¿Cómo Aprender De La Experiencias Según La Biblia?

EXPERIENCIAS: “DESPUÉS DE HABER DEMOSTRADO SU PERFECCIÓN MEDIANTE ESTA EXPERIENCIA (Hebreos 5:9).

¿Te ha ocurrido alguna vez que estás buscando trabajo y todos los anuncios que te interesan requieren experiencia previa? Es frustrante; ¿cómo vas a conseguir la experiencia si no te dan el trabajo?

Se cuenta que el nuevo presidente de un banco le preguntó al antiguo el secreto del éxito. Éste replicó: ‘Tomar buenas decisiones.’ ‘Sí, ¿pero cómo se toman?’ preguntó el primero. El otro respondió: ‘Con la experiencia.’ Perplejo el nuevo presidente insistió: ‘¿Cómo se consigue la experiencia?’ a lo que el otro respondió: ‘Por medio de las malas decisiones.’

La experiencia es un maestro exigente; primero te da el examen y luego te enseña la lección. ¡Dios está buscando gente con experiencia! Cuando trabajas en su obra, Él usa todas tus vivencias, por muy dolorosas que hayan sido. Para el Señor, todo son clases que has pagado. Jesús “…a través del sufrimiento aprendió lo que es la obediencia… habiendo sido perfeccionado…” (Hebreos 5:8-9).

La perspectiva lo cambia todo, sobre todo cuando aprendes a ver las experiencias de la vida con nuevos ojos. Por ejemplo, si has sufrido en un área determinada –como culpa, temor, ira, adicción o inseguridad- eso te hace apto para entender y ayudar a otros.

La experiencia no es tanto las cosas que te pasan, sino lo que tú haces con ellas. Teniendo esto en cuenta, pregúntate: ‘¿Puede mi sufrimiento ayudar a otros?, ¿puede de esta desgracia salir algo bueno que ministre a otros?’ Cuando pasas por momentos de prueba, tienes dos alternativas: rendirte o crecer.

Pedro tembló cuando le preguntaron: “…¿No eres tú de sus discípulos? Él negó y dijo: ¡No lo soy!” (Juan 18:25). Pero luego se arrepintió y volvió a entablar una relación con Jesús después de su resurrección, fue lleno del Espíritu Santo y acabó dirigiendo la iglesia. ¡La experiencia no tiene sustituto!

experiencias-biblia

¿Cómo Aprender De La Experiencias Según La Biblia?

¿Cómo Aprender De La Experiencia Pasada Según La Palabra de Dios?

“…EL SEÑOR DA LA SABIDURÍA…” (Proverbios 2:6)

Contrariamente a la creencia popular, la experiencia no es el mejor maestro –lo es la experiencia “ponderada”. Todo el mundo tiene experiencias, pero lo que cuenta es cómo se usan.

Todos empezamos nuestras vidas como un cuaderno en blanco. Cada día que pasa tenemos la oportunidad de anotar nuestras experiencias. A medida que pasamos las páginas, adquirimos más entendimiento.

Lo ideal sería que al progresar, nuestro cuaderno se llenara de observaciones. Pero no todos sacan el mayor provecho de este cuaderno. Algunos dejan el cuaderno cerrado y raramente escriben algo en él. Otros llenan las páginas pero nunca sacan tiempo para leerlas, reflexionar sobre lo escrito y adquirir mayor sabiduría. Pero hay unos pocos que no sólo dejan constancia de sus experiencias, sino que se detienen para reflexionar acerca de ellas.

La reflexión se convierte luego en entendimiento, de modo que no sólo vivimos la experiencia, sino que también aprendemos de la misma.

Todos conocemos a personas con muchos conocimientos pero poco entendimiento. Tienen los medios pero no entienden el significado de las cosas. ¿Dónde radica el problema? Viven la vida sin hacer ninguna reflexión ni evaluación.

Después de 25 años no han adquirido 25 años de experiencia, sino que han ganado un año de experiencia repetido 25 veces… Para triunfar en la vida tienes que dejar que tus experiencias te aporten sabiduría. Por lo tanto, ralentiza la marcha; la sabiduría se adquiere con el paso del tiempo, no de la noche a la mañana. Luego, profundiza; el tesoro está en el fondo, pero tienes que ahondar para conseguirlo. Por último, inclínate ante Dios. Ponte de rodillas y háblale porque “…el Señor da la sabiduría…” (Proverbios 2:6).

¿Cómo Aprender De Las Expriencias Biblicamente?

“¡ADQUIERE SABIDURÍA!… ENGRANDÉCELA, Y ELLA TE ENGRANDECERÁ…” (Proverbios 4:7-8)

En el tema de la experiencia, se puede decir que todos experimentamos más de lo que entendemos. El jugador de baloncesto Earl Wilson dijo: ‘La experiencia te permite reconocer el error cuando lo vuelves a cometer’.

No nos engañemos, pasan demasiadas cosas en nuestra vida para poder entenderlas todas. Por muy inteligente que seamos, nuestro conocimiento nunca irá a la par de nuestra experiencia. Por lo tanto, tenemos que sacarle el mayor provecho a lo que entendemos. Al final de cada día deberíamos preguntarnos: ‘¿Qué he aprendido hoy?’.

Nuestra actitud hacia experiencias no planeadas o desagradables determinará nuestro crecimiento. Steve Penny, director de S4 Leadership Network en Australia observó:

“La vida está llena de desvíos inesperados. Ahí ocurren cosas que parecen dar al traste con nuestros planes. Haz que estos desvíos se conviertan en algo positivo. Trátalos como excursiones especiales y giras de aprendizaje. No te resistas a ellos, porque si lo haces, nunca aprenderás su propósito. Disfruta de esos momentos, y antes de que te des cuenta, estarás de nuevo en el camino que te habías trazado, pero seguramente más sabio y fuerte gracias a ese pequeño desvío.”

La falta de experiencia puede salir cara. Nuestra mayor ignorancia no es lo que todavía nos falta por aprender sino lo poco que sabemos todavía.

Harry Golden resaltaba: “La arrogancia de los jóvenes es consecuencia directa de no haber sufrido suficientes consecuencias. El pavo que todos los días se acerca al granjero para que le dé más grano, no está equivocado; lo que pasa es que nadie le ha hablado de la Navidad.”

No puedes evitar equivocarte pero puedes reducir el número de errores, crecer gracias a ellos y no repetirlos.

¿Cómo Aprender De Las Experiencias Según La Biblia?

“BIENAVENTURADO EL HOMBRE… QUE ADQUIERE ENTENDIMIENTO” (Proverbios 3:13)

La experiencia tiene un precio y no puedes ganar experiencia sin pagarlo. Sólo tienes que esperar que el precio no sea mayor que el valor de la misma. Y a veces no sabrás cuál es el precio hasta que hayas ganado la experiencia. Sin embargo, no aprender de ella es aún más costoso.

Es trágico pagar el precio y no aprender la lección, sin embargo eso ocurre a menudo. Cuando vivimos una experiencia negativa, queremos salir corriendo y decir: ‘Nunca volveré a hacer eso.’ Pero no, no huyas de tus experiencias; por el contrario, evalúalas y aprende de ellas.

Recuerda que las experiencias evaluadas hacen que te destaques entre la multitud. No hay muchos que tienen por costumbre reflexionar sobre sus experiencias, pero cuando conoces a alguien que sí lo hace, te percatas enseguida.

Se cuenta que un zorro, un lobo y un oso fueron a cazar juntos. Cada uno de ellos cazó un ciervo y el oso le preguntó al lobo cómo deberían dividir el botín. Éste dijo: ‘Cada uno debería recibir un ciervo.’ En ese momento, el oso se comió al lobo. Luego le hizo al zorro la misma pregunta. Éste ofreció darle su ciervo al oso y le sugirió que también se comiera el ciervo cazado por el lobo. ‘¿De dónde sacaste tanta sabiduría?’ le peguntó el oso. ‘Del lobo’ replicó el zorro.

En la escuela de la vida hay asignaturas difíciles. En algunas nos matriculamos nosotros mismos, en otras nos encontramos aprendiéndolas involuntariamente. Todas las cosas nos pueden aportar enseñanzas de gran valor, pero sólo las aprenderemos si de verdad anhelamos hacerlo y estamos dispuestos a reflexionar sobre ellas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

67 Compartir
Comparte52
WhatsApp
Tweet7
+12
Pin6
Email