70% De Los Pastores No Tienen Una…

70% De Los Pastores No Tienen Una…

Imagine un día en su futuro. Hoy tiene 70 o 75 años de edad, y el ritmo de su vida ha disminuido. Usted se levanta temprano por la mañana y se sienta en su silla preferida con una taza de café en la mano. La casa está quieta y en silencio. No hay nadie más que tú y Dios en sus pensamientos.

En esta mañana del futuro, en lugar de pensar acerca de las actividades del día, empieza a reflexionar sobre el pasado. Ves vacaciones familiares, tiempos con su cónyuge, días juntos con sus familiares. Tiene recuerdos del ministerio, algunos gratificantes y otros dolorosos. No siempre fue fácil, y no todo resultó como usted esperaba, pero Usted tiene una buena vida.

Hoy día un pensamiento especial estimula y trae una sonrisa en su rostro. Usted está agradecido a Dios porque tomó el tiempo para desarrollar un puñado de amistades intimas. Uno se da cuenta de que en el balance de la vida, posee carros, casas, y algunos juguetes que no son muchos. Pero una verdadera amistad es de alto valor. Estas son las cosas de las cuales esta hecha la vida.

La verdad es que muchos de nosotros en el ministerio a menudo no construimos buenas amistades. Una encuesta entre pastores arrojo que el 70% no tiene un amigo cercano, un confidente, o un mentor. Henri Nouwen escribió: “La mayoría del liderazgo cristiano es ejercido por personas que no saben cómo desarrollar relaciones sanas e íntimas”. Lo cual es una seria acusación a la cual debemos prestar atención.

Crecí en la iglesia siendo joven, por lo que siempre he tenido muchos conocidos cristianos. Mi círculo amical era amplio pero no profundo e intimo.

Recuerdo en algún momento en mi entrenamiento ministerial, tenía en mi cabeza que como pastor Usted no puede (y no debería) tener amigos cercanos en su iglesia. Usted no quiere ser acusado de parcialidad por salir con algunos de los miembros más que a otros. Y, además, no quiere que la gente vea de cerca su vida y su familia. Ellos pueden descubrir que Usted no tiene en cuenta a todos para algunas cosas.

Así, durante los primeros quince años de ministerio aprendí como pastor a vivir la vida cristiana, manteniendo a todos a una distancia emocional segura. Yo vivía en la negación de que las relaciones profundas no eran necesarias. Yo estaba muy contento con mi desnutrida vida amical y me centraba en el crecimiento de la iglesia. Entonces llegué a mis treinta y tantos años.

Anhelos que había suprimido comenzaron a salir a la superficie. Hubo algo que faltaba, y empecé a sentirlo. Empecé a tener pensamientos como, Dios me hizo hombre antes de que pastor. Y, como un hombre me creo para vivir en comunidad. Así llegué al punto donde simplemente no me importaba lo que pensarán otras personas. Yo sabía que tenía que ser más profundo en algunas relaciones, sin importar la forma en que era percibida por otros.

70% De Los Pastores No Tienen Una70% De Los Pastores No Tienen Una (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Durante este tiempo Dios trajo a mi vida un pastor amigo con quien me conecte rápidamente. A medida que la confianza empezó a crecer, ambos decidimos continuar esta buena amistad. He aprendido en este proceso que nunca se debe tener en poco una buena amistad.

Una de las amistades más famosas de las Escritura es la de David y Jonatán. En un momento dado, Jonatán hace algo que cree extraño e incomodó para la mayoría de los hombres: “Jonatán hizo un voto especial de ser amigo de David, y selló el pacto dándole su túnica, espada, arco, y el cinturón”. Hizo un “voto especial”. declaró su compromiso de continuar su amistad con David. Simplemente eso no lo hacemos hoy. Para la mayoría de la gente que conozco en el ministerio y, ciertamente, para la mayoría de los hombres, esto parece demasiado sentimental.

Sin embargo, si quiero ser espiritualmente saludable, voy a necesitar un amigo íntimo o dos que me conozcan totalmente. Necesito una amistad profunda con alguien que no está impresionado conmigo y que no tiene miedo de decirme la verdad. Necesito un puñado de personas que conocen lo malo de mí, que saben dónde me esfuerzo, que conocen la basura en mi armario, que me amen y me acepten incondicionalmente.

Este tipo de amistad no sucede por accidente. Si tiene a alguien en su vida que desea ser un amigo más cercano con Usted, haz lo que hizo Jonatán. ¡Decláralo! La vida es demasiado corta y hay demasiado en juego para que usted pueda evitar este nivel de amistad con la cual Dios se agrada.

En el libro un millón de kilómetros en mil años, Donald Miller cuenta la historia de Jim y Janice, que fue diagnosticado con cáncer y no vivió mucho tiempo después de su diagnóstico. Luego de su funeral, un montón de amigos de la familia se reunió y compartió historias y recuerdos de tiempos atrás con ella. “Me preguntaba”, escribe Miller: “cuánto cuesta ser rico en amigos y cuántos años e historias y escenas se necesitan para hacer que esta riqueza de vida acontezca. No se puede construir una escena final tan hermosa como esta sentándose en el sofá”.

No, no puede. Por lo tanto, comience ahora. Construya una vida rica mediante el desarrollo de algunas amistades más profundas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

145 Compartir
Comparte143
WhatsApp
Tweet
+11
Pin1
Email