Pero Ahora Dios Ha Colocado Cada Uno De Los Miembros Como Él Quiso (1 Corintios 12:18)

(1 Corintios 12:18) PERO AHORA DIOS HA COLOCADO CADA UNO DE LOS MIEMBROS COMO ÉL QUISO

¿Has intentado alguna vez hacer un puzle al que le falta una pieza?

El resultado no es el mismo que si estuviera completo, ¿verdad?

En la iglesia que Dios está edificando hoy en día, cada persona tiene un lugar específico.

El apóstol Pablo dice: Todo el edificio, bien coordinado, va creciendo (Efesios 2:21).

Un hato de leña es mucho más fuerte que una ramita. Por ello, “somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros” (Romanos 12:5).

Un cristiano que no sirve es una contradicción. En los días de Nehemías, los tecoítas eran labradores que ayudaron a reparar el muro, “pero sus notables no se prestaron a ayudar a la obra” (Nehemías 3:5). Éstos pensaban que colocar ladrillos no era una actividad digna de su categoría, por lo que dejaron que otros lo hicieran. Seguro que todos conocemos a alguien que sigue esa filosofía.

No subestimes nunca la importancia de la tarea que realizas, porque “los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios” (1 Corintios 12:22).

Considera quién es más importante: un dirigente mundial o un limpiador de aseos. Cuando Ronald Reagan resultó herido en un atentado en 1981, a pesar de que era el presidente del país más importante del mundo occidental, sin embargo la nación siguió adelante como si no hubiera pasado nada. Por el contrario, cuando los recogedores de basura de Filadelfia se pusieron en huelga, el caos se apoderó de la ciudad a medida que los montones de basura putrefacta se acumulaban en todas partes.

No tienes que haberte graduado en un seminario teológico para leer la Biblia, ni ser un profeta para oír a Dios, ni un consejero profesional para ministrar a la gente que sufre. Si quieres hacer grandes cosas para Dios, sé fiel en las pequeñas (véase Lucas 16:10). No podrás ser ascendido a puesto de gerente, hasta que no estés dispuesto a pasar tiempo en la cadena de montaje.

miembros-cuerpo-cristo

Pero Ahora Dios Ha Colocado Cada Uno De Los Miembros Como Él Quiso (1 Corintios 12:18)

¡MIRAD CUÁN BUENO… QUE HABITEN LOS HERMANOS JUNTOS EN ARMONÍA! (Salmo 133:1)

Sinergia es cuando el conjunto es mayor que la suma de sus partes. Y para crear sinergia positiva se tiene que haber las personas apropiadas en el lugar apropiado, en el tiempo apropiado, y todas ellas centradas en una meta común.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Chester Nimitz, Jefe de Operaciones Navales de Estados Unidos, quería mantener vivo el interés del público en la aviación naval. Para ello fundó el escuadrón de exhibición aérea llamado los Ángeles Azules (Blue Angels) y éstos ofrecieron su primera muestra en menos de un año. Hasta el día de hoy, el escuadrón tiene objetivos muy claros. Sólo eligen a candidatos cualificados que vuelan regularmente con la máxima precisión. Tras un proceso riguroso de selección, un piloto debe recibir dieciséis votos de los miembros existentes. Si uno de ellos vota negativo, el candidato es rechazado. No es necesario dar explicaciones ni aludir motivos, tal es el grado de confianza y respeto que cada miembro tiene por los demás.

Como miembro de los Ángeles Azules (Blue Angels), tus compañeros son como tu familia y cuando se recibe a un nuevo miembro, pones tu vida en sus manos. El ser aceptado en el equipo no significa que todo está hecho; tendrás que contribuir al éxito de todos, demostrando tu valía y buscando la excelencia a diario. Tienes que ganarte el derecho a llevar el emblema del grupo, solo se acepta un compromiso total y verdadero.

¿Crees que tú podrías ser uno de los Ángeles Azules? ¿Eres un llanero solitario o puedes trabajar en equipo? ¿Eres leal y digno de confianza?

A la hora de la verdad, ¿pueden tus compañeros estar seguros de que vas a anteponer sus intereses a los tuyos?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

7 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet7
+1
Pin
Comparte