¿Cuál Es La Importancia De La Sana Doctrina?

“…ENSEÑA… SANA DOCTRINA…” (Tito 2:1 Biblia de las Américas)

¿Cuál Es La Importancia De La Sana Doctrina?

En nuestros días la “sana doctrina” ha sido sustituida por la “teología del bienestar” y eso debería preocuparnos.

Los pilotos vuelan de acuerdo a unas normas fijas. Los cirujanos operan siguiendo unos protocolos establecidos. ¡Y menos mal que estos profesionales creen que la doctrina es importante!

Se cuenta de un alumno de psicología que estaba en el ejército y le tocó trabajar en la cocina. Decidió analizar la reacción de diversos grupos ante los albaricoques.

Primero, adoptó el enfoque negativo: ‘No quieres albaricoques, ¿verdad?’ El noventa por ciento de los soldados dijo que no.

Luego probó el enfoque positivo. ‘Quieres albaricoques, ¿verdad?’ La mitad dijo que sí.

Con un tercer grupo usó la técnica de la alternativa: ¿Quieres un albaricoque o dos? A pesar de que a la mayoría no le gustaban los albaricoques, el cuarenta por ciento de ellos cogió dos y el cincuenta por ciento uno.

Ten cuidado; cuando no tienes un sistema firme de creencias propias, aceptarás las de otros. Pablo instruyó a Timoteo:

“Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción.

Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos” (2 Timoteo 4:2-4).

Cuando tus sentimientos no puedan sostenerte, la sana doctrina lo hará, porque los primeros provienen de las emociones pero la doctrina está arraigada en la Eterna Palabra de Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

133 Compartir
Comparte112
WhatsApp
Tweet14
+1
Pin6
Comparte1