La Soledad En La Iglesia Cristiana

En la iglesia –pero solo

“¡NO… HAY QUIEN CUIDE DE MI VIDA!…” (Salmo 142:4)

La gente va a la iglesia en busca de luz y calor humano. Quieren saber que alguien se preocupa por ellos. Tal vez se sientan atraídos al principio por las buenas predicaciones y la música, pero las relaciones humanas desinteresadas los harán volver.

Puedes sentirte solo en medio de una multitud, incluso una donde se predique amor y se diga ‘saluda al que tienes al lado’ en cada servicio. Si retuviéramos sólo un 10 por ciento de los que entran por las puertas de las iglesias, éstas crecerían continuamente.

Dices: ‘La Biblia enseña que si un hombre quiere amigos ha de mostrarse amigo.’ Es verdad, pero las personas llevan consigo heridas del pasado, luchas del presente y angustias no expresadas por el futuro. Lo que quieren saber es: “¿Me vas a amar como soy, aunque no encaje en tu molde ni cambie tan rápido como a ti te gustaría que lo hiciera?’

Muchas veces, nuestra estructura rígida no deja que eso suceda. Pastor, si tu mayor preocupación el lunes es saber cuántas personas llegaron a la iglesia el domingo, analiza tu corazón. Tal vez te preocupe más tu propia imagen que el satisfacer las necesidades de la gente.

La Soledad En La Iglesia Cristiana

Jesús dijo a sus discípulos: “…Os he llamado amigos…” (Juan 15:15). Muchas personas son tímidas, desconfiadas y con problemas para relacionarse. Nuestro mandato es hacer de ellos “amigos”, no sólo calentadores de bancas y contribuyentes financieros.

La Escritura dice: “Sobrellevad los unos las cargas de los otros…” (Gálatas 6:2) porque las cargas que se comparten se aligeran. Muchos de los que vienen a la iglesia no están buscando respuestas profundas, sólo desean que alguien les haga caso. Cuando eso se produce, se abren al amor de Dios y empiezan a producirse milagros en sus vidas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

169 Compartir
Comparte164
WhatsApp
Tweet2
+12
Pin1
Comparte