8 Excelentes Formas Para Terminar Tu Sermón

8 Excelentes Formas Para Finalizar Tu Sermón

Termina con Poder: 8 Excelentes Formas Para Finalizar Tu Sermón

Todo el mundo tiene una opinión sobre sermones. Aquellos de nosotros que tenemos la responsabilidad de predicar frecuentemente siempre estamos buscando la manera más eficaz de conseguir llegar de una manera contundente a los que nos escuchan. La gran mayoría de las personas ¡nos tienen que escuchar frecuentemente! -y muchos tienen opiniones diferentes también, así que deberíamos prestar atención. Casi todos dicen que quieren una conclusión del sermón lo más cercano posible a la introducción, pero sospecho que esto es una broma (mucha gente llega tarde al servicio). Pero igual, por que cualquier persona que se molesta en vestirse y conducir hasta la iglesia y sentarse para escuchar el servicio de adoración quiere que el sermón valga la pena y haga su “obra en ellos.” Por lo tanto, todos tenemos intereses comunes con esto.

La mayoría de los predicadores pasan mucho más tiempo en la introducción que en la conclusión, y creo que eso es un gran error.

Imagine ser una persona que trabaja en ventas y estar todo el tiempo en la planificación para la venta de un producto sin pensar en lo que piensa el cliente sobre el producto. Esta firma esta a punto de quebrar.

La respuesta al sermón es el punto principal del mensaje.

Se supone que el pastor predica para un cambio de vida. Él es quien entrega un mensaje basado en la Palabra del Dios vivo a las personas en gran necesidad de Cristo. Él debe realizar su tarea con respeto y fidelidad, entregar el mensaje cuidadosamente y diligentemente y hacer todo lo que este a su alcance para dirigir el servicio correctamente.

Cuando la gente sale de la casa de Dios, deben saber que han oído del Señor ese día.

8 Excelentes Formas Para Terminar Tu Sermón (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

La conclusión de un sermón es una gran parte del mismo, ¿cómo termina el mensaje?.
Así que, ¿cuál sería la mejor manera de concluir un sermón?

Algunos dirían que la mejor manera es sólo decir a la gente: ¡pare de fumar!. ¡Cállese y siéntense!.

Eso parece un poco brusco. Muy duro, incluso.

Todos hemos tomado el pelo al predicador de alguna forma: “se perdió en el mensaje” en su sermón. “Ya he oído esto antes”, dicho esto, hemos sido culpables por esto también.

Pero realmente hay una “manera mejor” para poner fin a un sermón.

Aquí están algunas ideas sobre el tema ….

Puede terminar el sermón intencionadamente, no que se le acaba el tiempo, la energía o la materia. Hacer esto requiere de una planificación. Por lo tanto, debe planificar su conclusión, así y tan a fondo como lo hace su introducción.

Puede terminar el sermón positivamente, no arengando a las personas, pero llamándolos a la fidelidad y el compromiso.

Puede terminar el sermón, mientras que aún está con más ganas, o antes de haber agotado su paciencia y superado su resistencia.

Puede terminar el sermón en serio, no con una broma o alguna referencia tonta. La creatividad funciona mejor en la introducción, pero no tanto en la conclusión.

Puede terminar el sermón de forma natural, sin forzar un punto en el mensaje, si se le olvidó antes, o con algo que se le acaba de ocurrir. Péguese a su bosquejo. Y si se le olvidó algo que quería decir dígalo en el siguiente mensaje, esto lo salvará se lo aseguro.

Puede terminar el sermón de la forma en que comenzó, con una referencia con lo que empezó. Supongamos que comenzó su sermón con una historia. ¿Qué asunto fue el punto principal de historia con que comenzó el mensaje? Ahora, vuelva a ese tema y conduzca a la gente a ese punto del mensaje.

Puede terminar el sermón claramente, poniendo en evidencia lo que está pidiendo a sus oyentes hacer durante el llamado. Como cuestión de hecho, los que hacen el llamado sugieren que es mejor explicar lo que está pidiendo a la gente y hacerlo al menos dos o tres veces en el cuerpo del sermón, para no dejarlo todo solo para el final.

Puede terminar el sermón con prudencia, no virar y llamar a TODO EL MUNDO al altar, por que esto avergüenza algunas personas que no conocen de Dios. Planifíquese, ore por ellos, y prepárese bien.

El predicador dijo a la iglesia, “Mi trabajo es predicar y su trabajo es escuchar. Si ha llegado aquí sin hacer esto antes, por favor, sea paciente y voy a tratar de hacer lo mejor que pueda “.

Eso es lo único que se le pide, pastor. Haga lo mejor que pueda.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

105 Compartir
Comparte100
WhatsApp
Tweet
+14
Pin1
Email