¿Sabías Que A Dios Le Importa Tu Trabajo?

MI PADRE HASTA AHORA TRABAJA, Y YO TRABAJO (Juan 5:17)

¿Sabías Que A Dios Le Importa Tu Trabajo?

Un vendedor ambulante se paró en una casa para ver a un cliente y se quedó maravillado al observar que un perro grande vaciaba los cubos de la basura.¡Es parte de mi trabajo! dijo el perro alegremente. ¿Sabe tu dueño lo afortunado que es de tener un perro que habla? le preguntó el vendedor. No, replicó el perro, y no se lo diga; si se entera, ¡me pedirá que le conteste el teléfono!

La Biblia dice: No hay cosa mejor que gozar del fruto de su trabajo esto también procede de Dios (Eclesiastés 2:24).

Max Lucado escribe: Antes de darle Dios a Adán una esposa o un hijo, le dio un trabajo en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo cuidara (Génesis 2:15). Dios le concedió gran importancia al trabajo, tanto es así que éste es uno de sus mandamientos: “Seis días trabajarás pero en el séptimo día descansarás” (Éxodo 34:21).

Normalmente, se hace mucho hincapié en el día de reposo, lo que nos puede hacer pasar por alto el mandamiento de trabajar. “Tu trabajo es importante para Dios” y para la sociedad. Las ciudades necesitan fontaneros; las naciones necesitan soldados; se rompen los semáforos y los huesos; alguien tiene que educar a los niños, aun aquéllos que son conflictivos, y cultivar la tierra.

Ya sea que trabajes en un despacho o que te dediques a cuidar de tus hijos, estás imitando a Dios con tu actividad. Jesús dijo: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo (Juan 5:17).

Tu carrera consume la mitad de tu vida. ¿No deberías reflejar a Dios en ella? ¿No le pertenecen también a Dios esas 40 o 60 horas semanales?

La Biblia no promueve jamás la adicción al trabajo como remedio para paliar otros síntomas, pero Dios pide que los que estén en capacidad de hacerlo, se ocupen de los “jardines” que Él les ha encomendado. Por lo tanto, usa tu singularidad (tu actividad laboral específica) para glorificar a Dios (la razón de tu trabajo) todos los días de tu vida (el lugar y el espacio donde lo haces).

¿Sabías Que A Dios Le Importa Tu Trabajo?

DIOS QUIERE QUE SEAS HONRADO EN TODOS TUS NEGOCIOS (Proverbios 16:11 Biblia en Lenguaje Sencillo)

El Director de Recursos Humanos quedó muy sorprendido al escuchar el salario que pedía el candidato para un trabajo. Esperas una remuneración muy alta para un principiante le dijo. A lo que éste último respondió: “Bueno, seguro que es mucho más duro cuando no conoces el trabajo, ¿no?”

Una historia muy graciosa, pero la verdad es que “Dios quiere que seas honrado en todos tus negocios” (Proverbios 16:11 Biblia). Debes cumplir bien tu jornada laboral para merecer una buena paga.

Eric Harvey escribe:

Piensa en alguien que conozcas, una persona de buen carácter y reflexiona en las características que hacen de ella un buen modelo a imitar. Seguro que el rasgo más destacado es su compromiso: una determinación inquebrantable a ser un miembro ejemplar de su familia y un buen amigo; a dar lo máximo en su trabajo y fuera de él a hacer lo que es correcto, noble y aceptable.

Las personas comprometidas son personas sensatas y emocionalmente equilibradas. Saben establecer una buena escala de prioridades centrarse en lo que es importante sus creencias son la base de su comportamiento. Este comportamiento determina su carácter su reputación y su legado.

Abraham Lincoln observó:

El compromiso es lo que transforma una promesa en realidad. Es la expresión inequívoca de tus intenciones y la acción que habla mucho más clara que las palabras. Es sacar tiempo cuando no lo hay es dar la talla una y otra vez, año tras año. El compromiso es la base del carácter. Es la fuerza para cambiar el estado de las cosas el triunfo diario de la integridad sobre el escepticismo.

Un admirador se acercó al famoso pianista Van Cliburn después de uno de sus conciertos y le dijo: “Daría mi vida por poder tocar como usted.” Sonriendo, Cliburn le respondió: “Yo ya la he dado”.

Dios-trabajo-Biblia

¿Sabías Que A Dios Le Importa Tu Trabajo?

¿Sabías Que A Dios Le Importa Tu Trabajo?

HACEDLO… COMO SI VUESTRO TRABAJO FUERA PARA EL SEÑOR (Colosenses 3:23 Castilian)

En palabras del doctor Adrian Rogers:

Dios escoge a personas normales y corrientes y les da la capacidad de hacer cosas extraordinarias. Ya sea que tu trabajo consista en poner tapones en los neumáticos meter datos en el ordenador cavar zanjas o lavar los platos “hazlo como si [tu] trabajo fuera para el Señor” (Colosenses 3:23).

La casa de Jesús era el taller de un trabajador. Tal vez cuides de la tierra, o cuides de las almas; Jesús hacía el trabajo de Dios porque la gente necesitaba casas y muebles. Saber que estás sirviendo al Señor le da dignidad a operar una máquina, engrasar un vehículo, repartir la correspondencia, pintar casas o arreglar jardines. Dile a Dios:

Estoy haciendo esto por Ti y lo haré lo mejor que pueda. Esa clase de actitud te anima a hacer las cosas de buena gana. Eres un sacerdote de Dios a tiempo completo, y si eso no te entusiasma, entonces ¡nada lo hará!.

Leigh Priebe Kerney escribe:

Ningún trabajo es perfecto siempre habrá cosas que no te agraden. Pero considera el panorama en su conjunto: averigua adónde se dirige la empresa y cómo tú puedes encajar en ese plan. Toma la iniciativa y pregunta a tus compañeros qué les motiva y cómo puedes ayudarles.

Podrás conseguir cualquier cosa que te propongas si ayudas a los otros a lograr también lo que quieren. Recuerda tres principios:

1) El compromiso. Los empleados que progresan tienen por lo general un alto grado de compromiso y se entregan plenamente a su trabajo;

2) El control. Toman la iniciativa y no son pasivos;

3) Los desafíos. Entienden las situaciones difíciles como oportunidades de crecer. No esperes a que llegue el barco a tu puerto ¡nada hacia él!

Quizás los que dirigen no se van a dar cuenta inmediatamente de tu potencial ni te van a sacar del anonimato y lanzarte a los más altos puestos enseguida.

Trázate un plan y luego habla con tu jefe. El tener un plan demuestra que estás abierto a desarrollarte en lo profesional. No dejes nunca de aprender: habla con los empleados de otros departamentos, participa en cursillos y métete en proyectos en áreas que no te son familiares.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

98 Compartir
Comparte84
WhatsApp
Tweet8
+14
Pin1
Comparte1