Guarda tu corazón

Prov 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

Si bien este versículo tiene muchas aplicaciones quisiera darle un enfoque sentimental, ya que muchos jovenes (incluyendome) alguna vez hemos sido lastimados por alguien. Entonces ¿cómo guardar el corazón?:

Es interesante ver que la palabra dice que el corazón se debe guardar por sobre todas las cosas y como lo relaciona con la vida.

El corazón es entonces lo más valioso que como humanos podemos tener y no es para menos, ¿Porqué mana la vida de Él? porque cuando aceptamos a Cristo lo hacemos con el corazón, cuando confiamos en fé lo hacemos también con el corazón.

¿De qué debemos guardar nuestro corazón?
De todo aquello sin virtud: tristeza, ira, depresión, rencor. Casualmente estas  cosas tienen algo en común: Estan la mayoria de las veces presentes cuando una relación sentimental termina.

¿Como devieramos cuidar nuestro corazón para enfrentar estos momentos?
Dificilmente puedes prepararte, pero toma ciertas medidas para cuidar tu corazón:

Las relaciones sentimentales con personas no creyentes suelen terminar mal, porque son personas que no tienen a Dios, que aun no conocen el amor real de Dios y tampoco tienen temor de Él, por lo que es facil resultar engañado y lastimado por una persona así, ya sean hombres o mujeres.

Cuando eso pasa es el momento de hacer un alto, pues cualquier sentimiento encontrado puede hacer salir lo peor de nosotros e incluso aun conociendo la Palabra de Dios corremos el riezgo de terminar lastimando a alguien de la misma forma que lo han hecho con nosotros e incluso con el agraviante de alejarlos de Dios perdiendo la posibilidad de acercarlos a la verdad.

Por otro lado, el crear lazos con una persona cristiana tampoco es garantía de que no seremos lastimados. Puede que las cosas no funcionen, por cuestiones de familia, tradiciones, costumbres, formas de pensar, metas, sueños, mil cosas que pueden hacer que algo no funcione.

Cuida tu corazón creando amistades, dejando en claro tus sueños, tus metas y sobre todo que tengas bien claro cual es el deseo más grande de tu corazón, que sin duda Dios lo sabe bien y debes esperar lo que el tiene preparado para ti.

¿Y si ya me lastimaron?
Cuando eso pasa es difícil tener las palabras correctas, pero te escribo como quien ha pasado por esos momentos, cuando la persona que creistes era la correcta resulta no serlo. De un momento a otro parece que has desperdiciado tanto tiempo en esa persona para nada, que no hay nadie mas para tí y se acabó. Cuanto más palabras de ánimo te dicen, parece que menos sentido tienen.

Pero te digo algo: Sujetate de la palabra de Dios, con todas tus fuerzas, puedes perder el rumbo en todo, menos en buscar su presencia. Dios tiene promesas para cada uno, y aunque en un momento como ese puede resultar difícil creerlas se paciente, haz un alto y mira. Todo pasará menos su amor, por tanto te digo que aunque sea difícil avanzar en la tormenta sujetate de su palabra, como cuando un niño comienza a usar la bicicleta y se aferra con todas sus fuerzas del manubrio. Él es quién nos dará una nueva dirección. Solo tienes que estar atento…

Ahora bien proponte a ti mismo guardar tu corazón hasta que el Señor cumpla en tí todos sus propósitos =)

Atte.
Carlitows…

Necesitas que alguien ore por ti?? Nosotros lo hacemos.. haz click aqui Cuentanos tu historia aqui.. Queremos saber de ti!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>