¿Cómo Recibir Respuesta a Tus Oraciones Según La Biblia?

¿Cómo Recibir Respuesta a Tus Oraciones Según La Biblia?

“SI PERMANECÉIS EN MÍ … OS SERÁ HECHO” (Juan 15:7)

¿Has pasado semanas, meses o incluso años orando por algo concreto? ¿Estás diciendo ‘Señor, sé lo que dice Tu Palabra, entonces por qué no me funciona?’ Para poder obtener los resultados por los que estás orando, tienes que ser capaz de responder a estas tres preguntas:

1) ¿Estás orando por la voluntad de Dios?

Jesús dijo: “Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queráis y os será hecho” (Juan 15:7). La palabra “permanecer” habla de intimidad y de una conexión muy cercana. Nos evoca la imagen del “hogar”, ese lugar donde hay provisión y cuidado. Cuando tengas esa clase de relación con Dios, conocerás Su corazón y sus deseos tan bien que tu voluntad va a estar en armonía con la Suya. Y por consiguiente obtendrás lo que pides.

No des por hecho que tu oración está dentro de la voluntad de Dios; compruébala aplicando el “principio de permanencia”. Cuando permaneces maduras espiritualmente. Y cuando eres espiritualmente maduro empiezas a hablar de forma diferente; tus oraciones no son introspectivas y egocéntricas; el tiempo que pasas en la presencia de Aquel a quien amas llega a tener más valor que el resultado. No te importa esperar, porque entiendes que el tiempo de Dios es perfecto. Y si Él decide no responder a tu petición, te gozas y dices ‘Entonces es porque tienes algo mejor para mí, y confío en Ti’. ¿Has alcanzado ese punto en tu caminar con el Señor?

“TRATA BIEN A TODOS … LUEGO, CUANDO INVOQUES AL SEÑOR, ÉL TE RESPONDERÁ” (Isaías 58:6, 9 parafraseado)

2) ¿Estás saboteando tus oraciones?

Dios les dijo a los israelitas que la razón por la que sus oraciones no eran contestadas era su costumbre de acusar y criticar a los demás (véase Isaías 58:9-10). ¿Eres culpable de lo mismo? Es tan importante glorificar a Dios con las palabras que hablas cuando no estás orando como cuando estás. La Biblia nos dice que hay una relación directa entre tener una lengua suelta y criticona y no recibir respuesta a las oraciones. Tu modo de tratar a los demás determinará cómo Dios te trate a ti (véase Efesios 6:7-8). Así lo expone el Señor:

“…Dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo … que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar … Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Señor será tu retaguardia. Entonces invocarás, y el Señor responderá; clamarás, y El dirá: “Heme aquí.” Si quitas de en medio de ti el yugo, el amenazar con el dedo y el hablar iniquidad, y si te ofreces al hambriento, y sacias el deseo del afligido, entonces surgirá tu luz en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía. Y el Señor te guiará continuamente, saciará tu deseo en los lugares áridos y dará vigor a tus huesos…” (Isaías 58:6-11 LBLA). Lo anterior significa que la respuesta a tus oraciones depende de dos cosas: tus actitudes y tus acciones hacia el prójimo.

“Y ANDAD EN AMOR, COMO TAMBIÉN CRISTO NOS AMÓ” (Efesios 5:2)

¿Cómo Recibir Respuesta a Tus Oraciones Según La Biblia?¿Cómo Recibir Respuesta a Tus Oraciones Según La Biblia? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

3) ¿Tienes una actitud de amor?

La Biblia dice: “Y andad en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros…” (Efesios 5:2). Tu boca es una parte fundamental del caminar en amor. No somos conscientes de cuánto podemos hacer para edificar a otros con nuestras palabras. Pero tenemos que ser muy cuidadosos de no decir cosas que los puedan derribar. La Biblia afirma: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso…” (Jeremías 17:9). ¿Qué mensajes estás dando? ¿Qué está saliendo de tu boca? Cuando estamos demasiado ocupados para demostrar amor, estamos demasiado ocupados. Y es hora de sopesar nuestros motivos y actitudes. ¿Cómo lo hacemos? Examinando nuestra lengua y lo que sale de nuestra boca.

¿Recuerdas la última vez que fuiste al médico y te pidió que abrieras la boca y dijeras ‘Aaaah’? La razón por la que los médicos hacen eso es para examinar la lengua. Así como la lengua le indica al doctor mucho acerca de tu salud física, también te puede revelar mucho acerca de tu salud espiritual. Para recibir respuesta a tus oraciones tienes que examinar tu corazón en tres áreas:

1) Aprender a permanecer en Cristo. Eso te llevará a un mayor grado de madurez espiritual y te ayudará a descubrir la autoridad que tienes en la oración.

2) Hablar de acuerdo con la Palabra de Dios. Al hacerlo podrás mover las montañas de tu vida (véase Marcos 11:23).

3) Crecer en tu caminar de amor. Eso te brindará numerosas oportunidades de demostrar a los demás quién es Dios de verdad.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

132 Compartir
Comparte127
Tweet
+12
Pin3