Home / Respuestas Cristianas / ¿Por qué el color de Piel no importa en el matrimonio?

¿Por qué el color de Piel no importa en el matrimonio?

¿Por qué el color de Piel no es importante en el matrimonio según la Biblia?

¿Le importa a Dios con quién te cases? Sí, a Dios le importa con quién te cases, pero él no se importa con el color de la piel de la persona con quien te cases.

Ni judío ni griego

El Apóstol Pablo y los otros autores de la Biblia deja claro que el origen de una persona, su idioma, sexo, o incluso su color de piel no importan cuando se trata de la salvación.

Pablo escribió que “No hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay hombre y mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gal 3:28), así que, ¿por qué les importa a algunos que creen que debemos casarnos sólo con los que son como nosotros o tienen el mismo color de piel, origen o nacional?

No debería importar, eso es cierto, pero por alguna razón, hay gente que cree que los hispanos deben casarse con hispanos o que los afroamericanos deben casarse con afroamericanos o que los blancos deben casarse con otros blancos, pero espero probarte que eso está mal según las Escrituras.

Pablo preguntaba: ¿Sólo Dios es el Dios de los judíos? ¿No es también el Dios de los gentiles? Sí, también de los gentiles (Rom 3:29).

No importa quién o qué aspecto tenga una persona, Dios ha llamado a la gente de todas las naciones y de todos los colores, y lo hizo  “para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?” (Rom 9:23-24).

Independientemente de quién o qué aspecto tiene una persona, “No hay, pues, condenación para los que están en Cristo Jesús” (Rom 8:1).

La Bienvenida a Los Gentiles

El punto anterior de Pablo fue que “la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo para todos los que creen. Porque no hay distinción “(Rom 3:22).

Jesucristo nunca especificó dónde iban a ir los discípulos con el evangelio. Él les dijo: Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todo lo que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mat 28:19-20).

Esto significa que “Dios no muestra favoritismo, sino que en cada nación cualquiera que le teme y hace lo recto es aceptable para él” (Hechos 10:34-35). Cuando el apóstol Pedro estaba dando testimonio a los gentiles -les dijo-, vosotros sabéis lo ilegal que es para un judío asociarse o visitar a alguien de otra nación, pero Dios me ha mostrado que no debo llamar a nadie común o inmundo “(Hch 10:28). Puesto que Dios “no hizo distinción entre nosotros y ellos, habiendo limpiado sus corazones por la fe” (Hechos 15:9), entonces nosotros tampoco deberíamos hacerlo. Si lo hacemos, estamos pecando ante Dios y mostrando parcialidad donde Dios no lo hace.

biblia-color-de-Piel-matrimonio

¿Es Importante el color de la Piel en el matrimonio?

Yugo Desigual

Puesto que ahora sabemos que el color de la piel no importa entre dos personas que quieren casarse, necesitamos discutir el hecho de que no debemos unirnos en yugo desigual con los incrédulos.

El Apóstol Pablo da el mandamiento: “No unáis en yugo desigual con los incrédulos. Porque ¿qué asociación tiene la justicia con la iniquidad? ¿O qué compañerismo tiene la luz con las tinieblas “(1 Cor 6:14)?

Esas son grandes preguntas, ¿no? ¿Por qué nosotros, los que andamos en la luz, queremos caminar en la comunión con las tinieblas? ¿Qué buscan las personas que han sido declaradas justos por Dios (2 Corintios 5:21) al asociarse con aquellos que viven sin ley?

Así como el aceite y el agua no se mezclan, los creyentes y los incrédulos no son compatibles. Además, Pablo preguntaba:“¿Qué acuerdo tiene Cristo con Belial? ¿O qué porción comparte un creyente con un incrédulo “(1 Cor 6:15), pero también” ¿Qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios viviente, como Dios dijo: “Yo haré mi morada entre ellos, y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (1 Cor 6:16).

Dios no hizo distinción entre nosotros y ellos, habiendo limpiado sus corazones por fe. Hechos 15:9.

Una Casa Dividida

Si hay un problema con lo que se llama un “matrimonio mixto”, este sería el problema. Si un creyente se casa con un incrédulo, ¿se les permitiría a los niños ir a la iglesia? ¿Podría el esposo creyente participar en las actividades de la iglesia? ¿Cómo sería su vida personal si un cónyuge viviera en pecado mientras que el otro no?

Se pueden ver enormes problemas con el yugo desigual. El término “Yugo desigual” es usado por Pablo para mostrar la dificultad de avanzar en una relación cuando dos animales no son iguales. Uno en el yugo puede ser un buey y puede jalar cargas más pesadas que el otro, pero puede que se desvíen a la derecha o a la izquierda mientras que el otro animal puede querer ir de otra manera o puede que no quiera jalar su peso. Ningún agricultor intentaría esto porque sabe que no funcionaría. Lo mismo se aplica a los que se casan con incrédulos. Lo único seguro es que tendrán problemas y dificultades, y no se dejen engañar por algunos que piensan que pueden cambiar a su cónyuge después de casarse. Esa no es una suposición sin ninguna seguridad.

Una persona tiene el Espíritu Santo mientras que la otra es mantenida cautiva por el dios de este mundo (2 Cor 4:3-4).

No hay prohibición para que personas de diferentes colores de piel se casen porque no hay un mandamiento bíblico que prohíba tal matrimonio, y si pensamos que existe, no entendemos que Dios no mira al exterior sino al corazón (1 Sam 16:7).

Nosotros también debemos mirar el corazón, y si una pareja se ha arrepentido y ha confiado en Cristo, entonces no debe haber ninguna razón por la que no puedan casarse. Mientras se amen unos a otros y estén unidos en la fe, los dos pueden caminar juntos de acuerdo (Amós 3:3).

No importa si provienen de diferentes contextos, tienen un color de piel diferente, o tienen diferentes nacionalidades. Mientras se amen unos a otros y estén unidos con Cristo, ambos son uno en Él. Eso es todo lo que importa. Todo lo demás tiene que ver con el exterior, y Dios no se ocupa del exterior sino de lo que está en el corazón de una persona.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Comparte33
WhatsApp
Tweet
+1
Pin5
39 Compartir