¿Cómo Evitar Un Naufragio Espiritual En Su Vida?

¿Cómo Evitar Un Naufragio Espiritual En Su Vida?

“…CREO QUE TENDREMOS PROBLEMAS MÁS ADELANTE SI SEGUIMOS AVANZANDO: NAUFRAGIO…” (Hechos 27:10 NTV)

El apóstol Pablo iba como prisionero a bordo de un barco que se dirigía a Roma desde Palestina. Después de adentrarse en el Mar Mediterráneo y atracar en la isla de Creta, Dios le dijo a Pablo que aconsejara a la tripulación no abandonar el puerto porque iba a desatarse una gran tempestad. Pero no lo escucharon y acabaron naufragando. ¿Por qué? ¡Por impaciencia! Tenían que cumplir un programa. Cuando somos impacientes a menudo acabamos en medio de la tormenta.

Un pastor escribe: “He hablado con muchos que han sido sacudidos por distintas crisis, que fueron impacientes a la hora de casarse … o de cambiar de trabajo … o de mudarse de casa a un lugar mejor. No se dieron tiempo para comprobar la voluntad de Dios y navegaron rumbo a la tempestad. En lugar de esperar la elección de pareja de Dios la soledad te puede llevar a los brazos de la persona no apropiada y a una vida entera de desgracia. Tomar decisiones financieras sin consultar a Dios primero puede meterte en deudas de las que tardarás años en salir. A veces cuando Dios dice ‘No’ no significa que sea para siempre; simplemente dice ‘Ahora no’. Y lo que Él tiene preparado para ti merece la pena esperarlo. Algo que deberías recordar: Dios te prepara y te equipa para lo que te tiene reservado. Su palabra dice: “Espera en el Señor, guarda su camino, y Él te exaltará…” (Salmos 37:34).

“…EL OFICIAL A CARGO DE LOS PRISIONEROS LES HIZO MÁS CASO AL CAPITÁN…” (Hechos 27:11 NTV)

Analicemos otros dos aspectos de cómo evitar el naufragio:

1) No recibas consejo de personas que no son aptas para darlo, ni siquiera de los llamados “expertos”.

La Biblia narra: “…El oficial a cargo de los prisioneros les hizo más caso al capitán…” (Hechos 27:11 NTV). Es muy probable que el patrón del barco fuera un buen hombre de negocios y su capitán un experto en asuntos marítimos. No obstante, los dos fueron incapaces de escuchar la voz de Dios. Moraleja: discierne bien a quién dejas que te aconseje. El hecho de que alguien tenga éxito en el mundo secular, no significa que esté cualificado para impartir guía espiritual. “Os rogamos … que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros y os presiden en el Señor y os amonestan. Tenedlos en mucha estima y amor por causa de su obra…” (1 Tesalonicenses 5:12-13). ¿Adónde debes ir cuando necesitas guía espiritual? A líderes cristianos que hayan demostrado merecer tu amor y respeto.

¿Cómo Evitar Un Naufragio Espiritual En Su Vida?(Imagen) Compártela en tu red social favorita.

2) Recuerda que a veces la mayoría no tiene razón.

“La mayoría de la tripulación quería seguir hasta Fenice” (Hechos 27:12). Es un hecho que la mayoría puede equivocarse. Recuerda lo que pasó cuando Moisés empezó a dirigir a los hijos de Israel a la Tierra Prometida: la mayoría quería volverse a Egipto. Pero todos ellos estaban equivocados —fatalmente equivocados— y perecieron en el desierto. Podemos meternos en grandes problemas si seguimos la opinión prevalente y las ideas más populares. Escucha la voz de Dios y siempre irás en la buena dirección. “Guía a los humildes para que hagan lo correcto; les enseña su camino” (Salmos 25:9 NTV).

“…COMENZÓ A SOPLAR UNA BRISA DEL SUR…” (Hechos 27:13)

Es un grave error dejarte guiar solo por las circunstancias. “Cuando comenzó a soplar un moderado viento del sur, creyendo que habían logrado su propósito, levaron anclas y navegaban costeando a Creta. Pero no mucho después, desde tierra comenzó a soplar un viento huracanado … y siendo azotada la nave, y no pudiendo hacer frente al viento … nos dejamos llevar a la deriva” (Hechos 27:13-15 LBLA). Es una insensatez no hacer caso a lo que Dios dice, aunque las circunstancias parezcan contradecirlo. Tal vez la situación se presente bien por ahora pero podrías estar navegando rumbo a la tempestad. No digas ‘Esta decisión tiene que ser la correcta porque me siento bien al respecto’. La letra de una canción de Debby Boone decía “No puede ser malo si me hace sentir tan bien”. Los sentimientos son engañosos. Dios te insta: ‘Quédate en el puerto’. Hazlo, porque el diablo puede tramar circunstancias adversas si te aventuras al mar.

Resaltemos las palabras “Cuando comenzó a soplar un moderado viento del sur, creyendo que habían logrado su propósito…”. Cuando se trate de decisiones importantes de la vida, aférrate a las Escrituras: “Señor, guíame en tu justicia por causa de mis enemigos; allana delante de mí tu camino” (Salmos 5:8 LBLA). “Encamíname en tu verdad y enséñame, porque Tú eres el Dios de mi salvación; en Ti he esperado todo el día” (Salmos 25:5). “Enséñame cómo vivir, oh Señor. Guíame por el camino correcto” (Salmos 27:11 NTV). “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (Salmos 143:10). Si oras así, Dios siempre te guiará por el buen camino.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

244 Compartir
Comparte237
WhatsApp
Tweet2
+13
Pin2
Email