UNGES MI CABEZA CON ACEITE (Salmo 23:5)

Salmo 23:5  “…UNGES MI CABEZA CON ACEITE…”

Aceite fresco

El pastor unta a las ovejas con aceite por dos motivos:

Primero, para repeler a los insectos.

Si éstos depositan sus huevos en la fina membrana de la nariz de las ovejas, éstas pueden enloquecer; las hembras dejan de dar leche y los corderitos no crecen. Por eso el pastor unta a sus animales con un repelente aceitoso que mantiene al enemigo alejado y el rebaño en paz.

Segundo, para sanar heridas.

La mayoría de las heridas resultan del diario vivir del rebaño. El pastor inspecciona a sus ovejas regularmente porque no quiere que las pequeñas heridas lleguen a infectarse.

Si las circunstancias te están enloqueciendo, o estás herido como consecuencia del diario vivir con el rebaño, acude al Pastor.

Antes de buscar a nadie, busca a Dios porque “Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas” (Salmo 147:3). Luego, póstrate delante de Él.

unges-mi-cabeza-con-aceite

Salmo 23:5  “…UNGES MI CABEZA CON ACEITE…”

Para que la oveja sea untada con aceite, debe agachar la cabeza y dejar que el pastor se lo ponga. Humíllate, clama al Señor. “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? (Lucas 18:7).

David escribe: “… Seré ungido con aceite fresco” (Salmo 92:10). El aceite de ayer está contaminado con la basura y el polvo del camino, por lo tanto tienes que acudir a Dios a diario y pedirle que te fortalezca con su Espíritu.

La oveja desconoce cómo se producen los efectos curativos del aceite, pero no es necesaria esa información. Lo único que debe saber es que algo sucede en la presencia de su pastor que no ocurre en ningún otro sitio.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte