EL FUEGO DE DIOS

El nacimiento de la iglesia de Cristo estuvo ligada con el fuego de Dios.
Hechos 1:15 Por aquel tiempo Pedro se puso de pie en medio de los hermanos (un grupo como de ciento veinte personas estaba reunido allí) 2:1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar. 2 De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados, 3 y se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos.

 Cristo dijo al irse, que iba a mandar a otro Consolador que siempre estaría con nosotros. Y lo mandó en el Pentecostés. Por eso, después que la iglesia nació vino sobre ella el Espíritu Santo de Dios y se les aparecieron lenguas como de fuego. La iglesia nació del agua y del fuego, al igual que Cristo, en uno de sus salmos David escribió sobre sus nacimientos, en LBA Salmos 139:13 Porque tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre. 15 No estaba oculto de ti mi cuerpo, cuando en secreto fui formado, y entretejido en las profundidades de la tierra. Estos versos hablan sobre los dos nacimientos de Jesús: el primero, del agua, cuando salió del vientre de María. Y el del fuego, cuando bajó a las partes más bajas de la tierra, al infierno y el Espíritu Santo lo levantó de entre los muertos. La iglesia nació del agua con el Bautismo en el agua, y del fuego, con el bautismo de fuego, que sucedió en el Pentecostés. El nacimiento del fuego para Cristo y para la iglesia sucedió por el Espíritu Santo. La iglesia nació con un fluido de fuego.

DESARROLLO
La naturaleza del modelo de la iglesia es tener fuego en sus venas. Porque Dios nos habla a través del fuego, se manifiesta en el fuego y en el hay el fuego de la santidad. Cuando llamó a Moisés, lo hizo a través de una zarza ardiente que no se consumía. En el nacimiento de la iglesia modelo hubieron ciertas características que nosotros, la iglesia de Cristo, debemos tener:

1. CAMBIO DE DIMENSIÓN
Nace con 120 personas. El nacimiento de la iglesia ocurrió con un grupo de 120 personas en un aposento alto. Y nos preguntaremos ¿Por qué con 120 personas? Hay una razón, pero antes, si pudiéramos nosotros decidir una cantidad de personas para comenzar una iglesia quizás diríamos 100, porque esa es la cantidad de ovejas que estaban en el redil que menciona Jesús en el evangelio. ¿Le parece?

UNIDAD
Juntos unánimes Aunque estas eran personas de diferentes lugares, razas y edades estaban unánimes, todas compartían el mismo ánimo. Después que Jesucristo había resucitado y había ascendido al cielo, los cristianos eran perseguidos y pasaron 10 días solos, preocupados y abrumados porque no estaba Cristo y el Espíritu Santo aún no había sido enviado, sin embargo, el mismo ánimo que todos tuvieron fue de prepararse y de esperar en el Dios vivo y por tal actitud, recibieron pronto la respuesta del Señor.

El modelo de la iglesia incluye a la alabanza, porque esta es la encargada de crear la atmósfera que va a atraer la presencia de Dios. Cuando se hacen las cosas de acuerdo al modelo, y hay unidad en la alabanza, la nube de Dios va a llenar toda la casa. La nube representa su presencia. Dejemos afuera de las puertas de la iglesia los problemas y entremos todos con u mismo ánimo, el de adorar a Dios en espíritu y verdad, y el Espíritu Santo va a descender sobre nosotros con su fuego. En su atmósfera hay respuestas y salidas a nuestros problemas, malas situaciones, etc. Tengamos todos el mismo sentir y el mismo propósito, de venir a su casa a buscar su rostro.

EVIDENCIA LO SECRETO EN EL CAMPAMENTO
Cuando la nube desciende, el Señor habla. Dice la palabra que llamó a Aarón y Miriam, y el propósito de que la nube bajara era para evidenciar lo que se hacía en oculto, los pecados escondidos en el campamento. Ellos habían murmurado de Moisés y el Dios vivo y celoso había escuchado.

DEFIENDE Y PROTEGE A LOS SIERVOS
El Señor llamó a los tres hermanos, dos involucrados en una murmuración, y el injuriado, Moisés; y el Señor tomó parte por el de mayor autoridad, por su amigo y lo defendió. Dios es justo, y a los ministros que el da autoridad los defiende y los protege, aún de sus propios hermanos. En muchas ocasiones nos han acusado de cometer ciertas acciones injustamente, pero confiemos, porque la nube de Dios nos va a defender, lo que hay que lograr es que la nube de Dios descienda.

HAY PERDÓN
Dios defendió e hizo justicia a Moisés de lo que sus hermanos habían murmurado y Moisés los perdonó. Cuando la nube de Dios desciende, se mueve el perdón, de Dios hacia los hombres y de los hombres hacia otros hombres.

DEJÓ EVIDENCIA DE LOS LEPROSOS
Cuando la nube se retiró, Miriam o María estaba blanca por la lepra. La lepra representa los problemas con la carne. La Biblia da una lista de las obras de la carne que causan lepra espiritual: R60 Gálatas 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Miriam cayó en la obra de la murmuración, celos, envidia y no tuvo temor de Dios. El Señor es santo, y la santidad va a evidenciar lo que no es limpio, porque ser santos es ser limpios. Cuando la nube desciende, evidencia en las personas que practican las obras de la carne, la lepra espiritual.

VA A HABER DISCIPLINA
Cuando el Señor evidencia un pecado, no es para destruir a las personas sino para corregirlas y disciplinarlas. Porque dice la Biblia R60 Hebreos 12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. Moisés disciplinó a Miriam sacándola del campamento durante siete días, el tiempo reglamentario para que fuera ministrada y limpiada de la lepra. Tuvo que aprender con la disciplina a respetar y sujetarse a la autoridad, y después de esto, nunca más se lee en la Biblia que Miriam haya murmurado otra vez. La disciplina es hacer lo que uno no quiere para después hacer lo que uno quiere.

MUESTRA MISERICORDIA / DETIENE CAMPAMENTO
Dios ama hacer misericordia, y esa misericordia se refleja en sus leyes y disposiciones. Aunque María había pecado, y había sido disciplinada afuera del campamento, no la dejaron abandonada en el desierto para que fuera santificada de su lepra, sino que la esperaron, y hasta que estuvo limpia se movieron todos de lugar. Se detuvo el campamento por misericordia, hasta que María se restauró y volvió al campamento. Eran un solo pueblo, un solo equipo. Necesitamos que la nube de Dios descienda sobre el campamento.

3. FUEGO EN LAS VENAS
Casa llena con lenguas como de fuego Otra característica de la iglesia modelo es el fuego que había en sus venas, en las lenguas como de fuego del Espíritu que hablaban y en todas las cosas que hacían. Tenían fuego y pasión por Jesús y su obra. Lo normal de la iglesia es que tenga fuego, porque así fue su nacimiento. Dice la Biblia que para que se manifestaran las lenguas como de fuego, la casa estaba llena. El fuego de Dios atraerá a muchas personas a la presencia de Dios, y llenará la casa. Cuando sentimos el fuego del Señor en nuestras venas y huesos, no podemos resistirlo.
Fuego extraño: causa juicio. Ejemplo, los hijos de Aarón, Nadab y Abiú.
R60 Levítico 10:1 Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó.
Ellos ofrecieron un fuego extraño delante de la presencia del Señor y esto les trajo juicio. Dios mandó un fuego que los consumió en el acto.

Fuego mundano: causa apostasía.
R60 Mateo 26:75 Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente.
Pedro, apóstol de Jesús, se calentó con el fuego del mundo y esto lo llevó a negar y a darle la espalda a Jesús. El permitió que ese fuego del mundo lo separara del Señor. El fuego del mundo siempre va a estimular al pecado y a darle la espalda la Señor.

Fuego fingido: causa religión.
LBLA Mateo 23:2 diciendo: Los escribas y los fariseos se han sentado en la cátedra de Moisés. 3 De modo que haced y observad todo lo que os digan; pero no hagáis conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hacen.
Los Fariseos, conocedores de la ley, los catalogaba Jesús de religiosos. Ellos tenían un fuego fingido, por eso nos decía Jesús que hiciéramos lo que ellos decían, pero que no hiciéramos lo que ellos hacían.

Fuego de Dios: causa devoción
Erróneamente se piensa que el que tiene fuego es el que tiembla o vibra. R60 Lucas 24:49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. Y el poder que iban a recibir, no era para echar fuera demonios (ya lo habían estado haciendo) sino era el poder del fuego de santidad, una pasión por Cristo.

La diferencia en un culto, en una prédica la va a hacer el fuego de Dios que se tenga. A veces alguien trae un buen tema, tiene buena voz para predicar, tiene sacerdocio, etc. pero la gente sale igual, no produce ningún cambio en ellos porque no tuvo fuego, pasión. Hay un animalito que tiene luz, pero no calienta ni enciende nada, es la luciérnaga, que tiene luz pero no tiene fuego. No seamos como luciérnagas, que solo aparentan o tienen un poco de luz, sino que extendamos en otros el fuego de Dios que tenemos.

Son dos cosas diferentes la llenura del Espíritu Santo con el Bautismo en Espíritu Santo y fuego. La llenura es una visitación temporal del Espíritu Santo que habilita con un propósito determinado. Por ejemplo, Elizabeth fue llena del Espíritu y alabó a Dios cuando se dio cuenta del nacimiento de Jesús, e igualmente Zacarías fue lleno del Espíritu y profetizó. Y el Bautismo en el Espíritu Santo y fuego es la total y permanente sumersión que habilita en los dones espirituales, en la santidad a Dios, en la justicia… nos hace partícipes de la naturaleza divina.

Otra característica de la iglesia modelo es el fuego que había en sus venas, en las lenguas como de fuego del Espíritu que hablaban y en todas las cosas que hacían. Tenían fuego y pasión por Jesús y su obra. Lo normal de la iglesia es que tenga fuego, porque así fue su nacimiento. Todos tenemos, como la iglesia de Cristo, el fuego de Dios en nuestras venas; hay sin embargo, algunos que son como hogueras o zarzas ardientes y otros que son como veladoras o pábilos a punto de apagarse que ya humean porque no tienen mucho fuego ya. Hay muchos fuegos y las diferencias entre ellos y lo que causan es grande, por ejemplo un fuego no controlado causa tragedias.

Fuego extraño: causa juicio. Ejemplo, los hijos de Aarón, Nadab y Abiú.
Fuego mundano: causa apostasía. Ejemplo, el apóstol Pedro
Fuego fingido: causa religión. Ejemplo, los fariseos y saduceos
Fuego de Dios: causa devoción, Ejemplo, nosotros

No seamos como luciérnagas, que solo aparentan o tienen un poco de luz, sino que extendamos en otros el fuego de Dios que tenemos. Porque ya tenemos el fuego de Dios en nosotros. Necesitamos tener este fuego encendido. Ahora estamos en un nuevo pacto, y Dios nos insta a realizar un culto racional, donde nos subamos voluntariamente al altar y seamos ofrendas encendidas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>