¿Cómo Vencer El Miedo A La Escasez Según La Biblia?

¿Cómo Vencer El Miedo A La Escasez Según La Biblia?

“…PERO LOS QUE BUSCAN [REQUIEREN, ANHELAN] AL SEÑOR [CON EL DERECHO QUE LES CONFIERE SU NECESIDAD Y LA AUTORIDAD DE SU PALABRA] NO TENDRÁN FALTA DE NINGÚN BIEN” (Salmos 34:10 parafraseado).

Crecer en la pobreza no es un problema, mientras la pobreza no crezca en ti y condicione tu forma de pensar. A un personaje famoso le preguntaron cómo se sentía respecto a haber crecido en una familia pobre. Curiosamente confesó que todavía sufría de ansiedad de no tener lo suficiente para el futuro. Por ello solía ser extremadamente frugal, consideraba su dinero como algo ficticio y no se relajaba y disfrutada de las bendiciones que depara el éxito. Su esposa, por el contrario había traído equilibro a la relación con una mentalidad justa de dar, gastar, y ahorrar. ¿Quién crees que es responsable de tus logros, tú o Dios? Si crees que eres tú serás siempre vulnerable a la gente, las circunstancias y la coyuntura económica.

Pero cuando estás convencido de que Dios es responsable de tu éxito, lo que ganas lo puedes mantener. Solo hay dos alternativas: ¡confiar en ti o confiar en Dios! Escribe el salmista: “Temed al Señor vosotros sus santos, pues nada falta a los que lo temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; “pero los que buscan [requieren, anhelan] al Señor [con el derecho que les confiere su necesidad y la autoridad de Su Palabra] no tendrán falta de ningún bien” (Salmos 34:10 parafraseado). Quizás pienses que esa es una promesa solo del Antiguo Testamento. Pues aquí tienes una del Nuevo: “…Poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra” (2 Corintios 9:8).

“EL SEÑOR ES MI PASTOR, NADA ME FALTARÁ” (Salmos 23:1)

¿Por qué nos compara la Biblia a ovejas? Porque estas son las criaturas más dependientes del mundo y tienen que confiar en el pastor para que supla todas sus necesidades. Así es como Dios quiere que vivas: dependiendo de Él. Cuando estás de continuo lleno de temor a la escasez no estás confiando en Dios lo suficiente. Este temor conlleva otros, como el miedo a quedarnos incapacitados, o a envejecer, o a invertir, o a jubilarnos pobres. En su forma más extrema el temor a la escasez puede causar tal ansiedad que necesites tomar medicamentos y tranquilizantes. También es una de las causas de la avaricia. Puedes estar tan obsesionado con asegurarte de tener lo suficiente que acaparas más de lo que nunca vayas a necesitar.

También te puede hacer un adicto al trabajo, visto como medio para que ni tú ni tus hijos nunca sufráis incomodidades, contrariedades o desesperación. Y como todos los temores, está basado en un concepto erróneo de Dios, y sobre todo de Su capacidad de cuidarte y Su disposición a hacerlo. El Señor es mi pastor [quien me alimenta, guía y protege], nada me faltará” (Salmos 23:1). Deja de vivir como si no creyeras lo que Dios te ha prometido. Una buena estrategia es aprender las promesas bíblicas, entender las que son condicionales, cumplir las condiciones y descansar en Su amor y fidelidad. Eso no significa que te quedes con los brazos cruzados y esperes a que Dios haga lo que tú eres capaz de hacer. Tú debes llevar a cabo lo natural y confiarle a Él lo sobrenatural.

¿Cómo Vencer El Miedo A La Escasez?¿Cómo Vencer El Miedo A La Escasez (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

“A AQUEL QUE ES PODEROSO PARA HACER TODAS LAS COSAS MUCHO MÁS ABUNDANTEMENTE DE LO QUE PEDIMOS O ENTENDEMOS, SEGÚN EL PODER QUE ACTÚA EN NOSOTROS” (Efesios 3:20).

A continuación presentamos unas estrategias bíblicas para vencer el miedo a la escasez:

1) Dale a Dios el diezmo de tus ingresos (véase Malaquías 3:8-12; Mateo 23:23).

No debatas si es una regla del Antiguo Testamento o un requisito del Nuevo. ¿No prefieres hacer más de lo demandado que comprobar demasiado tarde que te quedaste corto de las expectativas de Dios?

2) Vive de acuerdo a la regla 10-10-80.

Después de dar a Dios el primer 10 por ciento de tus ingresos, ahorra el segundo 10 por ciento y cíñete a vivir con el 80 por ciento restante.

3) Confronta las áreas en las que tu temor a la escasez es mayor.

¿La comida? ¿La vivienda? ¿El transporte? ¿La salud? ¿La jubilación? Ahora desecha esas imaginaciones y sustitúyelas con esta promesa:Poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo necesario, abundéis para toda buena obra” (2 Corintios 9:8).

4) No dependas exclusivamente de tus credenciales, tu capacidad de venderte, tus contactos e influencias o la seguridad de tu provisión financiera.

Sácale el máximo rendimiento a tus capacidades pero en última estancia confía únicamente en el poder de Dios. Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). Aquí Él no está hablando solo de la vida espiritual sino también de todos los otros aspectos vitales. En este día, cree y recibe lo que Jesús ha prometido por fe y empieza a vivir en abundancia.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

107 Compartir
Comparte102
Tweet
+13
Pin2