de Tu venida y del fin del siglo?” (Mateo 24:3). Él les dijo que las cosas empeorarían antes de mejorar. Luego añadió: “…Procurad no alarmaros…” (Mateo 24:3 CST). Jesús usa el verbo “alarmarse”, en esta ocasión con el significado de “lamentarse, clamar fuerte”. En definitiva, quería expresar: ‘No os derrumbéis cuando suceda lo malo”. Durante los próximos párrafos estudiaremos algunas de las señales que Jesús afirmó que anunciarían Su regreso.

Engaño espiritual. “…Mirad que nadie os engañe, porque vendrán muchos en mi nombre diciendo: ‘Yo soy el Cristo’, y a muchos engañarán” (Mateo 24:4-5 RVR1995). Date cuenta de que muchos serán engañados, al igual que habrá muchos engañadores.

Jesús también dijo que vendrían en Su nombre, haciéndose pasar por ministros de Dios y afirmando tener un grado espiritual y un estatus superiores. Presumirán de disponer de información privilegiada y embellecerán sus enseñanzas con frases como “Dios me ha dicho…”, insinuando que tienen acceso a información que la gente normal y corriente no tiene. No te dejes engañar. Jesús también nos avisó de que “…surgirán falsos cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar… aun a los elegidos” (Mateo 24:24 CST). Ten cuidado cuando veas multitudes y milagros. Satanás puede falsificar ambos. Sé diligente en cuanto a la doctrina. Pregúntate siempre si la persona en cuestión guía a los oyentes hacia Jesús, porque solo debe haber lugar para un nombre en las grandes reuniones: ¡el de Jesús!

“…GUERRAS Y… RUMORES DE GUERRAS…” (Mateo 24:6-8 CST)

Jesús nos avisó: “Oiréis de guerras y de rumores de guerras, pero procurad no alarmaros. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. Todo esto será apenas el comienzo de los dolores” (Mateo 24:6-8 CST). Quienes sufrieron las dos guerras mundiales comprenden fácilmente las implicaciones del término “guerra”. Sin embargo, durante las seis décadas siguientes, sus hijos y nietos han tenido una idea mucho más restringida de su significado. Para las siguientes generaciones, era algo que sucedía principalmente en otras zonas del mundo, pero no en su país. Pero llegó el 11-S y los estadounidenses empezaron a entender las palabras: “Se desmayarán de terror los hombres…” (Lucas 21:26 CST). Hay fechas que perdurarán en la memoria colectiva, como el día en que fue asesinado el presidente Kennedy o el día en que murieron tres mil personas en las Torres Gemelas.

Hoy en día es normal que las políticas exteriores hagan hincapié en combatir el terrorismo “fuera” para no tener que combatirlo en el territorio nacional. Pero no te dejes engañar. Las fronteras siempre necesitarán ser vigiladas y los corresponsales de guerra nunca se quedarán sin trabajo. El mundo nunca verá la paz duradera en esta tierra. Jesús dijo: “…Todo esto será apenas el comienzo de los dolores” (Mateo 24:8). Regocíjate porque Dios sigue en el Trono. Su plan continúa en pie. La agonía de muerte del antiguo régimen en que vivimos son los “dolores de parto” de un nuevo y glorioso régimen que se dará cuando Cristo regrese para establecer Su reino. Había un anuncio de una aseguradora británica que decía: “Hazte con una parte de la roca” (con el logotipo del Peñón de Gibraltar como símbolo de fortaleza), pero cuando confíes en Jesús para obtener de Él la seguridad, lo que tendrás será la Roca entera.

“…OS MATARÁN POR CAUSA DE MI NOMBRE” (Mateo 24:9)

Jesús dijo a Sus discípulos: “…Os matarán y seréis odiados por todos por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y… se odiarán. Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 14: 9-12). Fíjate en “os matarán”. El cielo está lleno de personas que ya han cumplido esta profecía, y el odio hacia los cristianos es muy prevalente hoy en día. Voice of the Martyrs, organización cristiana que defiende la libertad de conciencia, sostiene que han sido asesinados más seguidores de Cristo por su fe en el último siglo que en todos los siglos anteriores juntos. El movimiento evangelístico mundial calcula que hay una media de 165.000 mártires por año, más de cuatro veces la cantidad registrada el siglo pasado.

En la actualidad, los países que permiten la libertad de conciencia están manifestando también un mayor odio hacia los cristianos. Los profesores universitarios se burlan públicamente de los estudiantes que creen en la Biblia. Los presentadores de programas de entrevistas denigran a las personas con fe. Pero no nos extrañemos de que la persecución vaya en aumento. Quien no tenga convicciones firmes claudicará y “…el amor de muchos se enfriará” (v. 12). El tibio se volverá frío. Los polizones espirituales que vayan abordo desertarán. Se revelará cómo muchos que iban a la iglesia en realidad eran farsantes; estos no solo abandonarán la fe, sino que les dificultarán la vida a los fieles. Jesús nos aconsejó algo para cuando ocurrieran estas cosas: “…Procurad no alarmaros…” (v. 6 CST). Cuando las perspectivas son muy negras, “…la bendita esperanza…” (Tito 2:13 CST) de la venida de Cristo calma nuestros temores.

“…SERÁ PREDICADO ESTE EVANGELIO… EN TODO EL MUNDO…” (Mateo 24:14)

Jesús nos instó a que no temiéramos al ver calamidades y apostasía, porque son señales de Su regreso inminente. “Pero el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del Reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:13-14). Todas y cada una de las profecías sobre la primera venida de Cristo se cumplieron al pie de la letra y eso mismo ocurrirá con las de Su segunda venida. Nuestra misión consiste en trabajar, orar, dar y llevar el evangelio al mundo entero y, luego, volverá Cristo. Aunque la iglesia esté siendo cribada como el ejército de Gedeón y el mundo se encuentre en un estado de agitación, no dramaticemos. “Quédate quieto en la presencia del Señor, y espera con paciencia a que Él actúe. No te inquietes por la gente mala que prospera, ni te preocupes por sus perversas maquinaciones” (Salmos 37:7 NTV).

Dios sigue dirigiendo los destinos de los pueblos. “…El Altísimo gobierna el reino de los hombres…” (Daniel 4:17). Huye del optimismo ingenuo. Aunque hayas recibido bendiciones, el régimen mundial que conoces seguirá desintegrándose. Pero eso no significa que debas unirte al grupo de los asustadizos y declarar que se nos viene el cielo encima. No cedas ante los extremismos: no niegues la realidad ciegamente pero tampoco seas presa del pánico. Cuando las bombas de la Segunda Guerra Mundial arrasaron la ciudad de Varsovia, sólo quedó una estructura intacta en la calle principal. Era el edificio de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera y en sus muros había esto escrito: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mateo 24:35).

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. consejos que tomo para mi mismo, hay momentos más o menos espirituales,en los momentos menos espirituales impera la carne y con ello los malos espíritus toman ventaja e intentan aveces por no decir siempre seducirte a pecar convirtiéndose en una batalla en la que vence el mal en diversas ocasiones esto
    le puede suceder al mejor cristiano, son momento de confusión y flaqueo de cordura etc… el enemigo (satanás ge ova le reprenda ) ya trata por todos sus medios despistarnos con malos pensamientos como hacernos ver que la culpa la tienen otros principalmente tu pareja tu no eres el culpable, así nos desvía de toda la verdad, de esta manera nos engaña y cada momento que estamos en sus garras nos enfurecemos mas asta incluso perder los estribos y con ganas de venganza, osea que nos hace mucho mal y a su vez malos principalmente con los mas cercanos a uno mismo a los que mas amas, bueno en momentos de estos es cuando aun con pocas ganas que no se tienen ninguna y con esfuerzo es cuando mas se necesita ponerse de rodillas en oración y a su vez meditar en uno mismo buscando y ver que espíritu es el que tenemos en ese momento,nos daremos cuenta que necesitamos apoyarnos bajo la protección de nuestro señor Jesucristo y recordar que en el somos más que vencedores “AMEN”de seta manera volvemos ala normalidad fortalecidos en el espirito de nuestro señor mi correo consmay@gmail.com tlf:625841644 que DIOS nos bendiga siempre, Hermanos no dejemos de orar y meditar saber siempre con que espíritu caminamos ya que el diablo se viste de angel y nos puede engañar con mucha facilidad,contactar con migo siempre que sea menester tengo whats

  2. No estoy listo todavia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

440 Compartir
Comparte400
WhatsApp
Tweet25
+114
Pin1
Email