¿Cómo Ataca Satanás A Los Matrimonios?

¿Cómo Ataca Satanás a los Matrimonios Cristianos?

¿Cómo ataca Satanás a los matrimonios hoy en día? ¿Cuáles son sus tácticas?

Una Batalla Espiritual

La Biblia deja claro que “no tenemos lucha contra carne ni sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12 ) Lo que significa que debemos “Vestirnos de toda la armadura de Dios, para que seáis capaces de firmes contra las asechanzas del diablo” (Efesios 6:11). Esta armadura debe ser vestida cada día para que podamos “ser capaces de resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Efesios 6:13), porque Satanás es persistente y nos quiere derribar con sus darnos de fuego y no tomara un día libre por lo que tampoco debemos hacerlo nosotros. Los cónyuges deben permanecer en alerta y “ser prudentes; estar atentos “porque” vuestro adversario el diablo anda como león rugiente, buscando a quien devorar “(1 Pedro 5:8). A Satanás le encantaría destruir su matrimonio y más aún si es un matrimonio cristiano. Aquí hay algunas maneras en las que ataca a los matrimonios cristianos.

¿Cómo Ataca Satanás a los Matrimonios?

El Primer Ataque Al Matrimonio

En el Jardín del Edén, Satanás engañó a Eva a tomar del árbol prohibido del conocimiento del bien y del mal y de esta manera, Eva usurpó la autoridad de Dios y le desobedeció y Adan no ayudó en nada para que esto no sucediera. Todo lo que hizo fue hacer una pausa y no hacer nada luego se fue junto con Eva. Ese fue el primer ataque hecho por Satanás a la institución del matrimonio. Adán y Eva tomaron la decisión fatal de tomar para sí el conocimiento del bien y el mal y todo lo que necesitamos hacer es mirar la historia humana para saber lo mal que esto resultó.

¿Cómo Satanás Ataca Los Matrimonios? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

La Institución Del Matrimonio

Hoy en día hay una guerra contra el matrimonio. Es decir, hay una guerra en el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer, en la forma en la que Dios lo creó para ser, y ahora Satanás está trabajando a través de las personas para destruir el tejido de la sociedad; el matrimonio tradicional o la institución del matrimonio en sí. Al igual que en el jardín del Edén, Satanás busca que “el mundo” decida por sí mismos lo que está bien y lo que está mal en el matrimonio. En lugar del matrimonio ser entre un hombre y una mujer, ahora es entre una mujer y una mujer y un hombre y un hombre. Afortunadamente, esto no ocurrió en el Génesis porque ¿cómo diría Dios al hombre “sed fecundos y multiplicaos y llene toda la tierra” (Gen 1:28) si había parejas del mismo sexo en el comienzo?. Hubiera sido imposible si Dios habría unido a Adán y Esteban y no Adán y Eva. Esto es una afrenta a Dios, el querer crear nuevamente otra institución del matrimonio y convertirlo en una cosa diferente, lo mismo hacen las personas que son hechas a la imagen de Dios y viven a la imagen de cualquier otra cosa. Ellos tomaron la imagen de lo divino y corrompido lo juntaron y han instituido un tipo de matrimonio diferente y todos sabemos que el matrimonio es la base de cualquier sociedad. Cuando la institución del matrimonio tradicional se desmorona, también lo hace la sociedad en la que esto ocurre.

La Repetición De lo que Sucedió En el Jardín del Edén

Hoy en día, incluso en los matrimonios cristianos, la sociedad ha influido cosas que no son de Dios por lo que tener una esposa que este en sumisión a su marido se ve como una debilidad y no como una fuerza divina a pesar de que la cabeza del llamado de Dios fue dado al esposo. A Él se le ordenó asumir la responsabilidad principal de un siervo como Cristo para proveer liderazgo, protección y provisión en el hogar. Lo que solía ser la carta de presentación de como un llamado divino debe ser, una esposa honrar y afirmar el liderazgo de su marido está ahora bajo coacción. La mujer puede usurpar la autoridad del marido al igual que hizo Eva en el Jardín del Edén aunque Adán fue el responsable, no era más que un líder “de nombre”. Hoy en día, algunos esposos cristianos no toman la iniciativa en dar el ejemplo cuando, por causas ajenas a la mujer, ella tiene que asumir el vacío dejado por él. A muchas esposas cristianas se les eriza el cabello el pensar someterse a su marido, a pesar de que se le ordena hacerlo. Pablo habló a las mujeres; “Someterse a sus propios maridos, como al Señor. Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, su cuerpo, y él es su Salvador “(Efesios 5:22-23). Los hombres no están exentos, porque aunque se les ordena amar a sus “mujeres como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25) Ellos no lo están haciendo correctamente. Si un marido realmente cumple este mandamiento el resultado será más sometimiento en su esposa al igual que la iglesia esta sometida a Cristo.

Tácticas de Satanás

A Satanás le encanta abrir una brecha entre el marido y su esposa intentando cambiar los roles dados por Dios y muchas veces es la mujer que lleva la casa y el hombre que se somete. Si Satanás puede conseguir un punto de apoyo en un matrimonio, puede dividirlos y poner en guerra a uno contra el otro. Si él puede conseguir que la pareja discutan entre sí él puede tener una oportunidad para causar estragos en su matrimonio. El consejo del apóstol Pedro es para los “maridos vivan con sus esposas en una manera comprensiva, mostrando honor a la mujer como a vaso más frágil, ya que son coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no sean estorbadas”(1 Pedro 3:7). Dejar que el sol se ponga sobre nuestro enojo (Efesios 4:26-27) es dejar que nuestras oraciones sean obstaculizadas y eso es justo lo que quiere Satanás.

Conclusión

Hoy en día, el matrimonio establecido por Dios está siendo atacado por los “liberales” en todos los congresos del mundo en cada país, pero no se equivoquen al respecto; Satanás está detrás de todo esto. Si Satanás puede destruir el matrimonio tradicional como Dios lo estableció, ciertamente puede destruir la sociedad, porque la familia es la base de la sociedad y como va la familia, bien o mal, así va la sociedad. El matrimonio es una institución divina creada por Dios y ahora el mundo quiere destruirla, pero sabemos realmente quién está detrás de esto que comenzó su mala obra en el jardín del Edén y él no da tregua desde entonces y, de hecho, sus ataques van en un aumento gradual hacia la familia y al matrimonio tradicional. Con toda certeza él sabe que su tiempo es corto.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

872 Compartir
Comparte826
WhatsApp
Tweet4
+12
Pin40
Email