5 Oraciones Por tu Marido Que Pueden Romper Su Corazón

5 Oraciones Por Tu Marido Que Pueden Romper Su Corazón

Parte de ser una esposa cristiana amorosa es orar a veces “oraciones duras” en favor de su marido cuando usted prefiere tomar el camino más fácil.

Casi desde el principio de nuestro matrimonio ore para que mi marido sea preocupado en su salud. Quería esto desde hace mucho tiempo. Bueno, oré por más de 9 años antes de Él decidirse a intentar serlo. Él ama la vida saludable, perdió mucho peso, fortaleció su corazón y hoy es un hombre mucho más saludable y más feliz. ¡La oración funciona!

Estoy agradecida por el número de buenos websites, libros y conferencias que alientan a las esposas a servir a sus maridos según la Escritura con sus dones y las animan y orar por ellos con regularidad. Pero esto no siempre es un trabajo fácil. De hecho, algunas de las cosas por las que debemos orar por nuestros maridos son difíciles de por sí.

Su marido no solo necesita oración para tener un buen día, o para que todo le vaya bien, y camine con Jesús. Estas no son malas peticiones, sino que son más bien oraciones genéricas que tienen muy poca dirección específica detrás de ellas. Lo que nuestros maridos necesitan de nosotras son oraciones específicas, “oraciones duras”, para su crecimiento en el amor y la piedad. Amo a mi marido y yo quiero lo que es mejor para él. Y lo mejor para él es ser un hombre que vive para la gloria de Dios.
Aquí te dejo 5 oraciones consistentes (duras) que oro por mi marido, y les animo a orar por el suyo también.

1. Convicción de pecado

Oro para que el Espíritu Santo nunca permita que mi marido sea insensible con respecto al pecado en su vida, que redarguya su pecado y le recuerde su necesidad de arrepentimiento para mudar su vida espiritual. Un hombre redargüido nunca será un hombre orgulloso. Un hombre que es redargüido encuentra la gracia de Dios en Jesús y seguirá siendo un hombre agradecido. Ore para que Dios siga presionando en el corazón de su marido para que él continue siendo sensible al pecado y el Espíritu y continúe en el camino de la piedad.

2. Humildad de corazón

Un hombre orgulloso piensa demasiado alto de sí mismo, demasiado poco de todo el mundo, y pierde la visión de Dios. Un marido orgulloso no estará abierta al reproche o la corrección necesaria, y se colocará a sí mismo primero antes que otros. Sin embargo, un hombre humilde que es enseñable, independientemente de su carácter, buscará para sí mismo la palabra de Dios. Oro para que mi marido continue creciendo en la humildad de como seguir a Jesús, y que esta sea una de las marcas dominantes de Cristo en él.

5 Oraciones Por tu Marido Que Pueden Romper Su Corazón 5 Oraciones Por tu Marido Que Pueden Romper Su Corazón (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

3. Paciencia en la vida

A mi marido no le importaría que te diga que no es, naturalmente, un hombre paciente. Pero la falta de paciencia de un hombre es la imagen destorcida de Dios en él. Dios es paciente con nosotros en toda nuestra debilidad y obstinación, y todo lo que hacemos en la vida debe reflejar este atributo de nuestro Creador y Redentor. Y esto es importante porque un hombre impaciente es rápido para quejarse, rápido para la ira, y por lo tanto es más propenso a culpar a otros, e incluso a Dios, por lo que le molesta. Mientras que mi marido no llega ser así, una de sus mayores necesidades es aprender la paciencia en la vida. No sólo porque Dios lo manda, si no por que los niños (y yo) necesitamos que sea paciente. Un esposo paciente es un hombre que sabe que ha recibido mucho más de lo que merece, y ha sido el destinatario de la paciencia de Dios en su vida, y que encuentra un gran gozo en el sufrimiento y en las cosas grandes y pequeñas de la vida.

4. El amor a Dios

Quiero que mi marido ame a Dios más que a mi o a nuestros hijos. ¿Por qué? Porque si él nos ha ama más que a Dios nos servirá como ídolos, y finalmente dejará a Dios en segundo lugar. No somos buenos dioses. Más aún, un marido que ama a Dios por encima de todas las personas en su vida atesorará a Dios siempre. Un hombre como él sabe que fuera de Jesucristo sus más grandes tesoros en la tierra se encuentran en su casa, en la vida de Dios y los hijos dados a él por el Señor. Oro para que mi marido me ame menos de lo que ama al Señor, y que su amor por Dios sea intenso y sin fin. Sé que si ama a Dios en primer lugar, me va a amar mejor de lo que puedo imaginar.

5. La disciplina de Dios

¿Alguna vez siente que su marido no está caminando en el camino correcto? Y esto no significa que tenga que ver con recordarle que debe recoger su ropa del piso o cuarto de baño (Molesta, pero no es una crisis). Aunque, habrá momentos en la vida de los esposos, al igual que sus esposas, comiencen a descuidar su amor, atención y cuidado en su caminar cristiano. Habrá momentos en que necesitamos que Dios intervenga y discipline a nuestros maridos para llamar su atención, mostrarles el peligro de su pecado, y los rescate del peligro potencial que hay por delante de ellos.

Cuando nuestros maridos están haciendo las cosas bien no solo debemos alabar a Dios, sino que también debemos orar para que Dios haga lo que sea necesario con el fin de mantener el corazón de nuestros hombres centrados en Él (Dios).
Hay mucho más que se puede decir de cómo debemos orar por nuestros maridos, pero vamos a empezar comprometiéndonos a orar “oraciones duras” a favor de ellos. Espero que mi marido ore “oraciones duras” a mi favor también.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

368 Compartir
Comparte356
Tweet2
+14
Pin6
Email