4 Ejemplos de Obediencia en la Biblia

4 Ejemplos de Obediencia en la Biblia

Aquí hay cuatro grandes ejemplos de obediencia en la Biblia.

El ejemplo de Jesús

Jesús siempre hizo la voluntad del Padre, incluso cuando fue doloroso, así lo expresó en el Jardín de Getsemaní su deseo de que pasara de Él este caliz, pero Jesús dijo: “No se haga mi voluntad, sino la tuya”. (Lucas 22:42). Jesús sabía que “el que me envió está conmigo. No me ha dejado solo, porque siempre hago lo que le agrada” (Juan 8:29). De hecho, Jesús dijo: “Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y que acabe su obra” (Juan 4:24), y “el Hijo del Hombre vino a ser servido, sino a servir ya dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:45). El Apóstol Pablo escribió a la iglesia de Filipos:

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres” (Filipenses 2:5-7), y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.(8). ¿Quién podría ser más humilde que Jesús que lavó los pies de su discípulos, incluyendo al traidor, Judas?

El Llamado de Abraham

Cuando Dios llamó a Abraham en Génesis capítulo 12, no vemos absolutamente ninguna vacilación de su parte para obedecer a Dios. Dice “el Señor dijo a Abram: “Sal de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré y engrandeceré tu nombre, para que seas una bendición” (Génesis 12: 1-2).

Imagina esto: Abram (más tarde llamado Abraham) debía dejar a su familia, a sus amigos, su ocupación, su hogar y su adoración a dioses falsos para ir a una tierra que nunca había visto antes y llamado por un Dios del que nunca había oído antes, pero no vemos ninguna vacilación en Abraham en absoluto. No se detuvo a pensar, o sumar el precio, ni le preguntó a Dios, “¿Por qué?” Simplemente dice:

“Así fue Abram, como el Señor le había dicho” (Gn 12:4). ¿Cuántos de nosotros lo habríamos dejado todo y para ir a una tierra extraña y ser llamado por un Dios desconocido? Abraham también fue a los extremos más posibles en la prueba de obediencia cuando Dios le pidió que sacrificara a su único hijo, el hijo  de la promesa, Isaac. Ese es el mejor ejemplo de obediencia que hay en la Biblia, junto al Cristo.

obediencia-biblia-ejemplos

4 Ejemplos de Obediencia en la Biblia

De Saulo a Pablo

Saulo, antes de convertirse en el apóstol Pablo, devastaba la iglesia, consentía en la muerte de muchos cristianos. Saulo estaba a punto de transformarse en una llama de fuego para Jesucristo, por la misericordia de Dios. “Y Saulo consentía en su muerte. En aquel día hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles.”(Hechos 8:1).

“Y Saulo asolaba la iglesia, y entrando casa por casa, arrastraba a hombres y a mujeres, y los entregaba en la cárcel.” (Hechos 8:3).

Tienes que preguntarte, como yo lo hice, ¿por qué Saulo persiguió a la iglesia y no a los apóstoles?

Quizás había un poco de miedo en él sobre el relacionamiento de ellos con Dios. Él había oído muchos de los milagros poderosos que se habían hecho en su nombre. Sea cual fuere el caso, “Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. “(Hechos 9:1-2).

“Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón”.(Hechos 9:3-5).

“De inmediato, [Saulo] proclamó a Jesús en las sinagogas, diciendo: “Éste es el Hijo de Dios.”Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes?” “Pero Saulo mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Jesús era el Cristo.” (Hechos 9:20-22). Saulo sabía que iba a sufrir mucho por Cristo, y sin embargo, tomó alegremente su comisión a los gentiles.

María, la madre de Jesús

Creo que tendrás dificultades para encontrar un ejemplo mayor de obediencia que María, la madre de Jesús. Cuando descubrió que tendría al Hijo de Dios, y aún siendo virgen, no podía creerlo. Comenzó “Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María”.(Lucas 1:26-27), “Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios”.(Lucas 1: 29-30).

Gabriel le dijo a María: “concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Él será grande y será llamado el Hijo del Altísimo. Y el Señor Dios le dará el trono de su padre David “(Lucas 1: 31-32).

¿Cuál fue la reacción de María? ¿Ella dudó en creerlo? ¿Estaba perpleja porque todavía era virgen? Todo lo que María dijo fue: “He aquí, yo soy la sierva del Señor; Hágase en mí según tu palabra. “Y el ángel se apartó de ella” (Lucas 1:38). María nunca vaciló en incredulidad, sino que simplemente le dijo a Gabriel: “hágase en mí según tu palabra”. Ella comprendió que era “sierva del Señor” y eso la hizo “Engrandecer” su alma al Señor en Lucas 1 :46-55.

Conclusión:

¿Qué ejemplos de obediencia puedes recordar de la Biblia? Podría usar el ejemplo de Moisés al regresar a Egipto para rescatar al pueblo de Dios. También el ejemplo de Gedeón de luchar con los madianitas, a pesar de ser grandemente superados en número. Pero Jesús fue el ejemplo supremo de obediencia a Dios. Él es nuestro modelo de cómo debemos Someternos a la Palabra de Dios. Debemos someteremos a la voluntad de Dios, porque la voluntad de Dios se encuentra en la Palabra de Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. Buen dia, permítame hacerle unas preguntas. Según el contexto histórico en el tiempo de Abraham parte del poder consistía en tener tierras, propiedades, esclavos, animales etc…y teniendo esa base decirle a un hombre……….”Sal de tu tierra a otra tierra que te mostrare y hare de ti una nación grande etc, etc”…. no era acaso como mostrarle el sueño dorado de todo hombre en esos tiempos??? que hubiera sucedido si solo le hubiera dicho “Sal de tu tierra a la tierra que te mostrare?? hubiera salido?? En cuanto al sacrificio (no realizado) de Isaac, creo que Abraham en esos momentos no solo se enfrentaba a la posible muerte de su hijo sino también en la veracidad de su nuevo Dios, Abraham sabia que el nuevo Dios a quien servia no permitia sacrificios humanos y si ello sucedia habría caído en contradicción todo lo que hasta ese momento se le habría dicho por parte de Dios…………….Respeto lo que esta escrito pero el derecho universal a pensar distinto avala mis preguntas……….Buen dia..

    • Todo es cuestion de fe Jaime, Abraham creyo y fue bendecido, ya es cuestion de cada uno de nosotros creer que la Biblia es La Palabra de Dios. Buen dia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

92 Compartir
Comparte78
WhatsApp
Tweet6
+15
Pin2
Comparte1