La Perseverancia En La Biblia

La Perseverancia Desde La Biblia

Introducción:

Perseverancia: Es ser tenaz, tener la firmeza de persistir a pesar de para lograr el cometido o llegar a lo esperado, a lo deseado, es tener la entereza en la espera de permanecer firme en lo proyectado.

Ese es el significado que nos abre o amplía el panorama a porqué razón en ocasiones no llegamos a obtener lo soñado, de no hacer realidad nuestros los anhelos de nuestro corazón. Lo que nos hace mucha falta es ser perseverantes, mantenernos firmes en lo que desde un principio nos hemos dispuesto. La falta de ello también acarrea resultados negativos que lo hace imposible.

Leyendo diversa literatura, llegué a descubrir algunos de los obstáculos que se encuentran en el camino de la inconstancia. Me gustaría compartirlo para que esto permita abrir tus ojos y no cometas los errores que los algo adultos hemos cometido por desgracia.

La falta de perseverancia amarra, paraliza nuestro proyectos, es como cual velo que nos impide ver realizado los planes, este temor nos desvía del propósito de Dios para nuestras vidas, y al desviarnos de ello hace que le demos lugar al orgullo, porque aparecen su aparición en escena las escusas en lugar de reconocer que sin la ayuda del Señor es imposible, la autosuficiencia y orgullo nos hace pecar, a desandar el camino establecido plantado en el corazón, en el tuyo y mío por nuestro Padre celestial.

Solo los que Perseveran lo Alcanzan

Sí, es verdad, es lo que en La Palabra de Dios encontramos, y si hasta ahora no lo habíamos descubierto es porque ni damos el tiempo adecuado a escudriñarlas.

Escudriñar es: dedicar momento a la investigación de lo divino, a lo que en el corazón de Dios el Padre hay, es examinar hasta llegar a lo profundo, sondear hasta poder ver con los ojos espirituales aquello que los físicos no logran por el mucho traqueteo y demandas del hacer del ser humano.

Pero para eso es necesario abrirla y leerla; es por eso que vallamos a Ella, a la Revelación que lograremos en esta oportunidad, oportunidad que no podemos desaprovechar por nada del mundo, y le sacaremos el jugo (como decimos en mi País – Argentina) la sustancia que nuestro ser interior necesita y el cual será evidenciado en lo exterior sin lugar a dudas.

Menciona el libro de que: cuando el Señor ascendió al cielo, les dejó una promesa a los suyos, la que en el tiempo adecuado vendría a ellos El Consolador, quien les guiaría a toda verdad y justicia, esa misma Persona les daría de su Poder para hacer prodigios y maravillas. Pero antes les dijo: “…-quédense aquí hasta que eso suceda…” y se perdió entre las nubes.

En Hechos: 1. 14, va al punto que nos convoca, a la perseverancia con todas las letras; los discípulos de Cristo hicieron, obedecieron las indicaciones del Maestro y en eso obtuvieron “el resultado esperado

Dice La Biblia en la cita antes dada: “…y estos perseveraban unidos con las mujeres, la María la madre de Jesús y sus hermanos en oración y ruego. …”

Es un detalle más que hace posible el esperar a que las cosas sucedan, estar en clamor, porque la oración es parte de los componentes de la llave que abre la puerta del logro, otra es la fe depositada en Dios en el Nombre de Jesús; si la respuesta tarda, a no bajar los brazos, hay que saber esperar sin moverse del objetivo, (La Palabra de Dios en este caso nos revela que esperar quieto y sin querer ayudarle a Él, no es sinónimo de no hacer nada literalmente, es precisamente eso: “seguir golpeando la puerta, ser insistente hasta que Dios en su amor y fidelidad hará tangible y a la vista de todos su respuesta” ¡Sí Señor! Eso es lo que necesitamos que sea, que a la vista de cientos de testigos El Señor demuestre su poder incomparable, que más allá de todo pronóstico destructivo, y/o negativo, la Soberanía Divina haga entrada en escena y los enemigos como incrédulos se enteren de lo Grande que es quien está de nuestro lado, en quien hemos depositado nuestra esperanza.

Solo quienes perseveran, serán los que alcancen la canasta llena de frutos, la medalla de logrado, los deseos del Corazón de Dios”.

Es bueno estar en alerta y no dormirnos en los laureles, para estar persuadidos de los enemigos que hay a nuestro alrededor, quienes obstaculizaran el avance hacia la corona o galardón esperado, y ellos son: El orgullo del hombre, (del ser humano), El Pecado que hemos heredado de ante mano (la desobediencia) y los pecados que son cometidos a diario si es que se decide vivir la vida como mejor nos parece. A ellos debemos renunciar si es que esperamos alcanzar…

Para dejar un poco más en claro sobre el particular, refresquemos el significado.

La Perseverancia: proviene de un término griego que se escribe así “proskarteresis” (si, de seguro dirás -esta se cree Mariano Grondona!! jiji) pero no, es para ir a las raíces y saber entender de qué hablamos. Esta palabra se refiere a ser firme e insistente, me caigo, ¡sí, de seguro! pero me levanto, sacudo el polvo y avanzo hacia…, mantenerme en la postura en lugar de abandonar o cambiar de idea poniendo excusas para querer cubrir o por causa de equívocos, ser constante con una cosa.

Personal:

Debo aclarar que en su mucha misericordia Dios en lo personal me ha llevado a recapacitar y volver con su ayuda y mucho amor al cauce del río tomada de su mano. Reconocer sus muchas misericordias, su bondad infinita es una constante en mí; de no ser por Él no estaría escribiendo, y menos que lo que ahora estoy escribiendo llegara a ti (digo, estas letras) letras que son revelaciones que vienen del Espíritu Santo a esta servidora, servidora de Dios a tu servicio-

En muchas oportunidades las muchas voces decían que no eran de valor, que ¿para qué escribía si nadie nunca leería? Lo más triste era y es, que los míos no le dan mucha importancia a ello, pero a los de lejos, a los que están sedientos de verdad es a quien Dios habla. Si hasta ti ha alcanzado, es porque eres uno de esos aventureros que se animan a escuchar más al Señor que alrededor. ¡Gloria a Dios por ello! A ti te animo a abrasar tus sueños y no detenerte hasta que los proyectos del Padre se cumplan; dale crédito a la fe, a la confianza depositada en El Rey y de seguro serás más que victorioso/a No le des importancia a las muchas voces, agudiza tu oído y escucha la de Dios El Padre que te dice “…-Todo lo puedes hijo, porque soy yo quien te fortalece en Cristo Jesús mu Hijo Amado en quien me siento orgulloso y feliz.” (Paráfrasis de: Filipenses: 4. 13)

¡VAMOS POR MÁS QUE SE PUEDE!

El Señor te bendice. Es el deseo de Ely Sáez

Libros Ebooks Cristianos

3 comentarios

  1. Muchas gracias amados pastores , que las bendiciones de Dios les alcance en cada momento y tengan la dicha de ser bendecido por Dios con toda su familia .
    Estoy muy agradecida con ustedes por esos devocionales tan nutrido que me han ayudado mucho para mi vida personal como el trabajo con los niños .
    Que este año 2016 se sigan cumpliendo las promesa de Dios para ustedes.
    QUE DIOS LES BENDIGA.

    • Fanny, Amada en Cristo:

      Agradecemos a Dios poder ser herramienta en bendición así como quien nos han guiado al Señor han sido para nosotros.
      Damos la gloria a Dios, y el agradecimiento a quienes son cómplices de esta aventura de conocer más y más el corazón del Padre.

      Bendecido 2016 para ti y los tuyos.
      Ely Sáez

  2. hola quiero darle gracias por estar pendiente de cada una de las personas que queremos conocer mas de cristo Dios le continue bendiciendo, son una ayuda demasiado grande pues los devocionales son a la medida de cada quien Padre gracias por enviar estos angeles terrenales son de gran bendicion

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

255 Shares
Share245
WhatsApp
Tweet
+17
Pin3
Share