8 Versículos Bíblicos Sobre el Amor y El Cuidado Con Los Animales

8 Versos De La Biblia Sobre el amor y el cuidado de los animales

Aquí hay ocho versículos bíblicos sobre el amor y el cuidado de los animales.

Proverbios 12:10 “El justo cuida de la vida de su bestia; Mas el corazón de los impíos es cruel.”.

Este proverbio es muy claro. Quien es justo tendrá en cuenta la vida y el cuidado de sus animales, ya sean mascotas o ganado.

Para aquellos que son crueles con sus mascotas o animales, Dios parece indicar que la misericordia de los malos no es mejor que la crueldad de los impíos en comparación con la misericordia de Dios, pero por otro lado, la misericordia y el cuidado dado a los que se preocupan adecuadamente por sus animales son agradables a los ojos de Dios.

Hay muchos rescatadores de animales que encuentran hogares para los animales abandonados, incluso arriesgan su vida por realizar su labor. Conozco 2 personas que son rescatadores de animales, ellos son muy amables y amables con la gente también. Así que el proverbio es verdadero que quien respeta sus animales, o cualquier animal, es justo a los ojos de Dios. Esto no significa que pueden salvarse por cuidar de la vida de los animales, ya que nuestra justicia sólo proviene de Jesucristo (Hechos 4:12, 2 Corintios 5:21).

Mateo 10:29 “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre”.

Cuando Jesús estaba enseñando a sus discípulos, Él les decia que no debián preocuparse por su propia vida. “No teman a aquellos que matan al cuerpo pero no pueden matar al alma. Temed más bien al que puede destruir alma y cuerpo en el infierno”(Mateo 10:28), ¿porque? “hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temas, por lo tanto; Tú eres de más valor que muchos gorriones “(Mateo 10: 30-31). Dios nos valora por encima de sus criaturas, pero incluso un pequeño gorrión, que vale menos de un centavo para nosotros, sigue siendo valioso para Dios, lo que significa que Él cuida de sus criaturas y se preocupa profundamente con cómo las tratamos, por más insignificantes que sean para nosotros.

Deuteronomio 25:4 “No pondrás bozal al buey cuando trillare”.

El Apóstol Pablo citó este versículo con respecto a la iglesia cuidando a sus líderes, como él escribió: “No pondrás bozal al buey cuando trillare”, y “El obrero es digno de su salario” (1 Tim. 5:18). ), Por lo que no estaba tan preocupado por el buey como si por que la Iglesi apoye a sus pastores. Al decir esto, consulté la carta de Pablo a los Corintios, donde escribió: “Está escrito en la Ley de Moisés,”No pondrás bozal al buey cuando trillare” (1 Cor 9, 9). Obviamente Dios se preocupa por sus criaturas (como los bueyes) pero el punto es, si sabemos que Dios cuida de sus criaturas lo suficiente para asegurar que reciban parte de su trabajo, como permitir que un buey al menos coma parte de lo que ha trabajado, ¿cuanto más para los que trabajan para el Señor?

Lucas 14:5 Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque sea en día de reposo?

Jesús se está refiriendo a una ley del Antiguo Testamento donde incluso en el sábado, a los dueños se les permitía ayudar a un animal en peligro, por ejemplo uno que cayó en un pozo era permitido el ser rescatado, sin importar si era un día santo o no.

Si se deja allí, el buey seguramente morirá, por lo que Dios ve a sus criaturas con importancia como para cuidar adecuadamente de ellos y mostrarles misericordia, incluso si era el día sábado. En este caso, Jesús había sanado a un hombre en el día de reposo, y por supuesto, los saduceos y fariseos acusaron a Jesús de quebrar el sábado, pero no había ninguna ley contra la sanidad en el sábado, así como no había una ley que no permitiera ayudar a los animales en ese día. Sus corazones estaban tan endurecidos que pensaban en la ley del sábado antes que las necesidades de las personas y los animales.

Biblia-cuidado-animales

Versículos Bíblicos Sobre El Cuidado De Los Animales

Salmo 50:10-11 “Porque mía es toda bestia del bosque, Y los millares de animales en los collados. Conozco a todas las aves de los montes, Y todo lo que se mueve en los campos me pertenece”.

Podríamos pensar que poseemos animales, en particular nuestros animales domésticos, pero la Biblia enseña que estos no son realmente nuestros. Sólo somos administradores de lo que Dios nos ha dado. Dios es dueño de “todas las bestias” que hay, incluyendo su ganado o ovejas o bueyes o lo que sea que sea su propiedad, incluyendo a sus mascotas. De hecho, todo lo “que se mueve en el campo es” de Dios. El punto es que es mejor pensar así cuando estamos cuidando de las criaturas de Dios, ya sean grandes o pequeñas.

Proverbios 27:23 “Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado por tus rebaños;”

Aunque este proverbio tiene más que ver con no tomar las bendiciones de Dios sin diligencia. Personas que tienen mucho pueden pensar que han acumulado su propia riqueza con el poder de su fuerza. Dios nos recuerda que estas posesiones no son nuestras (Salmo 50:11). El punto aquí es que debemos ser conscientes con las condiciones de nuestros animales y prestar atención a lo que ellos necesitan. El descuidar lo que Dios nos ha dado, ya sea propiedad o animales, no agrada a Dios, y lo que Dios ha dado, Él tiene todo derecho de quitar (Job 1:21).

Mateo 6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

No somos salvos porque somos valiosos; somos valiosos porque somos salvos. Para Dios, valemos más que muchos gorriones del cielo. Jesús dice a sus discípulos que no se preocupen por sus necesidades. Él les recuerda que Dios ama a sus criaturas lo suficiente para asegurarse de que sean alimentadas. A pesar de que no siembran, cosechan o trabajan, y deben buscar alimento para sobrevivir, no se preocupan por el; Nuestro “Padre celestial los alimenta”. A pesar de que somos “de mayor valor que ellos”. Las aves del cielo tienen valor para Dios, así que debemos valorar sus vidas también.

Deuteronomio 22:10 “10 No ararás con buey y con asno juntamente”.

El Apóstol usó este versículo al referirse a no estar en yugo desigual con los no creyentes. Pero si un buey y un burro están atados al mismo yugo. El buey tendrá que tirar más peso porque el burro no es del mismo tamaño que el buey. Sería cruel hacer que una bestia trabaje mucho más que la otra. El buey podría acabar teniendo que arrastrar el burro junto con el resto de la carga. Eso es si es cruel. Además, este yugo desigual hará que vayan en diferentes direcciones y no podrán trabajar juntos. Como resultado, la obra sufrirá por ello, pero también los animales.

Conclusión

Si conoce a alguien que es cruel con sus animales o mascotas, es posible que no sea salvo. Una persona justa debe cuidar de sus animales, y de hecho, debe tener en cuenta a todos los animales. Así sean ellos los dueños o no. Los justos deben preocuparse por el bienestar de sus propios animales. Así también por el bienestar de los animales que no reciban el cuidado apropiado y son tratados con crueldad. Recuerde que estas son las criaturas de Dios, no las nuestras.  Por favor no olvide que seremos responsables de cómo las cuidamos o las descuidamos.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

144 Compartir
Comparte129
WhatsApp
Tweet5
+13
Pin7
Email