Finanzas Cristianas

¿Cuánto es para ti suficiente?

cuanto-es-suficiente-Biblia

¿Cuánto realmente es suficiente para ti suficiente? “…LA VIDA NO DEPENDE DEL POSEER MUCHAS COSAS” (Lucas 12:15 DHH) Para ti, ¿qué significa “la buena vida”? ¿Conducir el coche más rápido? ¿Tener la casa más grande? ¿Ir a la última moda y tener el trabajo de más prestigio? La forma de ver las cosas de Dios es muy diferente de la nuestra. Jesús dijo: “Cuídense de toda avaricia; porque la vida no depende del poseer muchas cosas” (Lucas 12:15 DHH). G. K. Chesterton afirmó: “Hay dos formas de conseguir lo suficiente. Una es acumular cada vez más y la otra, desear ...

Leer más »

Las 4 clases de dadores en la Biblia – Parte 4

“…ABRIÓ JOSÉ TODOS LOS GRANEROS… Y LO VENDÍA A LOS EGIPCIOS…” (Génesis 41:56) Las 4 clases de dadores en la Biblia – Parte 4 Los Dadores de granero Dios usó a José para alimentar a las naciones en una época de hambruna en la tierra. Cuando los consejeros del faraón no pudieron interpretar su sueño, José lo hizo. De hecho, le propuso un plan a Faraón que no sólo alimentaría el país de Egipto durante los siete años de hambre, sino también al resto del mundo; y además, el faraón saldría de aquella crisis mucho más enriquecido. Cuando sirves a ...

Leer más »

Dar – ¡Naciste para eso!

“…PORQUE DIOS AMA AL DADOR ALEGRE” (2 Corintios 9:7b) Dar – ¡Naciste para eso! Un niño que acababa de aprender a atarse los cordones de los zapatos, se puso a llorar; entonces su madre le preguntó: “¿Te cuesta tanto hacerlo?”. “No”, sollozó, “pero lo que pasa es que ahora lo tendré que hacer siempre”. Pensando en dar, ¿es así como te sientesí Quieres aprender, sí, pero no estás seguro si quieres hacerlo por el resto de tu vida. Unas golondrinas estaban enseñando a sus polluelos a volar desde un árbol cuya rama estaba por encima de un lago. Una por una, fueron empujando a sus crías hacia ...

Leer más »

El Preocuparse de los que Dios se preocupa

“…ATENDER… A LAS VIUDAS” (Santiago 1:27) El Preocuparse de los que Dios se preocupa Miriam Neff escribe: “Después de la partida de mi esposo Bob al cielo… cambió mi vida: mi calendario, mis finanzas… el contenido del frigorífico y la mirada de mis hijos cuando venían a verme durante sus vacaciones. Mi casa está hora más desordenada; apenas me maquillo… y hay otros cambios demasiado íntimos para compartir. La soledad y el aislamiento no son palabras que expresan lo suficiente nuestro sentir… las viudas sufrimos tantas cosas por primera vez que ya hemos dejado de contarlas… Como viuda, me he ...

Leer más »