¿Por qué Nos Dejan de Lado los Amigos?

EL HOMBRE QUE TIENE AMIGOS HA DE MOSTRARSE AMIGO (Proverbios 18:24 RV 1960)

Amigos: ¿Te cuesta mantener las amistades? Hay un motivo: Las personas nos dejan de lado cuando no se sienten valoradas. Jorge y Marina estaban celebrando sus bodas de oro. Un reportero preguntó a Jorge: ¿Cuál es el secreto de un matrimonio feliz y duradero?

Jorge le explicó que después de la boda su suegro le dio un paquete que contenía el reloj de oro que Jorge todavía usaba y que enseñó al reportero. En la cara del reloj, que consultaba unas cuantas veces al día, se leían las palabras: “Di algo bonito a Marina”. ¡Todos necesitamos un reloj de ésos! En su libro Blink, Malcolm Gladwell escribe acerca de un experto en relaciones que pronostica el éxito o fracaso de un determinado matrimonio basado en el modo de comunicarse de la pareja. ¿Cuáles son los síntomas de que el matrimonio va a romperse? ¡La falta de respeto!.

Si uno de los dos trataba al otro sin respeto, la relación está condenada al fracaso. No se trata de fingir, ni de halagar por halagar. Para que una persona se sienta valorada, debe saber que se la aprecia de verdad. Para sentirse respetada, debe saber que se la respeta de verdad. Cuando no valoramos a alguien, lo empezamos a tratar como un objeto, no como persona. ¿Cuál es la solución? Céntrate en sus puntos fuertes, y a su debido tiempo la persona dejará que la ayudes en sus puntos débiles. Muchos somos muy buenos en identificar el valor potencial de una oportunidad. Apliquemos la misma forma de pensar a la hora de fortalecer las relaciones humanas.

Amigos: ¿Por qué nos dejan las amistades?Las personas nos dejan de lado por tres motivos:

Primero, no somos dignos de confianza.

Trabajar con alguien en quien no confías es una experiencia desagradable. Y perdemos la confianza de los demás cuando nuestros actos no son consecuentes con nuestras palabras, cuando anteponemos el beneficio personal al bien común, cuando retenemos información, mentimos o decimos verdades a medias y cuando somos intolerantes.

¿Por que nos dejan los amigos?

La confianza es como un espejo: cuando se rompe, se puede volver a recomponer, pero normalmente se siguen viendo las grietas.

Segundo, la incompetencia.

No se inspira confianza por medio de nuestro carisma, sino siendo competentes. Cuando una persona en autoridad es incompetente, hace que se pierdan de vista los valores y la visión de la organización y que todo gire alrededor de su comportamiento. Si los empleados que trabajan para un jefe incompetente son muy buenos en su trabajo, entonces temerán continuamente que su jefe cometa errores. Y si los subordinados no tienen mucha experiencia, no sabrán muy bien qué hacer. En cualquiera de los casos, disminuye la productividad y decae la moral.

Tercero, la inseguridad.

Los buenos líderes hacen dos cosas: forman a otros líderes y saben cuándo es tiempo de que otros tomen el relevo. Los líderes inseguros nunca hacen eso. No quieren formar a otros para que desarrollen su potencial y lleguen a tener más éxito que ellos mismos. De hecho, no quieren que tengan éxito por sí solos, sino con su ayuda. En el momento en que alguien que trabaja para ellos se destaca, lo ven como una amenaza. A todo el mundo le gusta trabajar con líderes que lo empujen, no que lo aplasten. Cuando los empleados se dan cuenta de que el jefe está interesado, por encima de todo, en mantener su autoridad y proteger su puesto, entonces acabarán yéndose a trabajar para otro.

EL HOMBRE QUE TIENE AMIGOS DEBE SER AMIGO (Proverbios 18:24)

Aunque seas muy buen líder, siempre vas a perder a alguien. Cuando se acaba la relación, la persona irá por un camino, y tú por otro. Si no aceptas eso, tratarás de retenerla o controlarla. Y si no puedes hacerlo, tal vez busques aislarla y criticarla. Sin embargo, puedes remediar la situación y llegar a ser el líder que la gente desea, de manera que cuando llegue el momento de que alguien se vaya, pueda mirar atrás con satisfacción. Un experto en liderazgo comparte los siguientes seis propósitos:

1) Seré responsable de mi relación con los demás. Si mi relación con alguien se deteriora, tomaré la iniciativa para mejorarla;

2) Cuando alguien quiera salir, tendré una conversación con la persona en cuestión, con el fin de averiguar si yo soy la causa de su partida. Si fuera el caso, pediré perdón y admitiré que no me he comportado bien;

3) Valoraré a lo sumo a todos los que trabajan conmigo. Es maravilloso cuando las personas creen en su superior; pero es aún mejor cuando el superior cree en sus subordinados;

4) La credibilidad será una de mis prioridades como líder. No siempre seré competente, puesto que hay ocasiones donde todo líder se siente desbordado. Sin embargo, siempre seré digno de confianza;

5) Seré consciente de que mi ayuda emocional positiva hará que se cree un entorno donde todos se sientan seguros. Por ello, pensaré de forma positiva y me comportaré de forma correcta con los demás, siguiendo la regla de oro;

6) Conservaré un espíritu enseñable y nutriré mi anhelo de crecimiento personal. Para poder seguir liderando, seguiré aprendiendo.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

60 Compartir
Comparte49
Tweet9
+11
Pin1
Email