LA ADORACIÓN DE CAÍN


Introducción: Los diferentes pueblos del mundo tienen su culto, algunos adoran la tierra, otros al sol, otros adoran animales, otros aunque reconocen a Dios, quieren adorarlo a su manera, otros quieren tener un “dios” de acuerdo a sus preferencias. En el corazón del hombre está la necesidad de adorar, pues es una facultad del espíritu creado por Dios, y es Dios mismo quien nos enseña cómo hacerlo y qué debemos evitar…      

(Pastores Gonzalo y Andrea Sanabria)

I.   ES AQUELLA INSPIRADA EN LA RAZÓN DEL HOMBRE, GÉN. 4:1-5a.    

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo,  que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas,  de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya”.
A.    Caín significa: herrero, obrero, artesano, adquisición.

Nota: Este significado se relaciona con uno de sus descendientes: “Tubal-caín, herrero y forjador de toda obra de bronce y de hierro”, porque nuestra descendencia es influenciada directamente por los padres. Es interesante que el oficio de Abel “pastor de ovejas” se haya considerado como símbolo de contemplación y devoción.     
  
B.    Caín concluyó que podía adorar a su manera.               
Nota: Caín trajo del fruto de la tierra, y Abel de los primogénitos de sus ovejas (y lo mejor). Sus padres les habían instruido acerca de la adoración a Dios, ellos sabían que era a través del sacrificio (derramamiento de sangre), pues sus padres fueron vestidos con pieles de animales después de su pecado. Abel agrado a Dios por su fe: (Heb. 11:4) Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín”, entonces se destaca la fe de Abel en el sacrificio (que implica muerte), pero Caín lo hizo a su manera, con el fruto de la tierra.
C.   El hombre puede acercarse a Dios a través de la fe en Jesucristo.
Nota: No es por cualidades humanas, no es por obras, no es por el liderazgo o ministerio que nos podemos acercar a Dios, es porque Jesús “nos abrió un camino nuevo y vivo por su sangre” y podemos entrar delante del Dios todopoderoso.  
II.  ES AQUELLA MEZCLADA CON ORGULLO Y ENOJO, GÉN. 4:5b-8. 

“Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató”.
A.    El modelo para acercarse a Dios es a través del Cordero
Nota: Lo que significa reconocer mi condición, es despojarse del orgullo y de toda actitud altiva, para reconocer el pecado y aceptar el perdón que sólo se encuentra en Jesucristo el Señor.
Nota: La altivez es una actitud que ha perseguido a la humanidad en los diferentes tiempos, o acaso la teoría de la evolución, el humanismo, la ilustración y la filosofía en general, no son manifestaciones del corazón humano que quiere vivir sin conciencia de un Dios creador y santo. El hombre busca incesantemente la verdad, respuestas a su origen y destino, pero el único que es el camino, la verdad y la vida, se llama Jesucristo nuestro Señor.  
      
B.    Se requiere un corazón humilde para aceptar los errores y someterse a Dios.                       
Nota: Caín se llenó de ira, y el pecado acechaba como una fiera para saltar sobre él, y allí estaba Dios para aconsejarlo, para advertirlo, pero finalmente era su decisión, y planeó el mal contra su hermano Abel, y lo mató. Dice la Escritura: “Las obras de Caín eran malas, las de su hermano justas”, por eso la adoración va más allá del culto en el templo, la adoración se expresa en nuestra vida diaria, en la casa, en el trabajo, en el colegio, nuestras acciones nacidas de un corazón recto que quiere agradar a Dios.   
III.   ES AQUELLA QUE PROMUEVE UNA GENERACIÓN PERVERSA.        
A.    Lamec, descendiente de Caín, inicia una práctica inmoral (vrs. 19).
“Y Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de la una fue Ada, y el nombre de la otra, Zila”.
Nota: Ese no fue el modelo enseñado por Dios, no era el ejemplo de sus padres, él hizo algo menospreciando el modelo divino, Lamec hace honor a su nombre pues significa: pobre, humillado o hecho vil. Que lástima que su antepasado Caín fue el primer homicida y ahora él es el primero en iniciar la bigamia (tener dos mujeres).  
 
B.  Ésta generación tomó varios oficios, pero no invocaba a Dios, vrs. 20-22

“Y Ada dio a luz a Jabal, el cual fue padre de los que habitan en tiendas y crían ganados. Y el nombre de su hermano fue Jubal,  el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta. Y Zila también dio a luz a Tubal-caín, artífice de toda obra de bronce y de hierro; y la hermana de Tubal-caín fue Naama”.
Nota: El nombre Jubal significa “el que toca música”, y dice que “fue padre de todos los que tocan arpa y flauta”, fue inventor del arpa y el primer compositor musical, pero eran músicos para sí mismos, sensuales, músicos para una generación sin Dios, cantaban pero no adoraban. El Espíritu Santo a través del Apóstol Judas hablando de los falsos maestros en la Escritura dice: “hombres impíos que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, pues han seguido el camino de Caín(Judas 4, 11).
Nota: El nombre Tubal-caín significa “posesión mundana”, “poseído de confusión”, y en otras versiones dice que fue “forjador de instrumentos cortantes de bronce y de hierro”. En la R.V. dice “artífice” de un término hebreo que traduce: martillar, afilar, navaja. Posiblemente dio origen a la industria de las armas. Hablamos de una generación que no adoraba a Dios, ni tenía temor de él.   
C.    La actitud homicida y agresiva de Caín se multiplicó en Lamec (vrs. 23-24).

“Y dijo Lamec a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; Mujeres de Lamec, escuchad mi dicho: Que un varón mataré por mi herida, y un joven por mi golpe. Si siete veces será vengado Caín, Lamec en verdad setenta veces siete lo será”.
Nota: Lo que acabamos de leer algunos lo llaman “el canto de la espada”, Lamec se jacta de su violencia. Pero hoy sabemos que el amor de Dios debe impulsar nuestros corazones para todas nuestras acciones. Leamos 1 Juan 3:12, y vemos que Caín era del maligno y sus obras eran malas, él no amaba a su hermano, lo odiaba, le tenía envidia, su resentimiento se convirtió en deseos de venganza hasta matarlo; pero nosotros somos hijos de Dios, 1 Juan 3:14-15, con la capacidad de amar a Dios y a sus hijos, nuestros hermanos, y al prójimo, y en esto se resume toda la ley: “amarás al Señor tu Dios con toda tu mente, con todo tu corazón, con toda tu alma, y a tu prójimo como a ti mismo”. Ésta es la verdadera adoración.

Conclusión: En contraste con la adoración de Caín, Dios destaca la adoración de Abel, pues estaba basada en la fe, en el Cordero, en su vida justa, y en el temor de Dios, el Señor nos está llamando, no a un momento de adoración, sino a una vida de adoración que resplandece en todo momento y en todo lugar donde estemos, donde los motivos del corazón son impulsados por el amor de Dios.  

Te invitamos a leer “LIBRES PARA ADORAR” en: http://estudiosysermones.blogspot.com/2012/08/libres-para-adorar.html
Posted in Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *