¿Qué Significa El Temor o Temer a Dios? ¿Que Dice La Biblia?

¿Qué Significa el temor a Dios o temer al Señor? ¿De qué tipo de temor habla la Biblia?

El Miedo humano

Un poco de miedo es bueno porque nos hace ser cautos cuando subimos escaleras, usamos herramientas eléctricas o conducimos un auto. El miedo es lo que nos mantiene vivos y mientras no se esté inmovilizado, no es un problema.

Hay miedos que pueden crecer y salir fuera de control, estos miedos pueden ser el miedo a las alturas, miedo al agua, etc, pero eso no es a lo que me estoy refiriendo hoy. El miedo nos impide que nos hagamos daño, al menos en la mayoría de los casos.

Es el miedo que nos hace prestar atención alrededor de una estufa caliente, nos hace dudar si vemos luces de freno delante de nosotros, y nos puede hacer correr si un perro del barrio comienza a perseguirnos, así que no todo miedo es malo.

El miedo a pagar una multa por exceso de velocidad hace que la gente vaya más despacio (¡al menos un poco!). El miedo a la aplicación de la ley impide que las faltas ocurran. Entregar un arma con respeto significa que tememos lo que puede hacer, y cualquier cosa que tengamos que nos cueste mucho, tendemos a darle más importancia. Tememos dejar nuestro carro fuera de noche porque alguien podría robarlo. Cerramos nuestras puertas por la noche para evitar que los ladrones roben nuestras posesiones, así que el miedo es productivo y protector, pero también trae sabiduría, y hablando por mí mismo, siempre es necesario.

Ahora, el miedo es un sentimiendo natural ante situaciones que ponen en riesgo nuestra vida, o nuestra integridad fisica. Pero la Biblia cuando se refiere a Dios, no nos dice que debamos tenerle miedo y si temor.

No hay sabiduría sin el temor a Dios. Ese temor es un temor santo, reverencial y de respeto por Dios y Su Palabra.

El Principio de la Sabiduría

Cuando somos más jóvenes, parece que no tenemos mucho miedo a las alturas, pero cuando envejecemos, tememos más porque una persona mayor puede resultar herida y puede ser que nunca se recupere. Muchos de ellos terminan en asilos de ancianos, así que el miedo es bueno, pero ¿por qué dice que debemos temer a Dios? No hay sabiduría sin temor a Dios. Ese temor es un temor santo, reverencial y de respeto por Dios y Su Palabra.

Temer a Dios y a Su Palabra es donde la verdadera sabiduría comienza, y no es la sabiduría terrenal que la humanidad ofrece, sino la sabiduría que viene de lo alto (Santiago 3:17). El temor del Señor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción (Prov 1,7), así que no puede haber sabiduría de lo alto sin el temor de Dios. Por eso este mundo está tan perdido. Como en los días de Pablo, así es hoy, “No hay temor de Dios delante de sus ojos” (Romanos 3:18), y sin ese temor de Dios, no hay sabiduría de Dios.

No tengo que decirles que el mundo necesita ser sabio y temer a Dios. No sólo el temor a Dios te hace sabio, “El temor del Señor prolonga la vida” (Prov 10,27). Entonces, ¿cómo es este temor?

Salomón dice:”El que anda en rectitud teme al Señor” (Prov 14,2), pero también En el temor de Jehová está la fuerte confianza;Y esperanza tendrán sus hijos” (Prov 14,26). ¿Empiezas a ver la sabiduría en el temor a Dios? Podría prolongar tu vida, podría darte protección, y “el temor del Señor es fuente de vida” (Prov 14,27a). Como puedes ver, hay mucha sabiduría en tener temor a Dios.

temor-senor-biblia-versiculos

El temor del Señor es el principio de la sabiduría

¿A Que Se Parece El Temor Divino?

Toqué algo de lo que es el temor santo y eso incluye caminar rectamente delante de Dios. Significa guardar Su Palabra, obedecer sus mandamientos y vivir una vida que le agrada. El temor divino es obediencia, no por miedo de que Dios te mate por que desobedeciste. Este tipo de temor del Señor no es el que la Biblia nos enseña.

Temer a Dios es obedecer a Dios, vivir para Dios, y testificar de Dios. Cuando obedecemos a Dios y a Su Palabra, somos sabios, no sólo comenzamos a serlo. La sabiduría es obediencia a la Palabra de Dios y Su Ley. Caminar en las buenas obras que Dios ha planeado que hagamos es también temer a Dios (Ef 2,10). Nosotros sabemos que debemos hacer el bien a los demás. Jesús ve eso como que se lo estamos haciendo a Él (Mateo 25:40).

El temor de Dios esta asociado a la obediencia. Esto explica el estado de este mundo, porque sólo “por el temor del Señor uno se aparta del mal” (Prov 16,6). Es obvio que el mundo en general no teme a Dios, por que no se alejan del mal; de hecho, eligen el mal sobre el bien. Cuando el mundo no obedece a Dios, el mundo no puede recibir la verdadera sabiduría. El resultado (o consecuencia); hay poca o ninguna sabiduría divina. ¡Eso duele!

Recibiendo Sabiduría de Dios

Santiago 1:5 “Si alguno de vosotros carece de sabiduría, pídala a Dios, que da generosamente a todos sin reproche, y le será dado”.

Así que, en primer lugar, pídele sabiduría a Dios, pero si no hay obediencia en la vida de la persona, entonces eso demuestra que no hay temor de Dios, y cuando no hay temor de Dios, la sabiduría de lo alto es bloqueada porque “la sabiduría de lo alto es primeramente pura, luego pacífica y benigna.

Aquí vemos el fruto del mundo o su versión de lo que es sabiduría. El sistema mundo es lo opuesto de lo que Santiago describe. Para Santiago la sabiduría es pura; para el mundo es contaminada. Vemos también que la sabiduría trae paz; para el mundo solo violencia. Ella no tiene nada apacible y si de áspera; no está abierta a la razón sino es de mente cerrada. La verdadera sabiduría está llena de misericordia; para el mundo es despiadada.

Según Santiago la sabiduría tiene buen fruto, pero la sabiduría del mundo tiene un fruto plastico. Esta sabiduría no es imparcial pero si prejuiciosa e sin sinceridad. Si esta sabiduría, no es de Dios, es del enemigo.

Salomón dice: Temed al Señor y al rey, y no os unáis a los que hacen otra cosa (Prov 24,21).

El temor del hombre pondrá lazo; (Prov 29:25), pero el temor de Dios es vida porque imparte sabiduría divina.

Conclusión

El Nuevo Testamento enseña el temor de Dios. Todos necesitamos la sabiduría que viene de lo alto. Esta sabiduría es difícil de recibir hasta que caminemos en obediencia. Cuando Dios nos da luz, y caminamos en esa luz (obedecemos), Dios nos dará mayor luz. La luz es la sabiduría o claridad de Dios sobre algo en la Biblia.

Tal vez es algo que vemos hoy que no habíamos visto antes en la Biblia. Creo que si no andamos en esa luz, entonces hay pocas razones para esperar más luz. “Pero si andamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

Es mucho más fácil tener temor de Dios cuando estás caminando en la luz; que cuando estás caminando en las tinieblas.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

3 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet1
+1
Pin
Comparte