La Salvación es Posible Para Todos Los Hombres

Salvación: Lectura bíblica: Hebreos 1:1-2

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo.

Introducción:

El escritor de los hebreos afirma que en estos tiempos, todavía hay salvación para los hombres que se arrepientan de sus pecados. La Biblia nos habla de que todavía hay posibilidad de salvación.

I. La Salvación es posible para todos los hombres

Lc. 3:6 Y verá toda carne la salvación de Dios. Lucas hace mención a Isaías 52:10 donde muestra que la salvación es para todas las personas, no solo para los judíos, sino para todo el que la quiera recibir. Así como Juan el Bautista hacia el llamado para que se arrepintieran y se prepararan para el encuentro con Jesús, en estos tiempos se nos da la misma oportunidad, y se hace el llamado.

Hch 2:21 Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Ro 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Dios le muestra al hombre confianza, en que si llega a el arrepentido él lo salvara, “y todo aquel que invocare”

Sal 50:15 E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás. Jr 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

1Ti 2:4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. He aquí el amor de Dios, “el cual quiere que todos los hombres sean salvos”. Pablo dice que Dios quiere que todos seamos salvos, pero no todos porque habrá personas que rechacen el mensaje y la salvación. Jn 1:11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

Salvación en Cristo para el Hombre

Salvación Es Posible Para Los Hombres

II. La Salvación es solo por medio de Cristo

Tít 2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, como Dios mostró su amor con este mundo “dándonos de su regalo inmerecido” ¿merecía el hombre que Cristo muriera por él?. Ro 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.

Dios proveyó el medio de la Salvación

Una puerta: Jn 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. Solamente hay una puerta, Jesús no es una ruta alterna, es la única vía.

Un Camino: Jn 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. ¿Cómo conoceremos el camino hacia Dios? Únicamente a través de Jesús. Por ser el camino, Jesús es nuestra senda al Padre.

Una Vida: Jn 3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Jn 6:51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. Jesús dice que todo el que en él cree tiene (no dice que tendrá) la vida eterna.

¿Cuál es esta vida eterna de que habla Jesús?

Jn 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Una Verdad: Jn 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Jesús mismo es la verdad que nos liberta. Nos liberta de las consecuencias del pecado.

No hay otro en quien podamos recurrir para que nos salve. La salvación es para todo hombre, mujer, niño, y anciano que quiera recibirla por medio de la fe en Cristo Jesús. Todavía las puertas están abiertas, ¿usted sabe porque Cristo no ha venido todavía?.

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2Pe 3:9

Pastor: Juan Carlos Jimenez

Libros Ebooks Cristianos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

50 Compartir
Comparte34
Tweet10
+13
Pin3
Email