Dios produce el querer como el hacer

 

La biblia dice que Dios produce en nosotros el querer hacer las
cosas de Dios y no ayuda a llevarlas a cabo.

 

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el
querer como el hacer, por su buena voluntad.” Fil 2:13
RVA60

 

Otra versión dice:

 

“Pues Dios, según su bondadosa determinación, es
quien hace nacer en ustedes los buenos deseos y quien los ayuda a
llevarlos a cabo.” Fil 2:13 (DHH).

 

Estando muchas veces en oración, nos vemos cantando, ministrando,
alabando, orando, reuniéndonos, trabando para Dios. Y después de
terminada la oración nos preguntamos: ¿Sera del Señor? Así no
pasamos años esperando que la voluntad de Dios se haga en
nuestras vidas.

 

Dios pone en nuestros deseo el trabajar y hacer la obra de el.
Pero antes que nada quiero aclarar que para mucha gente todo el
trabajo debe ser dentro de las cuatro paredes de la iglesia.
Recientemente me goce mucho al ver un cómico cristiano dando su
testimonio. El contaba como Dios puso en el desde pequeño el
deseo de ser cómico y ahora Dios usa ese talento para ministrar a
jóvenes, chicos y grandes, pero especialmente en el mundo
secular. Hace varios años conocí a un famoso motivador, con un
mensaje tremendo, y al final de varios cursos el dio su
testimonio de 5 minutos. Ahí dio este breve mensaje de su
testimonio: “Ahí conocí al Espíritu Santo”.

Dios quiere usar a las personas, Dios no es un Dios religioso
metido en las iglesias y dando misa o culto de una manera
monótona. Dios es diverso y está preocupado por todas las
personas que se pierden porque no hemos entendido el mensaje
correctamente.

 

Se necesita mucha enseñanza para conocer y reconocer que el
talento que Dios puso en nosotros desde pequeños era con un
propósito divino. Aun el cantar, el bailar, el actuar, son cosa
que Dios a puesto y cuando los usamos para la gloria de Dios,
estamos cumpliendo con su diseño.

Esto es tan difícil de entender, que muchas personas optan por
renunciar a sus verdaderas vocaciones y hacer lo que otros dicen
solo por creer falsamente que Dios puede usarlos como son.

 

Cuando Dios le hablo a Simón después de la pesca milagros, Jesus
le dijo:

 

“Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás
pescador de hombres.”Luc 5:10

 

Jesus le estaba diciendo que su talento iba a ser utilizado de
una mejor manera. No le dijo olvídate de la pesca. Su talento iba
a ser potenciado para servir a Dios de una mejor manera. Y en su
primer mensaje se convirtieron cerca de tres mil personas. Para
que quedara claro que era el poder de Dios obrando en su vida.
Después de haber sido atemorizado y negara Jesus tres veces.
Vemos a un Simón lleno del Espíritu de Dios, confiado y seguro de
su mensaje.

 

Ahora mismo hay miles de cristianos desorientados porque no saben
qué hacer con sus talentos.

 

Parábola de los talentos

Porque el reino de los cielos es como un hombre que
yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A
uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno
conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. Y el que había
recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros
cinco talentos. Asimismo el que había recibido dos, ganó también
otros dos. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la
tierra, y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo
vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Y
llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco
talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí
tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Y su señor le
dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre
mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegando también
el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me
entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre
ellos. Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has
sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo:
Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no
sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo,
y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es
tuyo. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente,
sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.
Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al
venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.
Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no
tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil
echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el
crujir de dientes. Mat 25:14-30

   

Es triste pero es una realidad, Dios te va a pedir cuentas de tus
talentos: ¿Qué hiciste con el talento de tocar piano? ¿Qué
hiciste con el talento de administrar? ¿Qué hiciste con el
talento de liderar? ¿Qué hiciste con el talento de hacer reír?
¿Qué hiciste con el talento de predicar? ¿Qué hiciste con el
talento de hablar en público? ¿Qué hiciste con el talento de
artista? ¿Qué hiciste con el talento de hacer negocios? Etc, etc.

 

No importa cuál sea el talento que tienes, ponlo al servicio de
Dios. El se encargara de abrir las puertas necesarias.

Aquel que no reconoce que Dios ha puesto en él, el querer como el
hacer por su buena voluntad. Esta negando el diseño de Dios en su
vida. Esa es una manera de enterrar el don o los talentos que
Dios te da.

 

Jesus cierra esta parábola con la enseñanza, es decir toda esta
historia tenía un propósito, y el propósito está en la
conclusión:

 

Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al
que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo
inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y
el crujir de dientes. Mat 25:29-30

 

¿Cómo usas lo que Dios te dio? ¿Estás escondiendo tu talento?

 

Si escondes tu talento, es como si no lo tuvieras. Si usa tu
talento, estas reconociendo y usando lo que Dios te dio.  De
acuerdo a esta parábola se cumple un principio: Cuando pones a
trabajar tu talento, descubres más talentos en ti. Es un
requisito. Debes poner a trabajar tu talento. Por ejemplo, sabes
finanzas y la pones a trabajar, y después descubres que tienes
talentos administrativos.

 

Otro puede ser, pones a trabajar tu talento de tocar un
instrumento y más tarde te das cuenta que puedes dirigir una
orquesta o un grupo de alabanza.

La vida en Dios siempre la vemos desde el punto de vista
espiritual. Y está bien, pero no somos solo espíritu, somos,
espíritu, alma y cuerpo. Así que atletas hijos de Dios, Dios
quiere usar tu talento. Poetas, escritores, guionistas,
banqueros, etc.

 

A Dios se sirve con el talento, no estando metido dentro de una
iglesia y soportando mensajes que te obliga a renunciar a tus
talentos.

 

Ahora solo pide dirección, inteligencia y sabiduría de cómo usar
los talentos que Dios te dio. Busca pastores y siervos de Dios
experimentados y que admires. Alguien del que puedas aprender y
admirar sus talentos y como Dios lo usa para bendecir.

 

Dios te bendiga y oremos unos por otros para practicar el amor
fraternal.

 

Bendiciones

abdielsalas@live.com

Abdiel Salas

Leer Dios produce el querer como el hacer en Blog Cristiano de Abdiel Salas

Posted in Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *