Home / Articulos Cristianos / 4 Cosas Que Destruyen La Familia y El Matrimonio

4 Cosas Que Destruyen La Familia y El Matrimonio

Cosas Que Pueden Destruir su familia y El Matrimonio Según La Palabra de Dios

Los problemas familiares hoy en día son la noticia más alarmante. Los matrimonios están cayendo a pedazos, los niños son desobedientes y, como dice la Biblia, el amor se está enfriando. Pero la verdad es que “…no hay nada nuevo bajo el sol “ (Eclesiastés 1:9).

Aunque hay tantas cosas que contribuyen a la desintegración de las familias, hemos identificado a lo largo de los años 4 cosas que posiblemente podrían contribuir al 90% de los problemas.

Amado hermano(a) que nos lees, mira lo que la Biblia dice sobre estásq 4 cosas que pueden destruir a su familia y matrimonio.

1) Miembros de la familia ingratos o indecentes

Los miembros ingratos e indecentes de la familia son aquellos que no tienen consideración por las bendiciones que se les dan como familia. Son niños que dan por sentado el sacrificio de la madre y el padre consumiendo tiempo y recursos porque creen que la familia gira en torno a ellos.

Es el esposo o la esposa que regularmente maltrata al otro y se ocupa de sus asuntos como si no hubiera ningún problema. Ellos son los que causan división y angustia y nunca están dispuestos a pedir perdón por sus malas acciones, ni a reparar y restaurar las relaciones dañadas por el pecado.

Los Maridos:

1 Samuel 25:25 No haga caso ahora mi señor de ese hombre perverso, de Nabal; porque conforme a su nombre, así es. El se llama Nabal,[a] y la insensatez está con él; mas yo tu sierva no vi a los jóvenes que tú enviaste.

1 Reyes 11:3 Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón.

Mateo 10:37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí.

Las Esposas:

1 Reyes 21:25 (A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.

2 Reyes 11:1 Cuando Atalía madre de Ocozías vio que su hijo era muerto, se levantó y destruyó toda la descendencia real.

Proverbios 21:19 Mejor es morar en tierra desierta Que con la mujer rencillosa e iracunda.

Los Hijos:

Deuteronomio 21:20 y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.

2 Samuel 15:6 De esta manera hacía con todos los israelitas que venían al rey a juicio; y así robaba Absalón el corazón de los de Israel.

Salmo 58:3 Se apartaron los impíos desde la matriz; Se descarriaron hablando mentira desde que nacieron.

Efesios 6:1 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor; porque esto es justo.

cosas-destruyen-familia

4 Cosas Que Destruyen La Familia y El Matrimonio

2) Las Drogas (Abuso de sustancias)

Una de las grandes causas de la desintegración familiar es cuando uno o más de los miembros de la familia abusan de las drogas y el alcohol. Estas sustancias hacen que el usuario pierda la conciencia y, por lo tanto, hace caso omiso de todos los demás miembros de la familia.

Los usuarios deciden comprar drogas o alcohol en lugar de hacer el pago de las cuentas o comprar comestibles. El abuso de sustancias a menudo lleva a días perdidos en el trabajo y, en última instancia, hace que el usuario pierda su empleo.

El uso continuo de drogas y el alcohol puede llevar a la muerte, intencional o no, dejando solos a los seres queridos que ya no tienen mamá o papá, hermano o hermana.

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Romanos 13:12-14 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

1 Corintios 5:11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.

Gálatas 5:19-21 “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Efesios 5:18-19 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones.

1 Tesalonicenses 5:6-8 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

3) El Adulterio

El adulterio es para la grande mayoría una tremenda tentación. A veces las simples amistades entre un hombre y una mujer se transforman en algo más cuando se dejan sin control.

Por esta razón debemos tener cuidado de tener ciertas amistades con el sexo opuesto. Las esposas no deben pasar tiempo con hombres, aparte de su esposo, padre o hermano, a menos que una o más personas estén presentes.

Algunas personas creen que está bien tener lo que se llama una “relación abierta” en la que el marido y la mujer tienen relaciones amicales (íntimas) fuera del matrimonio.

Esto va completamente en contra de lo que la Biblia enseña. El adulterio generalmente conduce al divorcio y el divorcio siempre destruye la familia.

Deuteronomio 22:22 Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel.

Proverbios 6:32 Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; Corrompe su alma el que tal hace.

1 Corintios 6:18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Hebreos 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

adulterio-familia-divorcio

El Adulterio Destruye La Familia

4) El Divorcio

Sabemos por la Biblia que Dios odia el divorcio. Pero eso no quiere decir que a veces haya partes inocentes en un divorcio. Por ejemplo, cuando el esposo deja a su esposa por otra mujer, ella no ha pecado y no es responsable de su pecado.

Esto se debe a que la excepción a no permitir el divorcio es cuando se trata de fornicación. Pero aún en el caso de deslealtad en un matrimonio, Dios todavía puede restaurar el matrimonio cuando ambas partes están dispuestas para perdonar y/u ofrecer perdón.

Cuando ocurre un divorcio la familia cambia radicalmente. Mamá o Papá se mudan y ahora los niños tienen que vivir en casas separadas. Esto crea un ambiente de inestabilidad y hace que los niños nunca tengan realmente un sentido de permanencia.

Pronto verás como los niños “actúan” conforme a sus frustraciones a través de la falta de respeto, el abuso de sustancias o incluso la promiscuidad sexual.

Gálatas 2:21 No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.

Malaquías 2:16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

Mateo 5:32 Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio.

Sin duda, la ruptura familiar es el objetivo principal de Satanás, porque él sabe que el matrimonio es la representación terrenal de la relación entre Cristo y la Iglesia (Efesios 5:22-32). Y si puede destruir el matrimonio (y la familia) puede destruir la iglesia. Por esta razón, debemos siempre estar listos para luchar contra sus ataques armándonos con las armas de guerra que se encuentran en Efesios 6:4-20:

Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Comparte31
WhatsApp
Tweet
+1
Pin2
33 Compartir