¿Cómo prepararte bien Según La Biblia?

“…BOOZ TOMÓ A RUT Y SE CASÓ CON ELLA…” (Rut 4.13)

Notemos las instrucciones que Noemí le dio a Rut para que se acercara a Booz, su futuro esposo, y te darás cuenta de que hay un cierto protocolo parecido en el caminar con Dios. Cuando lo entiendas, comenzarán a suceder las cosas que has estado esperando.

1) Comprueba que es la voluntad de Dios para ti.

Rut no estaba buscando a cualquier hombre, sino que tenía uno en mente. Y gracias a que Noemí había preparado el camino, ésta le pudo decir a su nuera dónde encontrarlo:

“Esta noche él avienta la parva de las cebadas” (Rut 3:2).

Analiza bien lo que quieres de Dios antes de empezar a reclamar algo en oración. ¡Asegúrate que es eso lo que Él quiere también!

Si algo no es para ti, no vayas detrás de ello. No persigas algo simplemente porque le va bien a cualquier otra persona. Dios tiene un plan específico e individual para ti. Búscalo y Él te lo revelará.

2) Trata con tu pasado. Noemí dijo a Rut: “…te lavarás…” (Rut 3:3).

Para poder ganar la aceptación de Booz, Rut no podía acercarse a él con la apariencia y el olor de Moab, el lugar de hambruna del que había salido.

Necesitaba arreglar cuentas con su pasado para que no saboteara su futuro. Dios te abrirá la puerta, pero hasta que no hayas tratado con tus asuntos pendientes, no podrás entrar por ella.

No podrás recibir lo que Él tiene para darte si sigues contaminado por tus miserias pasadas. Aunque necesites seis meses o un año, trata con tu bagaje emocional primero. Dios dice:

“No os acordéis de las cosas pasadas… He aquí que yo hago cosa nueva… otra vez abriré camino…” (Isaías 43:18-19).

booz-rut-versiculos-biblia

“…BOOZ TOMÓ A RUT Y SE CASÓ CON ELLA…” (Rut 4.13)

¿Cómo prepararte bien Según La Palabra de Dios?

“…BOOZ TOMÓ A RUT Y SE CASÓ CON ELLA…” (Rut 4.13)

Noemí preparó a Rut para encontrarse con su futuro esposo, y en esa preparación le enseñó dos principios valiosos de cómo triunfar en la vida.

1) Debes tener la actitud correcta. Noemí dijo a Rut: “…Te ungirás…” (Rut 3:3 RV Antigua).

En los tiempos bíblicos la gente se ungía con aceite para refrescarse y renovarse. Rut estaba adoptando una actitud correcta al ungirse. Si estás orando por un buen trabajo o un compañero o la resolución de algún problema, pero todavía no has recibido respuesta, no eches siempre la culpa a Satanás; comprueba tu actitud:

“…Cambien de manera de ser y de pensar…” (Romanos 12:2 Traducción en lenguaje actual). Para obtener resultados satisfactorios, hace falta tener la actitud apropiada.

2) Debes estar dispuesto a ir contra corriente. Noemí le dijo a Rut: “…Te pondrás tu mejor vestido…” (Rut 3:3).

¿Por qué vestirse para algo que todavía no ha sucedido? ¡Porque Dios bendice a los precavidos! Tendrás que estar listo para cuando llegue tu momento. La historia de Rut nos enseña que en medio de las masas sólo se destacan los que sobresalen por algo.

Cuando te vistes para un acontecimiento futuro, es muy probable que tu atuendo no sea el apropiado para el lugar de donde sales.

Pero no importa. Tu mayor preocupación debería ser la aprobación de Dios, no la del hombre. Es necesario que sepas que tienes un destino concreto, de lo contrario tenderás a excusarte y a justificar por qué eres distinto a los demás. Cuando sabes adónde te está llevando Dios, nada te importa. Y cuando los demás ven cómo te preparas, no les debería quedar duda de adónde te encaminas.

¿Cómo prepararte bien? Versículos Bíblicos

“…BOOZ TOMÓ A RUT Y SE CASÓ CON ELLA…” (Rut 4.13)

Consideremos otras dos enseñanzas que Noemí impartió a Rut en sus preparativos para encontrarse con Booz:

1) Asegúrate de que estás en el lugar adecuado. Noemí dijo a Rut: “Irás a la era…” (Rut 3.3).

¿Por qué a la era? ¡Porque allí estaba Booz! Para recibir lo que Dios tiene para ti, debes estar en el lugar espiritual adecuado. Satanás te dirá que no eres digno de ser bendecido. Tratará de convencerte de que te quedes quieto y de que escuches a los que buscan impedir que logres lo que Dios se ha propuesto para tu vida. Hará que no te sientas cómodo en el lugar donde te encuentras, aunque éste sea el lugar correcto. No creas sus mentiras. Cuando Dios te llama, te capacita, te da las fuerzas y te usa para su gloria.

2) Comprende la importancia de esperar el momento adecuado. “…No te presentarás al hombre hasta que…” (Rut 3:3).

Rut había esperado mucho ese momento; ahora tenía que aprender a quedarse quieta, porque la persona que Dios había dispuesto para bendecirla estaba durmiendo. Es difícil entusiasmarse por algo que a los demás les deja impasibles, cuando éstos no se contagian con tu entusiasmo como desearías. Pero a veces Dios dice: ‘Espera.’ Deja de esforzarte para que las cosas sucedan antes de tiempo. No trates de promocionarte:

“Aunque la visión tarda… se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá…” (Habacuc 2:3).

Tal vez Dios no responda cuando pienses que debería hacerlo, pero su tiempo es perfecto. Tiene bendiciones con tu nombre y por mucho que otros las deseen, te las concederá cuando llegue el momento propicio.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

103 Compartir
Comparte93
WhatsApp
Tweet5
+12
Pin2
Comparte1