4 Principios Bíblicos Sobre La Mayordomía Cristiana

La Mayordomía Cristiana: 4 Principios Bíblicos

Todas las facultades que tenemos, nuestra capacidad de pensar o de mover nuestros miembros en todo momento nos son dadas por Dios. Si dedicásemos cada momento de nuestra vida exclusivamente a Su servicio no podríamos darle nada que no fuese, en un sentido, Suyo ya.- C. S. Lewis, Cristianismo y Ya!

En un reciente blog de administración hicimos la pregunta, “¿Cómo ve la administración en nuestras vidas hoy en día?” Desafortunadamente, muchos cristianos hoy en día sólo se asocian a la idea de la administración con sermones que han oído acerca de presupuestos de la iglesia y programas de construcción del templo.

Pero para nosotros que somos de fe, la idea de la mayordomía bíblica trata de algo mucho más amplio. Creemos que es donde los conceptos de la fe que tenemos se cruzan.

Bill Peel hace un llamado recientemente y escribió un excelente ensayo titulado El liderazgo es mayordomía. Su ensayo puede ayudarnos a construir un marco para comenzar a entender esta idea bíblica de la mayordomía.

Peel dice que existen 4 principios importantes acerca de la mayordomía bíblica que debemos entender:

1. El principio de la propiedad.

El salmista comienza el Salmo 24 con, Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan.

En el comienzo del Génesis, Dios crea todo y pone a Adán en el jardín para trabajarlo y para cuidar de él. Está claro que el hombre fue creado para trabajar y que el trabajo es la administración de toda la creación que Dios le ha dado.

Este es el principio fundamental de la mayordomía bíblica. Dios es dueño de todo, somos simplemente mayordomos o administradores que actúan en su nombre.

Por lo tanto, la administración expresa nuestra obediencia con respecto a la mayordomía de todo lo que Dios ha puesto bajo nuestro control, y esto lo abarca todo. La administración es el compromiso de uno mismo y nuestras posesiones al servicio de Dios, reconociendo que no tenemos el derecho de control sobre nuestra propiedad o sobre nosotros mismos.

Haciendo eco de lo escrito en Deuteronomio 8:17, podríamos decir: “Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.” Pero Deuteronomio 8:18 nos aconseja a pensar de otro manera:

Sino acuérdate del Señor tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas.

2. El principio de responsabilidad.

En la explicación sobre la responsabilidad, Peel escribe,

Aunque Dios nos da “todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos,” nada es nuestro. En realidad nada nos pertenece. Dios es dueño de todo; somos responsables de cómo tratamos y lo que hacemos con ello. Mientras nos quejamos de nuestros derechos aquí en la tierra, la Biblia constantemente pregunta: ¿Qué con tus responsabilidades?. Los propietarios tienen derechos; los administradores tienen responsabilidades.

Estamos llamados como administradores de Dios a gestionar lo que pertenece a Dios. Mientras que Dios nos ha confiado amablemente el cuidado, desarrollo y disfrute de todo lo que tiene como sus mayordomos, somos responsables de administrar bien y explotarlas conforme con sus deseos y propósitos.

4 Principios Bíblicos Sobre La Mayordomía Cristiana4 Principios Bíblicos Sobre La Mayordomía Cristiana (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

3. El principio de rendición de cuentas.

Un mayordomo es alguien que administra los bienes de otro. Todos somos administradores de los recursos, las capacidades y las oportunidades que Dios ha confiado a nuestro cuidado, y un día cada uno de nosotros seremos llamados a dar cuenta de que hemos logrado con lo que el Maestro nos ha dado.

Esta es la máxima enseñada por la parábola de los talentos. Dios ha confiado la autoridad sobre la creación de nosotros y no se nos permite gobernar como mejor nos parezca. Estamos llamados a ejercer nuestro dominio de gestión bajo la atenta mirada del Creador y su creación de acuerdo con los principios que ha establecido.

Al igual que los sirvientes en la parábola de los talentos, seremos llamados a dar cuenta de cómo hemos administrado todo lo que se nos ha dado, incluyendo nuestro tiempo, dinero, habilidades, información, sabiduría, relaciones y autoridad.

Todos vamos a dar cuenta al legítimo propietario de que hemos logrado con las cosas que nos ha confiado.

4. El principio de recompensa.

En Colosenses 3:23-24 Pablo escribe:

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

La Biblia nos muestra en las parábolas del Reino que fieles mayordomos que hacen la voluntad de su Señor con los recursos del maestro, muchas veces pueden esperar ser recompensados de forma incompleta en esta vida, pero plenamente en la próxima.

todo lo que deberíamos desear es escuchar al maestro decir lo que esta escrito en Mateo 25:21:

Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Como cristianos del siglo 21, necesitamos abrazar esta visión bíblica mayor sobre la administración, que va más allá de los presupuestos de la iglesia o los proyectos de construcción del tempo o la compra del local, si bien son importantes; no nos conectan con todo lo que Dios está haciendo en el mundo.

Tenemos que ser fieles mayordomos de todo lo que Dios nos ha dado dentro de las oportunidades que se presentan a través de su providencia para glorificarlo, servir al bien común y, además, su Reino.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. mi peticion es .oracion es ….trabajo salud, progreso ,felicidad,amor ,viaje y union familiar,economia para mi casa,,,,contra toda brujeria y hechiceria hacia mi persona y micasa…..contra toda personaq inicua que me desea el mal….contra mis hermanos y hewrmanas y mis padres

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

68 Compartir
Comparte60
Tweet1
+11
Pin6
Email