¿Por qué Dios No Permitió a Moisés Entrar En La Tierra Prometida?

¿Por qué Dios No Permitió a Moisés Entrar En la tierra prometida?

Echemos un vistazo a lo que dice la Biblia acerca de la prohibición de Dios para Moisés de entrar en la Tierra Prometida.

Los Comienzos de Moisés

Moisés puede ser el hombre más destacado de todos los Judíos. Incluso las leyes fueron llamadas de leyes mosaicas que tenía que ver con el sistema de sacrificios y requisitos estrictos del sacerdocio. Moisés también trajo los Diez Mandamientos cuando descendió del Monte Sinaí y los llevó a una nación que ya estaba en la idolatría, adorando un becerro de oro. Moisés se encontró con Dios, pero no lo sabía al principio. Él vio una zarza ardiente en el campo que no se consumía (Ex 3:3). No es raro ver a los arbustos en llamas en esa parte del mundo, sino que suelen quemarse y apagarse y éste no lo hizo, así que Moisés se acercó a echar un vistazo más de cerca y oyó “Moisés, Moisés!” Y él dijo: “Heme Aquí” (Ex 3:4) y dijo:” Yo soy el Dios de tu padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob “Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar. Dios” (Ex 3:6). Dios le dijo a Moisés que sacara a la nación de Israel de la tierra de Egipto, donde eran esclavos.

¿Por qué Dios No Permitió a Moisés Entrar En la Tierra Prometida?

Moisés trajo los Diez Mandamientos cuando descendió del Monte Sinaí

Moisés y el Faraón De Egipto

Dios había ordenado previamente a Moisés para sacar a su pueblo de Egipto, pero Moisés resistió e hizo excusas hasta que finalmente “Moisés tomó su mujer y sus hijos y los hizo montar en un asno, y volvió a la tierra de Egipto. Entonces Moisés tomó la vara de Dios en su mano” (Éxodo 4:20). Las primeras instrucciones de Dios para Moisés era para él decir a Faraón: “Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir; he aquí yo voy a matar a tu hijo, tu primogénito” (Ex 4:22-23). Por supuesto, sabemos que faraón se negó una y otra vez dejar ir a Israel y a pesar de las muchas plagas destructivas en Egipto, faraón endureció su corazón hasta que finalmente su primogénito murió, y sólo entonces dejo salir a Israel de Egipto y comenzar el gran Éxodo.

¿Problemas Con La Ira?

¿Recuerda cuando Moisés bajó del monte trayendo los Diez Mandamientos con él? ¿Se acuerda cuando lanzó a tierra las primeras tablas de piedra con los Diez Mandamientos escritos por el mismo dedo de Dios? (Ex 31:18). Cuando Moisés “se acercó al campamento y vio el becerro y las danzas, la ira de Moisés fue al extremo, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie de la montaña” (Éxodo 32:19), así como Israel habían quebrantado las leyes por su idolatría y adoración al becerro de oro. Este podría haber sido el primer signo de la única debilidad de Moisés; él tenía un temperamento. ¿Quién puede culparlo? Israel fue uno de los más ingratos, desagradecidos, y murmuradores durante su caminar por el desierto.

La Desobediencia a Dios

Cuando los israelitas se quejaron por no tener nada para comer, Dios les envió el maná “Mas ellos no obedecieron a Moisés, sino que algunos dejaron de ello para otro día, y crió gusanos, y hedió; y se enojó contra ellos Moisés”.(Éxodo 16:20) lo que significaba que Israel había desobedecido a Dios y trató de salvar algunos manas para el día siguiente. Cuando los hijos de Eliab se rebelaron contra la autoridad de Moisés: “Entonces Moisés se enojó en gran manera, y dijo a Jehová: No mires a su ofrenda; ni aun un asno he tomado de ellos, ni a ninguno de ellos he hecho mal”. (Números 16:15). Cuando Dios le dijo a Moisés para vengar la nación de Israel contra los madianitas, los ejércitos dejaron sobrevivientes, que no íbamos a dejar “Y se enojó Moisés contra los capitanes del ejército, contra los jefes de millares y de centenas que volvían de la guerra, “(Números 31:14). Moisés fue más allá una vez cuando la gente se quejo de nuevo por el agua y Dios le dijo a Moisés que hablara a la roca y habría agua suficiente para todo el mundo, incluyendo para el ganado (Num.20:8) así que, ¿Qué es lo que hizo Moisés? ¿Él le hablo a la roca? No, “Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: !!Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? 11 Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias”.(Num 20:10-11) “Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado”. (Números 20:12). La desobediencia fue la razón por la que Dios no permitió que Moisés entrara en la tierra prometida, así que ¿que es lo que le sucedió a Moisés? Dios lo enterró en un lugar escondido para que no terminaran adorando a sus huesos, probablemente “nadie conoce el lugar de su sepultura hasta hoy” (Deuteronomio 34:6) “Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor”(Deuteronomio 34:7). Y el pueblo de Israel lloraron a Moisés en los campos de Moab treinta días. A continuación, los días de llanto y luto por Moisés se acabaron.

Conclusión

No puedo categóricamente decir que a Moisés no se le permitió entrar en la Tierra Prometida porque tenía problemas de temperamento o que fue a causa de su ira lo que le hizo desobedecer los mandamientos de Dios, pero parece ser que el incidente en Meribah (significa “pelear”) fue muy grave. Todo lo que sabemos con certeza es que Moisés sigue vivo y está en el reino de los cielos como aparece en el llamado “Salón de la Fe” en Hebreos 11. Él es sin duda uno de los grandes héroes de la fe para mí, por esta razón: “Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, 25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado,26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón”(Hebreos 11: 24-26). Y “Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos”(Hebreos 11:28). Moisés no tiene que preocuparse por cruzar la tierra prometida; Por que con toda certeza creo que ya se encuentra allí.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

355 Compartir
Comparte346
WhatsApp
Tweet
+15
Pin4
Comparte