Las Oraciones No Respondidas

Las Oraciones No Respondidas

PEDÍS, PERO NO RECIBÍS (Santiago 4.3)

Según el pastor Jerry Sittser: ¿Qué pasaría si todas tus oraciones fueran contestadas? Pienso en mis primeros años, cuando estaba dispuesto a comerme el mundo, con Cristo o sin Él. El grupo que yo dirigía creció mucho, experimenté una gran ola de éxito, parecía que todo lo que tocaba se convertía en oro. Hasta que el ministerio se estancó y perdió impulso. Gracias a Dios que fue así, porque yo me había vuelto un arrogante insoportable, me había nombrado a mí mismo un experto. ¿Qué habría pasado si mis oraciones hubieran sido contestadas, nuestro grupo hubiera seguido creciendo y nuestro programa recibiendo cada vez más reconocimiento público?

El apóstol Santiago dice: “Pedís, pero no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”. (Santiago 4:3). Hay ciertas oraciones que Dios no las va a responder porque es lo mejor para ti. Sittser sigue diciendo: “Tal vez tu causa sea buena, pero aun así tú no estás en buen espíritu; hay en ti manifestaciones de orgullo, regodeo en los triunfos, castigo de los que hacen algo mal con severidad excesiva y excusa de tu propio pecado. El mayor peligro de las personas que se embarcan en “una cruzada” es que se vuelven ciegos ante sus propias faltas. Luchan por los derechos humanos pero tratan a los conserjes como ciudadanos de segunda clase. Sostienen los cánones bíblicos de sexualidad pero demuestran poca misericordia hacia sus esposas”.

Las Oraciones No Respondidas (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Las oraciones no contestadas son un regalo de Dios y nos protegen de nosotros mismos. Si Él respondiera todas nuestras oraciones, abusaríamos el poder, usaríamos la oración para cambiar el mundo a nuestro gusto y sería el infierno en la tierra. Como niños mimados con demasiados juguetes y demasiado dinero, querríamos más y más. Oraríamos por victoria a costa de otros, nos intoxicaríamos de poder dañaríamos a otras personas y nos exaltaríamos a nosotros mismos. Isaías dice: “El Señor esperará para tener piedad de vosotros” (Isaías 30:18 Reina Valera Antigua). Las oraciones no contestadas nos protegen, nos quebrantan, nos dan solidez y nos transforman. Las oraciones no contestadas del pasado, las cuales nos han dejado heridos y desilusionados, son como el fuego refinador que nos prepara para futuras respuestas.

¿Y tu ya tuviste oraciones no contestadas por Dios?, ¿Puedes ver hoy que era lo mejor para tu vida?. Comparte con nosotros en los comentarios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

144 Compartir
Comparte140
WhatsApp
Tweet
+12
Pin2
Email