El Minuto Que Sigue, Es Incierto

El Minuto Que Sigue, Es Incierto

“…pues Él dice: EN EL TIEMPO PROPICIO TE ESCUCHE, Y EN EL DÍA DE SALVACIÓN TE SOCORRÍ. He aquí, ahora es EL TIEMPO PROPICIO; he aquí, ahora es EL DÍA DE SALVACIÓN. 2 Corintios 6:2

Hoy no te voy a hablar como de costumbre; es probable que los términos sean diferentes a los que acostumbras a leer, pero es que urge darte este consejo y que lo entiendas con todas las letras. Estos días no han sido los óptimos en dicha si es que debo ser sincera, pero entiendo que Dios es Soberano y él es quien dice hasta aquí llegaste. Debí despedir del entorno a dos personitas muy amadas, a un servidor del Reino de Dios, esposo de una joven mujer, padre de tres hijos, y su hijito mayor de solo diez años. Seres que tenían mucho por delante según el ojo o razón humana.

Entre nosotros debo ser sincera, hay cosas que lo logro descifrar, es lamentable que tengan que suceder esto para reflexionar y entender que no se tiene la vida comprada o si tendremos vida eterna o dolos y suplicio por siempre; entre tanto, nos hemos pasado el periodo prestado por El Creador desperdiciándolo a más no poder y en cosas pasajeras y que en nada ayuda, por lo contrario, nos van apartando un poquito más cada día de la cobertura divina.

¡Qué ilusos somos! ¿Cómo podemos creer que tenemos dominio sobre nuestra vida? ¿En qué momento nuestra esencia se fue perdiendo?

El Minuto Incierto (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Este viernes es distinto a muchos. De seguro te estas preparando para disfrutar del fin de semana, algunos a ver una buena película, juntarse con amigos, o para distraerte y pasar el tiempo en un boliche. ¿Sabes? Te aconsejo a que no hagas planes de esos que lo único que hacen es desviarte del blando, de Cristo, de Dios y su gracia. Sé que la mayoría que leen estos artículos son conocedores de La Palabra de Dios y que por alguna razón se han quedado en el camino. Hoy te animo a que dejes de perder tu valioso tiempo en pavadas, en poner excusas, en culpar a otros por las decisiones que mal tomaste. ¡¡Hermano/a, amigo/a!! La salvación es personal, es entre tú y Dios y nadie más, así es que basta da tonteras, de pretextos para seguir haciendo de las tuyas, se sabio y vuelve al Padre, arregla tus cuentas con Él y si tienes que perdonar, perdona ya, ¡¡ahora!! Y si eres consciente que debes pedir perdón, pues ¿qué esperas? ¡¡Hazlo por favor!! Porque dentro del minuto que sigue a éste, ya podría dejar de ser tiempo cronos para ti. Tu reloj podría detenerse,… y para cuando eso suceda, sería glorioso que te encuentres con El Rey.

“—pues Él dice: EN EL TIEMPO PROPICIO TE ESCUCHE, Y EN EL DIA DE SALVACIÓN TE SOCORRÍ. He aquí, ahora es EL TIEMPO PROPICIO; he aquí, ahora es EL DÍA DE SALVACIÓN.” 2º Corintios 6:2

Que El Señor te bendiga, es mi deseo.

Ely Sáez

Libros Ebooks Cristianos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

150 Compartir
Comparte146
WhatsApp
Tweet1
+12
Pin1
Email