¿Quienes No Conocieron La Muerte o No Murieron En La Biblia?

¿Quienes No Murieron Según La Biblia?

¿Quienes fueron las personas que no murieron en la Biblia? ¿Por qué no murieron?

Enoc caminó con Dios

Enoc es uno de los personajes más excepcionales de la Biblia porque él no conoció la muerte, a pesar de que la Biblia dice: que esta establecido para los hombres que mueran una solo vez y después el juicio (Hebreos 9:27), así que ¿por qué no murió Enoc como el resto de la humanidad lo hace?. Lo que sabemos es que Enoc era un descendiente de Caín y Enoc tuvo muchos descendientes también  “Y a Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehujael, y Mehujael engendró a Metusael, y Metusael engendró a Lamec”. (Gen 4:18). Este es el linaje original Adán, Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc, Matusalén, Lamec, Noé, Sem, Cam y Jafet“. (1 Crónicas 1: 1-4).

¿Quienes No Murieron En La Biblia?

Enoc Cambio

Tengo una teoría. Creo que toda la mentalidad de Enoc acerca de Dios cambió después de convertirse en padre. Exactamente lo mismo que sucedió conmigo. La Biblia dice que “Después que engendró a Matusalén, caminó Enoc con Dios trescientos años, y engendró hijos e hijas”. (Gen 5:22) fue así que se dio cuenta de que estaba sólo “después de engendrar a Matusalén” que “Enoc caminó con Dios” y ” Así, todos los días de Enoc fueron 365 años” (Gen 5:23). Justo después se dice: “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque lo llevó Dios” (Gen 5:24) y así Enoc nunca conoció la muerte. Ni tampoco murió.

El Carro de fuego de Elías

Se nos presenta a Elías el profeta en 1 Reyes 17: 1 donde dice: “Entonces Elías, el tisbita, que era uno de los habitantes de Galaad, dijo a Acab: «¡Vive Jehová, Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, hasta que mi boca lo diga!” y, efectivamente, no llovió hasta que Elías lo dijo. Después de Elías encontrar a su protegido Eliseo le informó que se iba “, dijo Elías a Eliseo: En cuanto pasaron, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea arrebatado de tu lado. Eliseo dijo: Te ruego que me dejes una doble porción de tu espíritu” (2 Reyes 2:9), pero Elías le dijo “Cosa difícil has pedido —le respondió Elías—. Si me ves cuando sea separado de ti, te será concedido; pero si no, no” (2 Reyes 2:10), pero “Aconteció que mientras ellos iban caminando y hablando, un carro de fuego, con caballos de fuego, los apartó a los dos, y Elías subió al cielo en un torbellino. 12 Al ver esto, Eliseo clamó: «¡Padre mío, padre mío! ¡Carro de Israel y su caballería!» Y nunca más lo vio. Entonces Eliseo tomó sus vestidos y los rasgó en dos partes.”(2 Reyes 2:11-12) por lo que también Elías nunca murió y hasta ahora, es uno de los dos únicos seres humanos que no conocieron la muerte física.

El Rumor Sobre Juan

Después de la resurrección de Jesús, Él le dijo al apóstol Pedro: “De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas a donde querías; mas cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará a donde no quieras.Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: Sígueme” (Jn 21:18-19), años más tarde aconteció que Pedro fue crucificado cabeza abajo. Entonces Pedro dijo: “Cuando Pedro le vio, dijo a Jesús: Señor, ¿y qué de éste?[Juan] Jesús le dijo: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú. Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?” (Juan 21:21-23). Por supuesto, sabemos que no fue lo que Jesús quiso decir, por que sabemos que el apóstol Juan murió también.

La Tumba No Pudo Retenerlo

El apóstol Pedro, al dar el gran sermón en el Día de Pentecostés, dijo que “a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella”(Hechos 2:23-24). Sabemos que la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23) y que Jesús nunca pecó, por lo que era imposible que Jesús muriese. El entrego su vida a nuestro favor y fue levantado de la muerte por Dios al tercer día como estaba escrito.

Nosotros Nunca Moriremos

Cuando Jesús fue a resucitar a Lázaro de entre los muertos, Marta corrió a su encuentro y Martha parecía estar molesta con Jesús, cuando dijo: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto” (Juan 11:21), pero “Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará”. Marta le dijo: “yo sé que resucitará en la resurrección en el último día” (Juan 11: 23-24). El punto principal de Jesús fue el mismo cuando dijo, “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque este muerto, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá. ¿Crees esto?” (Juan 11: 25-26). Esto significa que si usted ha confiado en Cristo. Usted va experimentar la muerte física (Si Cristo no viene antes), pero Usted tiene vida eterna y será resucitado (Juan 3:16).

Conclusión

Sólo Enoc y Elías no conocieron la muerte según la Biblia, con la excepción del Dios-hombre que nació en carne para morir por los pecados de aquellos que confían en él. Jesús no podía morir porque la muerte no pudo retenerlo y el pecado no podía entrar en él. El apóstol Pedro nos dice, “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,”(1 Pedro 1:18-19). Esto significa que usted también, a pesar de que muera, vivirá nuevamente y vivirá durante un tiempo sin fin al lado de nuestro Dios.

¿QUIENES NO MURIERON SEGÚN LA BIBLIA?¿QUIENES NO MURIERON SEGÚN LA BIBLIA? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Algunas preguntas relacionadas con respecto al tema:

¿Donde dice que Elias y Enoc no murieron?

Enoc “fue traspuesto” Basados en Hebreos 11:5, que dice: “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte…”, algunos creen que Enoc nunca murió y fue llevado al cielo. La palabra “traspuesto” proviene de la palabra griega matatithemi, que significa “trasladar a otro lugar” (Vine: Diccionario Expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento).

Ahora, ¿qué le pasó a Elías? En 2 Reyes 2:11 se afirma claramente que apareció un carro de fuego con caballos de fuego y que “Elías subió al cielo en un torbellino”.

¿Fue Elías realmente al cielo? Tenemos que entender que las Escrituras hablan de tres cielos:

El primero es la atmósfera de la tierra, en dónde están las nubes (Génesis 1:8).
El segundo es lo que llamamos “espacio” en donde se encuentran los planetas y las estrellas (Génesis 15:5).
Y el tercero es dónde se encuentra el trono de Dios (2 Corintios 12:2).
En realidad, el profeta no murió en esos momentos, ni fue al trono de Dios. El carro debió entrar al primer cielo o atmósfera y lo trasladó a él a otro lugar, ya que algunos años después, Elías escribió una carta. Vea 2 Crónicas 21:12-15.

Los Siete Arrebatamientos Bíblicos

1) Enoc

Génesis, 5:22 Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas. 5:23 Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años. 5:24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

2) Elías

2 Reyes, 2:11 Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. 2:12 Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes.

3) Jesús

Apocalipsis, 12:5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Hechos, 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. 1:9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. 1:10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, 1:11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo

4) Felipe

Hechos, 8:39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino. 8:40 Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesárea. Felipe está en una ciudad y el Espíritu Santo lo lleva a otra ciudad.

5) Saulo De Tarso

2 Corintios, 12:2 Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 12:3 Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), 12:4 que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.

6) La Iglesia de Cristo

Daniel 9:27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

7) Moises Y Elias

Apocalipsis, 11:3 Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. 11:4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 11:5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. 11:6 Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. 11:7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. 11:8 Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. 11:9 Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. 11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. 11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. 11:12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron.

¿Cómo entraron al mundo la enfermedad y la muerte?

Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

¿Quienes fueron arrebatados?

1) Enoc
2) Elias
3) Jesús
4) Felipe
5) Saulo de Tarso
6) La Iglesia de Cristo
7) Moises y Elias

Enoc y Elias los dos testigos – Enoc y Elias Apocalipsis

Apocalipsis 11:1-14 “Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir y se me dijo: «Levántate y mide el templo de Dios y el altar y a los que adoran en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles. Ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Y ordenaré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, (3 ½ años) vestidos con ropas ásperas».
Estos testigos son los dos olivos y los dos candelabros que están de pie delante del Dios de la tierra. Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos y devora a sus enemigos; si alguno quiere hacerles daño, debe morir de la misma manera. Estos tienen poder para cerrar el cielo a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas, para convertirlas en sangre y para herir la tierra con toda plaga cuantas veces quieran. Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, los vencerá y los matará. Sus cadáveres estarán en la plaza de la gran ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Gentes de todo pueblo, tribu, lengua y nación verán sus cadáveres por tres días y medio y no permitirán que sean sepultados. Los habitantes de la tierra se regocijarán sobre ellos, se alegrarán y se enviarán regalos unos a otros, porque estos dos profetas habían atormentado a los habitantes de la tierra. Pero después de tres días y medio el espíritu de vida enviado por Dios entró en ellos, se levantaron sobre sus pies y cayó gran temor sobre los que los vieron. Entonces oyeron una gran voz del cielo, que les decía: «¡Subid acá!» (¡serán raptados – como lo fue la iglesia en Apoc. 4:1!) Y subieron al cielo en una nube, y los vieron sus enemigos.

En aquella hora hubo un gran terremoto y la décima parte de la ciudad se derrumbó. Por el terremoto murieron siete mil hombres. Los demás se aterrorizaron y dieron gloria al Dios del cielo.

El segundo ay pasó. He aquí que el tercer ay viene pronto.”

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

45 Compartir
Comparte42
Tweet
+11
Pin2
Email
WhatsApp